Caución y crédito: esperan un crecimiento real en 2017

7361 [Converted]-01

Los empresarios proyectan un ambiente favorable para estos negocios, con un crecimiento que superará el nivel inflacionario. Entretanto, desarrollan planes para difundir los productos y llegar a nuevos clientes.

El 2017 arrancó con optimismo en relación a los negocios de caución y crédito. Los empresarios avizoran un año en el que el crecimiento de la actividad va a superar a la inflación y se entusiasman con los ingresos que pueden provenir de la obra pública de cara a las elecciones de medio término de octubre.

Mariano Nimo, gerente general de Afianzadora Seguros de Caución, sostuvo que “el crecimiento económico será muy importante y está formalmente reflejado en el presupuesto nacional aprobado en el Congreso con las partidas asignadas para la obra pública, que son superiores en un 65% al incremento de los gastos en general”.

Como puntualizó el empresario, esto será muy positivo para el negocio de seguros de caución, dado que existe una estrecha relación entre el rubro y los proyectos de infraestructura cuando el principal inversor es el Estado nacional y su traducción inmediata en requerimientos de garantías varias.

“Plan Belgrano, Plan Patagonia, Plan Agua Potable, Plan Ferroviario Norte, Soterramiento, Represas, son todos proyectos de infraestructura que buscan generar mayor calidad de vida a los ciudadanos y brindar mejores condiciones de competitividad a la economía”, destacó Nimo.

El ejecutivo agregó que las elecciones de octubre serán un impulso extra en este aspecto: “La obra pública es siempre una gran tentación para el gobierno de turno y creemos que esta no será la excepción. Las elecciones fomentan la participación y seguramente este segmento irá levantando temperatura en directa proporción a la necesidad de reactivación de la economía”.

Antonio de Vedia, vicepresidente de Cauciones Seguros, también enfatizó la importancia que va a tener para el negocio de caución el papel activo que el Gobierno está teniendo en cuanto a la obra pública y sostuvo que la apuesta en infraestructura no se debe sólo a las próximas elecciones, sino que prevé que el crecimiento continúe fluyendo durante los siguientes años.

“La obra pública tradicional será el negocio base del desarrollo esperado para los años venideros. Si bien hubo demoras en los lanzamientos, el 2017 se inició con un buen flujo entre licitaciones y firmas de contratos, tanto en la capital como en el interior del país”, puntualizó De Vedia.

Martín Moar, director comercial de ACG, coincidió con que las elecciones siempre inyectan la inversión en obra pública: “Este Gobierno no será la excepción. Aún así debe reconocerse que se viene trabajando en el tema desde hace tiempo y puede verse en la cantidad de licitaciones y proyectos firmados durante los últimos meses. El Gobierno está centrado en mostrar que sí se está ocupando y que busca dar cuenta de los resultados lo antes posible”.

Los ejecutivos esperan que el impulso para el crecimiento del sector no sólo provenga de la obra pública, sino también de la inversión privada

Para Moar, “el atraso de infraestructura que tiene el país, en cuanto a carreteras, energías renovables, obras ferroviarias, será el motor que acelerará el crecimiento económico y, en consecuencia, el negocio de seguro de caución”.

“Esperamos que haya cambios favorables que puedan revertir las variables preocupantes y que logremos que el país salga adelante. El mercado de caución tiene buenos márgenes de rentabilidad, pero la tendencia que se percibe no es tan positiva como deseamos”, agregó el ejecutivo.

“A partir del 2018 se espera el desarrollo de un proyecto de comunión entre lo público y lo privado que puede dar buenos frutos. La concreción de este proyecto tardará en darse, pero es un esquema nuevo que será productivo”, indicó, por su parte, De Vedia.

Nimo coincidió en el tono optimista de cara al futuro: “La inversión privada ha comenzado a girar con mayor fluidez y esperamos un mayor volumen en los años venideros que motorizará un segmento ausente desde hace tiempo, la inversión extranjera directa”.

El repunte esperado en el sector también se verá favorecido por otros factores tales como las garantías aduaneras. Respecto a este punto, el gerente general de Afianzadora sostuvo que “una política de comercio exterior más racional generará mejores condiciones para el segmento aduanero. Claramente, las garantías aduaneras no van a recuperar el protagonismo que supieron tener en el pasado, pero una posición de mayor apertura del actual gobierno y una incesante búsqueda de mercados externos para nuestros productos, auguran una lenta pero constante recuperación”.

En definitiva, como sintetizó De Vedia, todos estos factores hacen que para este 2017 se esperen resultados reales que vayan por arriba de la inflación y no por debajo, como durante los últimos cinco años.

Buscando ampliar el negocio

Más allá del impulso que el negocio puede recibir por parte de la inversión pública y privada en obras de infraestructura, las compañías vienen trabajando para ampliar la llegada de este segmento a nuevos clientes.

En este sentido, Afianzadora, por ejemplo, viene avanzando en su alianza con QBE Seguros La Buenos Aires. “Esta alianza será prioritaria durante este año. Profundizaremos el acuerdo comercial en los principales nodos del interior del país y seguiremos apostando fuerte a la capacitación como herramienta de difusión, para lograr una mayor penetración del producto en la actividad privada”, destacó Nimo.

En relación a este último punto, la compañía lanzó Escuela de caución, una iniciativa que ofrece a los interlocutores del negocio seis módulos de capacitación que recorren las distintas aristas esenciales del rubro.

La aseguradora también procura seguir diseñando estrategias vinculadas a los cuatro pilares de su proyecto empresarial: recursos humanos, tecnología, alianzas y capacitación. “Buscaremos la ampliación del universo de nuestro negocio a través de acciones que incrementen la cultura aseguradora en nuestro segmento”, explicó el gerente general.

Según Nimo, la idea para este 2017 es profundizar el modelo de compañía especialista, ofreciendo las últimas herramientas tecnológicas para una eficiente administración del negocio.

En Cauciones apuestan a seguir brindando mejores servicios con los productos tradicionales. Y la compañía también está buscando llegar a nuevos mercados. Este año abrió una filial en Montevideo, Uruguay, convirtiéndose en la primera compañía especializada establecida en el país vecino.

Por su parte, ACG se enfoca en el cliente, dado que el mercado de caución no ha necesitado diseñar nuevos productos, porque no hay nuevas reglamentaciones ni contratos que generen ese tipo de demanda.

Como señaló Moar, apuntan a “crecer en el interior del país y fortalecer las redes de comunicación para lograr un servicio mejorado, con velocidad y calidad de respuesta. Nuestro objetivo es cumplir con la cobertura, tener buena predisposición y no generar errores”.

Seguros de crédito

En seguros de crédito se espera que el crecimiento continúe en este 2017, teniendo en cuenta que el mercado tiene aún un importante potencial de expansión a causa de su inmadurez.

Salvador Pérsico, gerente general de Coface, indicó que el 2016 fue un año duro pero la expectativa para el corriente es mejor: “Se espera que el país reactive el crecimiento y coseche los frutos de las reformas que hizo el nuevo gobierno. Venimos de un año difícil, pero el Indec acaba de anunciar que en el último trimestre empezó a cambiar la tendencia. Esperamos que el crecimiento sea más acelerado y sostenido, no con volatilidad como venimos experimentando en los años anteriores”.

“Las medidas impulsadas por el Gobierno ayudaron a incrementar la calificación de riesgo país para Argentina, un aspecto importante dado que se mejora la visión que tienen de nosotros en el exterior y, en consecuencia, la calificación de las empresas. La suscripción sobre Argentina, entonces, se va normalizando, sobre todo después del gran default del 2014”, agregó el ejecutivo.

Según Pérsico, el crecimiento que se espera en el seguro de crédito para este año será “consecuencia del empuje de las coberturas domésticas de sectores que funcionan a la perfección como el agrícola y el agroalimentario”.

En cuanto a las exportaciones, su volumen no se desarrolló como se esperaba en los últimos diez años, pero se espera que en el nuevo contexto económico empiecen a traccionar el negocio.

Como señaló Juan Martín Devoto, gerente general de InSur, “hubo un muy buen desarrollo del seguro de crédito doméstico y estaríamos retornando a muy buenos niveles de seguro de crédito a la exportación, producto de la vuelta a los mercados de la Argentina”.

“El cambio de gobierno ha generado certidumbre en el exterior, algo que nos beneficia, porque nuestro producto es esencialmente trabajo entre empresas y esto nos da un ámbito de trabajo que no teníamos. Se había concentrado demasiado en el mercado doméstico. Hoy mantenemos eso y se nos abre la salida al exterior”, añadió.

En este sentido, el ejecutivo considera que los sectores que prometen un mayor crecimiento de las ventas externas en este 2017 son los relacionados con el agro y la maquinaria agrícola y también a las bebidas alcohólicas, como el vino.

El nuevo contexto económico también plantea algunos riesgos para el negocio, como la siniestralidad que puede generar un ingreso excesivo de importaciones: “Espero que el Gobierno sea maduro y trate de regular entendiendo que la vuelta al mundo implica proteger algunas industrias, al menos en el corto plazo, generando las condiciones para que vuelvan a ser competitivas y ayudarlas para eso. Es importante, para nosotros, que el cambio no sea drástico. Por ejemplo, con las laptops, algunos sectores se vuelven inviables, produciendo siniestralidad. No lo hemos advertido en su mayoría, pero creo que si la apertura es total, habrá bastante sufrimiento en algunas empresas locales”.

Mientras tanto, las compañías continúan desarrollando planes para mejorar su servicio y llegar a nuevos clientes.

Coface decidió invertir en tecnología para mejorar el proceso de gestión y de atención a los usuarios. “Destinamos una gran suma al sector tecnológico para lograr incrementar la calidad en los servicios de gestión de pólizas y de Internet. Desarrollamos una app para dispositivos portátiles y seguimos incursionando en el tema para ofrecer más cantidad de facilidades. También estamos explorando nuevos canales de venta para poder penetrar en el mercado”, comentó Pérsico.

En este sentido, la compañía logró alianzas con bancos y ahora cada entidad puede ceder las pólizas a sus clientes para que puedan dar financiamiento a las empresas que lo soliciten. Asimismo, está elaborando un nuevo producto para pymes con mayor flexibilidad y accesibilidad.

En InSur también buscan llegar a nuevos sectores. Devoto destacó que “cada sector es distinto y el seguro de crédito tiene que tener la adaptabilidad a la operatoria de cada asegurado. Estamos abriendo una oficina en Rosario para que podamos tener nuestra apertura nacional. Y con el propósito de que podamos seguir en esta línea en 2018, hemos notado que hay muchas necesidades de cobertura en industrias y sectores relevantes del país y la compañía quiere estar por crédito, asistiendo a los negocios de caución. Se van a complementar nuestros dos ramos para estar en el interior del país”.

El ejecutivo agregó que, hacia el futuro, la idea es “continuar con el crecimiento y desarrollar el producto de crédito, en el que todavía hay un margen grande de crecimiento y mercado para hacerlo, a pesar de que en la Argentina están las tres compañías más grandes del mundo”.

Share Button