Los bancos incrementan los servicios virtuales

bancos

Desde pedir el saldo de una cuenta a través de Facebook, solicitar un préstamo desde la tablet o descontar un cheque tomando una foto con el celular, la oferta de servicios financieros virtuales pareciera no tener límites y lleva a repensar el rol de las sucursales tradicionales y la forma en la que los bancos se relacionan con sus clientes.

En tiempos donde rapidez y sencillez son los atributos más valorados por los usuarios, cada vez más entidades financieras salen al mercado con nuevos desarrollos pensados para prestar servicios de manera virtual, permitiendo a sus clientes operar sin concurrir a una sucursal física.


“Recuperamos el liderazgo en préstamos hipotecarios”

fraga

El titular de la entidad bancaria más grande del país habló sobre el fuerte trabajo que están haciendo para financiar la actividad productiva y la vivienda. Por otro lado, afirmó que es muy optimista con el gradualismo en materia económica aunque reconoció que los resultados no tienen espectacularidad.

Economista de trayectoria, empresario, ganadero y hombre de confianza del presidente Mauricio Macri, Javier González Fraga asumió la presidencia de Banco Nación (BNA) en enero de este año, luego de la salida de Carlos Melconian. En los primeros meses de su mandato le dio prioridad al crédito hipotecario –mediante la incorporación de la entidad a la modalidad UVA y al ProCreAr– y al préstamo para pymes y emprendedores.


Crece el interés por las criptomonedas

criptomonedas

Hace pocos años, tener dinero digital parecía propio de los fanáticos de la tecnología. Hoy, el mercado creció y las monedas digitales se usan no sólo como una alternativa de inversión sino también como medio de pago y transferencias.

Hace algunos años las criptomonedas aparecieron en el escenario global, con bitcoin –la más conocida, pero no la única– a la cabeza. Primero, estuvieron restringidas a un entorno muy específico: generalmente, los fanáticos de la tecnología y la innovación. Luego, empezaron a despertar el interés de inversores muy sofisticados que especulaban con ganar ante una posible suba en el precio. Ahora, cada vez más, las criptomonedas están al alcance de todas las personas y ya no se usan solamente como alternativa de inversión sino también como medio de pago y transferencias.


Los microcréditos buscan dar un nuevo salto

microcreditos

Desde el sector aseguran que el actual gobierno promueve el segmento y que hay mucho margen para crecer. Destacan las iniciativas que se vienen llevando adelante y se entusiasman con el futuro.

Los especialistas de instituciones de microfinanzas reconocen que la Argentina está subdesarrollada con relación a los países de la región, pero coinciden en que se vienen generando las condiciones para dar un nuevo salto y muestran un gran entusiasmo de cara al futuro.

Si bien los sistemas boliviano y peruano son los más desarrollados, las condiciones para el fondeo que existen en el país obligan, en general, a aspirar a un modelo del tipo chileno, con alta participación del sistema financiero tradicional y, en particular, de la banca pública.


Cae la rentabilidad del sistema financiero

Untitled-1

Los primeros meses de 2017 vienen ratificando lo acontecido durante 2016. El ROE se ubicó en torno al 25%, tras haber caído por debajo del 30% el año pasado. En el 2014 había alcanzado el 32,7% y al año siguiente se había mantenido cerca de esa cifra, su mayor nivel de los últimos 15 años.

A contrapelo de lo que muchas personas podrían inferir, bajo el actual gobierno la rentabilidad del sistema financiero en la Argentina sufrió un retroceso con relación a lo acontecido durante la gestión anterior. Según datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA), el ROE (return on equity) del sistema financiero alcanzó en 2014 un 32,7% y un 32,4% en 2015, las cifras más altas de los últimos 15 años y una rentabilidad muy superior a la del resto de los sectores de la economía. Durante 2016, sin embargo, esa cifra se redujo hasta un 29,6%, volviendo a ubicarse por debajo de la línea del 30% y con tendencia a la baja: en los primeros tres meses de este año, el indicador sufrió una caída pronunciada, llegando a un 25,4% en enero, 22,3% en febrero y 25,0% en marzo.