Metas de inflación: ¿Éxito o fracaso? Leer más >


El humanismo es la principal carta

Alejandro Simón, CEO de Sancor Seguros

Concebimos el prestigio como una resultante de las diferentes acciones que venimos realizando en el devenir de nuestros negocios cotidianos. Hoy tenemos el 10,01% de participación en un mercado que tiene 170 empresas. Hace 6 años que estamos en el primer lugar. No hay otra aseguradora que haya tenido una penetración tan alta.


Solvencia, compromiso y rapidez en la liquidación de los siniestros

Gastón Schisano, Gerente General de BBVA Seguros

A lo largo del tiempo venimos trabajando en varios pilares que consideramos claves a la hora de generar prestigio. En primer lugar tratamos de ser una compañía con una porción de solvencia patrimonial y financiera importante. De esta forma podemos mostrar que desde la prima, menos los siniestros y las comisiones, ganamos dinero y lo hacemos independientemente de resultados financieros, cosa que en Argentina no es algo muy habitual.


Calidad en las prestaciones y rápida atención

Julio Fraomeni, Presidente de Galeno

El concepto general de la compañía tanto en salud como en ART y Life ha sido siempre apuntar a la calidad desde el máximo nivel que se pueda y eso es seguir el día a día de la medicina, de las actualizaciones técnicas, de las nuevas tecnologías y permitir que la gente se cure más rápido y de la mejor manera posible.


El prestigio de la mejora del servicio

Carlos Mario Guevara, Presidente de Provincia Seguros

Desde Provincia Seguros creemos que la clave para ganar prestigio se encuentra en el servicio. Entendemos que si nosotros damos un buen servicio vamos a capitalizar al asegurado y a convertirlo en recomendaciones o en renovaciones, es decir, el cliente permanece en la compañía y puede reclamar más coberturas que las que tenía. Para ello, es fundamental tener las herramientas necesarias que nos permitan tener una mayor calidad y cercanía con el usuario.


Una tarea para todas las áreas

Pedro Mirante, CEO de Mercantil Andina

Buscando una definición propia, encuentro que: “prestigio es la consecuencia de hacer las cosas muy bien a lo largo del tiempo”. Cuando se tiene prestigio la persona es valorada, escuchada, formadora de opinión. Aplicada a una empresa comercial, cuando se tiene prestigio, sus productos son requeridos y la venta se facilita. Por otra parte, es difícil alcanzarlo y rápido de perderlo. Es por eso que hay que prestar mucha atención a los distintos aspectos que hacen al desenvolvimiento de una empresa, y no sólo el área comercial sino todas las áreas deben funcionar coordinadamente y con los valores que hacen que uno detente prestigio, como, por ejemplo, relaciones de largo plazo, austeridad, innovación, cumplimiento, transparencia, responsabilidad y orientación al cliente.