Caución y crédito: buenas perspectivas para el 2018

Los empresarios del sector esperan lograr un crecimiento similar al del año pasado, con el impulso de la obra pública y las exportaciones. También apuestan a los nuevos negocios que vienen surgiendo de la mano de los proyectos de Participación Público Privada (PPP) y las garantías inmobiliarias y judiciales.

Tras un 2017 con buenos números, el sector de seguros de caución y crédito proyecta mantener el crecimiento durante este año. Se espera que la obra pública y las exportaciones le den impulso a estos negocios en este 2018.

Mariano Nimo, gerente general de Afianzadora Seguros de Caución, sostuvo que proyectan un año similar a 2017, con una continuación del gradualismo implementado por la nueva administración. En la compañía estiman que el crecimiento para este año será cercano al 28% en valores nominales.

Para el directivo, la construcción seguirá siendo la locomotora del crecimiento, con la fuerte intervención del Estado a través de la obra pública. “La Participación Público Privada (PPP) y los proyectos de energías renovables con sus negocios satélites van a ser algunos de los sectores relevantes para el mercado en el transcurso de este año”, afirmó.

En la misma línea, Santiago Seigneur y Agustín Giménez, directores ejecutivos de Fianzas y Crédito Compañía de Seguros, manifestaron un gran optimismo para el 2018. Señalaron que la inversión pública en diferentes áreas de la economía y la PPP serán algunos de los sectores que impulsaran al mercado a aumentar su negocio en un 25%.

“Todos los proyectos relacionados con la obra pública van a seguir teniendo una relevancia significativa. Las inversiones que se están presentando implican un compromiso en torno a los 20.000 millones de dólares en 50 proyectos en diferentes áreas, como energía, salud y corredores viales. Creemos que esto va a ser muy importante para este año”, puntualizó Seigneur.

También en Cauciones Seguros comparten las buenas proyecciones para este nuevo periodo. El vicepresidente de la compañía, Antonio de Vedia, comentó que el 2017 fue el primer año después de un tiempo donde se reflejó un crecimiento real, por encima de la inflación. Para el directivo, el 2018 presentará un desempeño parecido con perspectivas de nuevos productos y demandas.

“Para este año podemos estar creciendo un 10% encima de la inflación. Esto se va a dar principalmente por el aumento de la obra pública, garantías judiciales, la incorporación del mercado inmobiliario de entrega de propiedad horizontal con la modificación del Código Civil y un leve crecimiento en lo que respecta a la aduana”, destacó el directivo.

En Crédito y Caución Compañía de Seguros, Gonzalo Córdoba, su presidente, y Sebastián Guerrero, su vicepresidente, también se mostraron optimistas respecto al aumento de la actividad del sector y afirmaron que en la compañía esperan un alza cercana al 40% en sus operaciones.

“El impulso del crecimiento en los últimos tiempos estuvo dado por las licitaciones de energía renovable y todo lo que se vincula con esos programas. Por ejemplo, para montar un parque eólico se necesitan garantías aduaneras para la importación de turbinas y aspas”, señaló Guerrero.

Córdoba puntualizó que el motor de crecimiento de la compañía continúa siendo el comercio exterior. En ese sentido, el directivo destacó que esas garantías ocupan un 40% de su cartera, mientras la obra pública se encuentra por debajo del 30% y la privada cerca del 20%.

Un tema relevante para el mercado en este 2018 es la puesta en marcha del esquema PPP para la obra pública en el ámbito local. Los directivos se mostraron optimistas respecto a esta nueva modalidad.

“La experiencias en otros países como Perú y Colombia funcionaron. Creemos que hoy a los pliegos que se están presentando hay que hacerles algunos ajustes porque no están tomando la póliza de caución como alternativa para todas las garantías previstas”, comentó Giménez. En este sentido, el directivo indicó que se encuentran en conversaciones con la Superintendencia de Seguros de la Nación para corregir esta situación e ingresar a los proyectos que se presentaron.

Córdoba y Guerrero se mostraron sorprendidos por la decisión de no incluir a las garantías de caución en la primera etapa de las PPP pero están esperanzados de que esta situación pueda cambiar en las siguientes. “Estamos preparados para participar de este tipo de proyectos”, afirmaron.

De Vedia señaló, por su parte, que el crecimiento de los proyectos de PPP será gradual y recién se verá el impacto en los próximos años. En la compañía creen que el sistema tiene posibilidades reales de éxito pero que antes necesita un camino y aceptación por parte de los contratistas e inversores.

En la misma línea, Nimo considera que esto va a generar condiciones para la llegada de las inversiones necesarias al país. “Los procesos licitatorios recién están saliendo al ruedo y se espera un volumen interesante de inversiones que complementará al Estado en su rol predominante en estas cuestiones. Se trata de una complementación que generará buenas oportunidades a las partes involucradas”, añadió.

La ampliación del mercado con nuevos negocios

De cara al futuro, los empresarios se entusiasman con los nuevos negocios que vienen surgiendo de la mano de los proyectos PPP y las garantías inmobiliarias y judiciales.

De Vedia enfatizó que “estamos apostando a mejorar y reequiparnos desde el punto de vista de la formación de la gente y los sistemas operativos y de servicios a los productores. Hemos rearmado algunos equipos técnicos y comerciales que nos permiten comercializar y analizar mejor los negocios más complejos que llegan al mercado, como las PPP o garantías inmobiliarias”.

De acuerdo al ejecutivo, en Cauciones vienen teniendo una participación activa en el desarrollo de las garantías inmobiliarias desde la modificación del Código Civil. Asimismo, están trabajando en las garantías judiciales para identificar las situaciones y alinear los productos en torno a las necesidades. “Le vemos mucho potencial a este segmento. Esto implica llegar a una clientela que antes no era usuaria del seguro de caución”, añadió.

En la misma línea, desde Fianzas y Crédito comentaron que ven como oportunidades de nuevos productos a las PPP y las pólizas obligatorias de propiedad horizontal para compra desde el pozo y emprendimientos inmobiliarios.

En Crédito y Caución destacaron que vienen realizando una tarea de digitalización en todos los sectores de la compañía y que apuntan a poder adecuar los sistemas para la comercialización de las pólizas de forma digital. También anticiparon que lanzarán una aplicación móvil con el objetivo de que los clientes puedan administrar los distintos servicios desde una plataforma más sencilla y accesible.

Por su parte, en Afianzadora adelantaron que se encuentran trabajando en nuevas coberturas que presentarán en los próximos meses, que apuntarán a simplificar la administración de las garantías en el segmento privado. Asimismo, Nimo resaltó que las novedades que trajeron el nuevo Código Civil y Comercial y los proyectos de PPP abren un escenario de oportunidades de negocio que tendrán que ser cubiertos con nuevos esquemas de garantías.

En este contexto, los ejecutivos son muy optimistas de cara al futuro.
“El mercado puede tener grandes oportunidades de crecimiento si nos aseguramos que el crecimiento de la economía argentina sea de un 3% o 4% durante un periodo prolongado”, destacó De Vedia.

“Los años por delante son buenos y la orientación de las medidas económicas es correcta pero resta una etapa fuerte de consolidación en la cual tienen que participar todos los actores de la sociedad. Las medidas que se están tomando tienden a la reactivación de la economía y esto impacta directamente en nuestro negocio”, afirmó Seigneur.

Giménez agregó que a futuro ven un mercado muy competitivo y advirtió sobre el control de los márgenes del negocio, que año tras año decaen.

Por su parte, Nimo dijo que “la penetración del seguro en la economía argentina es mejorable, lo cual nos genera una inmensa oportunidad. Por lo tanto, buscamos una divulgación del producto, principalmente en los segmentos de inversión privada, donde su exigencia no tiene el carácter de obligatoriedad, como sí ocurre con el beneficiario público”.

El directivo añadió que “el gradualismo llegó para quedarse” y que la previsibilidad será un factor fundamental para sostener el crecimiento en el tiempo.

Córdoba también cree que “la actividad del sector va a crecer en el mediano y largo plazo por los temas pendientes en infraestructura que tiene el país. Estos proyectos se van a realizar y serán parte del impulso del mercado. Las perspectivas son buenas y los próximos años van a ser de crecimiento”, enfatizó.

Un 2018 alentador para los seguros de crédito

En el segmento de seguros de crédito también vislumbran un buen ritmo de crecimiento para los próximos meses.

Juan Martín Devoto, gerente general de InSur, destacó que “el sector se encuentra bien, con buenas perspectivas a nivel doméstico, producto de cierta siniestralidad que se dio el año pasado. Este año será positivo y creemos que el crecimiento tendría que estar por encima del 25%, es decir, superando la inflación estimada”.

Para el directivo, el aumento de la demanda de seguros de crédito estará dado por actores que ya están participando del mercado doméstico pero no se encuentran cubiertos.

Salvador Pérsico, gerente general de Coface, indicó que el desempeño del negocio se verá apuntalado por el crecimiento de las exportaciones que esperan para este año. Según el experto, el tipo de cambio más competitivo y el crecimiento del comercio mundial serán los ejes de ese crecimiento: “A nivel mundial, el año pasado el alza estuvo cerca del 4% y creemos que este año estará en niveles similares. Sin lugar a dudas, esto motoriza las exportaciones de todo los países, incluida Argentina”.

El directivo comentó, además, que el crecimiento de un 2,3% de Brasil previsto para este año va a impulsar las exportaciones de origen industrial y, de esta manera, el seguro de crédito se verá favorecido: “Es muy importante el factor Brasil porque es nuestro principal socio comercial. Nosotros perdimos mucho negocio de exportación por la recesión que tuvieron”.

Devoto señaló que también ve como positivo el aumento del tipo de cambio y que espera que esta corrección ayude al aumento del comercio. Para el ejecutivo, alimentos, bebidas y productos del agro van a ser los principales impulsores de los envíos al exterior. Y coincide en que “las perspectivas para Brasil son buenas, con un cambio de gobierno que dejaría atrás un periodo de renuncias, juicios políticos e inestabilidad. Cuando Brasil crece, la Argentina crece. Es automático”.

El directivo añadió que también sigue de cerca la situación de Chile, con el cambio de gobierno. “La oportunidad de consolidar las relaciones nunca fue más clara como en la actualidad. Que tengamos buenas relaciones y que estemos alineados es una puerta de salida grande hacia el Pacífico”.

Por otra parte, Devoto resaltó que en la compañía ven positivamente las modificaciones impulsadas por el gobierno para desburocratizar el Estado, agilizar las cuestiones aduaneras y de comercio exterior y generar las condiciones para que las compañías puedan exportar más.

Para Pérsico, otro factor que favorece el crecimiento del negocio, es que el cambio de gobierno y las políticas implementadas hicieron que la compañía pueda mejorar la calificación de riesgo país de Argentina. Este índice, que mide el peligro promedio que presentan las empresas en sus transacciones de corto plazo en un país, ayudará a aumentar la capacidad de suscripción y de crecimiento del negocio.

Más y mejores servicios

Mientras tanto, en las compañías del segmento vienen trabajando para brindar más y mejores servicios a los clientes y llegar a nuevas empresas.

Devoto puntualizó que “rapidez en la respuesta al cliente y tener el crédito que se necesita son dos aspectos fundamentales en este negocio. Los asegurados tienen que sentir que estamos cerca y que, frente a situaciones como, por ejemplo, la sequía, la compañía está dispuesta a prorrogar plazos, dar alternativas y a no bajar en forma masiva las líneas”.

A su vez, Pérsico adelantó que se encuentran trabajando en el área de productos y servicios con un nuevo contrato de seguro de crédito más sencillo y flexible que permita adaptarse a la medida de los clientes. Este lanzamiento se suma a otros que vienen promoviendo desde la compañía, como la oferta de información comercial a las empresas nacionales o del exterior.

A la hora de llegar a nuevos clientes, el ejecutivo indicó que apuntan “a sectores donde no hay mucha penetración con el seguro de crédito porque no se perciben riesgos altos. Por ejemplo, el farmacéutico, como tiene riesgo bajo, decide no acudir a la cobertura. Donde veamos que hay crecimiento y no hay penetración del seguro vamos a estar presentes”.

Por su parte, Devoto remarcó que, con la apertura de oficinas en Mendoza y Rosario, continúan en la búsqueda de nuevos clientes y apuntan a sectores como el industrial, el de las pymes y también el farmacéutico. En ese sentido, creen que la adopción de seguros de crédito en las pequeñas y medianas empresas junto al trabajo con empresas del interior es algo pendiente”.

Al igual que en el ramo de caución, los empresarios del negocio de crédito se encuentran entusiasmados con lo que el futuro puede deparar.

Para Pérsico, el crecimiento va a continuar de manera sostenida, teniendo en cuenta la baja tasa de penetración que tiene el seguro de crédito en el país. “Con más estabilidad en las variables económicas, las empresas tienen más horizonte de planificación y se animan más a contratar un seguro como el nuestro. Por eso, creo que el mercado se va a desarrollar mucho”, agregó.

Por su parte, Devoto comentó que si las políticas se mantienen, las perspectivas son buenas: “En el largo plazo, creo que el mercado de seguros de crédito debería poder duplicar su facturación y primaje”.

El ejecutivo agregó que “uno de los principales desafíos del sector es formar parte de la financiación de las empresas y no ver al seguro de crédito como algo autónomo. La cobertura debería ser un signo de mejor calificación para obtener mejores tasas de interés al momento de financiarse”.

Cauciones y crédito se reúnen en Madrid

Como todos los años, la Asociación Panamericana de Fianzas (APF) se prepara para la organización de una nueva asamblea en donde se discutirán los principales temas del mercado de caución y crédito.

En esta ocasión, la ciudad española de Madrid será la anfitriona del evento, en el que se espera la presencia de compañías de más de 35 países y más de 300 participantes. Entre los temas que se van a abordar, se encuentra la realidad del mercado, las tendencias e innovaciones, las relaciones con el sector bancario, el seguro en China y las experiencias de contratistas en la región.

Anticipando el evento, el presidente de la institución, Jan Müller, sostuvo que “la base de todo es la situación económica y política. El sector depende del comportamiento de los ciclos económicos”.

El ejecutivo destacó que hoy los desafíos a nivel global están relacionados con el desarrollo de la política monetaria en los países de Europa y Estados Unidos y los cambios en las regulaciones en regiones como América Latina. Al mismo tiempo, destacó el aumento de la tendencia proteccionista, aunque aseguró que hasta el momento no se refleja en los números del comercio internacional.

Sobre América Latina, Müller comentó que la tendencia apunta al crecimiento y que las reformas políticas y el aumento del desarrollo económico en algunos países ayudan a que los productos de fianzas y crédito continúen con un alza de ligera a moderada para este 2018.

Para el directivo, el sector de fianzas continúa dependiendo de la inversión pública, por lo que el aumento de las coberturas tiene absoluta relación con la actuación de los gobiernos. En ese sentido, espera una mayor inversión del sector público en países como Argentina y Brasil. De todos modos, destacó la inclusión de los privados en el crecimiento de los seguros y afirmó que sigue de cerca la experiencia con la Participación Público Privada (PPP).

“Vemos más actividad con esta modalidad y los planes indican que se incrementará. Con esto, tendremos efectos positivos porque son posibilidades de ayudar a financiar proyectos públicos con manos privadas”, puntualizó.

En relación a la situación de Argentina, el directivo comentó que la inflación sigue siendo un freno al momento de ofertar seguros de crédito, pero cree que esta situación particular cambiará en el largo plazo y espera buenas perspectivas para un mercado que, hasta el momento, es reducido en Latinoamérica.

Share Button