Se amplía la oferta de seguros para motos

Algunas compañías vienen lanzando en los últimos meses coberturas para motos de alta gama y de uso comercial que abarcan la destrucción total por accidente para incrementar sus negocios en el segmento.

Las aseguradoras se vienen montando al récord de ventas de motos y crean nuevas coberturas para quienes conducen estos vehículos, a los que consideran como puerta de entrada para colocar otros productos a sus asegurados.

El año pasado la venta de motos subió 44,6% hasta las 687.966 unidades, el segundo mejor año del ciclo histórico, detrás de 2013, con 750.000 rodados. Quebró tres años de caídas de ventas y se espera que la tendencia positiva continúe, de la mano de la practicidad que ofrecen estos vehículos.

Provincia Seguros es una de las compañías que viene jugando fuerte para crecer en el segmento. La compañía lanzó el año pasado una cobertura para el segmento de alta gama, apuntando a los conductores de BMW, Ducati y Harley-Davidson, tanto nuevas como de hasta 15 años de antigüedad. Este lanzamiento también contempla otras motos por encima de los 500 cm3 de cilindrada.

Ezequiel Pérez Staracci, jefe del Departamento de Suscripción Automotores de la compañía destacó que la iniciativa tuvo muy buena repercusión. “Captó más de mil motos en ocho meses. Alcanzamos las expectativas de ventas”.

La cobertura máxima incluye responsabilidad civil; pérdida total o parcial por incendio, robo o hurto; y reposición de 0 km durante un año. Y, como adicionales, asistencia vial, que incluye remolque de hasta 600 kilómetros totales y asistencia en viaje por siniestro, robo o accidente.

“El producto que ofrecemos es competitivo, mejor que lo que puede estar en el mercado, no sólo por precio sino también por el servicio de asistencia. El conductor tiene tranquilidad si sale a andar. El conductor de motos de alta gama hace recorridos más largos”, detalló el ejecutivo.

“En el mundo de las motos éstas son las que menos se venden, pero buscamos a ese cliente para ofrecerle otros productos que ofrece la compañía”, añadió. Se trata de poder asegurarles los autos, empresas, casas y embarcaciones que tienen.

Por otra parte, en febrero de este año la empresa agregó un producto de motos destinado a las mujeres, básicamente para el mundo de los scooters, que es la moto que más compran las mujeres, de hasta cinco años de antigüedad.

La cobertura contempla responsabilidad civil, pérdida total por incendio, robo, hurto y destrucción total por accidente. Repone un 0 km en el primer año y ofrece remolque por 300 kilómetros totales.

“Hay un mercado en expansión en las motos y la mujer hoy se está manejando mucho con los scooters”, dijo Pérez Staracci sobre este lanzamiento.

Río Uruguay Seguros es otra de las empresas que viene apostando por los seguros para motos. Desde principios de marzo, la entidad comenzó a ofrecer seguros para motos de uso comercial, cubriendo los riesgos de robo y responsabilidad civil.

“No las estábamos tomando. A partir del crecimiento del mercado, vimos un nicho importante y decidimos avanzar”, dijo Martín Coppa, responsable de Desarrollo Comercial de la aseguradora.

La compañía también lanzó recientemente una póliza más integral para el segmento de motos, ya que incluye la cobertura por daños totales por accidente, incendio o robo. Y adicionales por daño por granizo y servicios de asistencia mecánica.

Coppa indicó que “no todas las compañías dan cobertura por destrucción total por accidente, ya que por una caída o choque las motos son de fácil destrucción”.

La nueva póliza va desde 20.000 a 600.000 pesos para motos de hasta ocho años de antigüedad, sin restricciones de cilindrada. Por encima de 600.000 pesos, la cobertura requiere un análisis superior y la suscripción no es automática.

El ejecutivo aclaró que, como las motos de uso comercial están más expuestas al riesgo que las de uso particular, las pólizas dirigidas a ese segmento no incluyen la cobertura de destrucción total.

Otra empresa que se viene mostrando activa en el mercado de motos es Triunfo Seguros, una de las líderes del segmento (de acuerdo a los datos de septiembre del año pasado de la Superintendencia de Seguros de la Nación, se encuentra en la segunda ubicación, con un 9,8% de la producción total de motovehículos). Esta compañía también agregó la cobertura de destrucción total por accidente, con un adicional parcial de granizo hasta una suma fija.

De este modo, la empresa trabaja ahora con cuatro coberturas: responsabilidad civil, una que agrega destrucción total por incendio, otra que agrega robo y hurto y otra más que adiciona daños por accidente.

“Y agregamos daño parcial de granizo. Quien compra el seguro de destrucción total se merece cobertura de daños parciales por esa causa”, puntualizó Roberto Fiochi, responsable de la División Motovehículos de la institución.

Buenas expectativas para el futuro

Las tres compañías esperan aprovechar el fuerte crecimiento en las ventas de motocicletas para incrementar sus negocios en este segmento.

La moto se volvió un medio de transporte accesible en precio, mucho más barato que un auto, de fácil manejo, ya que son automáticas, y que se puede estacionar fácilmente en las grandes ciudades. Asimismo, cubre la falta de transporte público en el interior del país. El incremento de la oferta se observa en la cantidad de concesionarias que se abren al rubro.

Fiochi destacó que las expectativas de aumento en la venta de seguros son directamente proporcionales al aumento de la venta de motos: “Es un producto que vino para quedarse. Y la estabilidad que se está logrando con la menor inflación y el mayor acceso al crédito hacen que se puedan vender más motos y lo mismo con el mercado de seguros”.

Coppa señaló, por su parte, que “vimos que el mercado de motos creció mucho en 2017. Si bien esas ventas se concentraron en Buenos Aires y Córdoba, en otras provincias del país también creció el patentamiento, tal es el caso de San Juan, Tucumán o Santiago del Estero. Apuntamos a una mayor presencia en esas regiones, en principio, ofreciendo la nueva cobertura”.

Con este propósito, la compañía agregará el seguro de motos en la web de ventas, incluyendo el cotizador, la carga de datos y la foto de la moto para poder emitir la póliza o contactar a un asesor.

El ejecutivo agregó que otro tipo de motovehículo que viene creciendo bastante son los triciclos comerciales y que también hay una oportunidad ahí. Teniendo en cuenta esto, la empresa está desarrollando una cobertura especial, porque se asemejan a un vehículo de menor porte y están carrozados. Aunque están catalogados como motos, parecen una camioneta chica. Espera tenerlo en la calle para fines de abril.

“Existe potencial, tenemos presencia en todo el país y creemos que la podemos aprovechar”, enfatizó.

“Estamos previendo sacar algún producto más, hacer alguna ampliación más, para alcanzar algún otro segmento de motos”, dijo Pérez Staracci. Se trata de coberturas para motos urbanas, por encima de los 200 cm3 de cilindrada, para fines particulares, o scooters más grandes.

“Buscamos a un cliente que antes se movía en auto y ahora se compró la moto por un tema de comodidad. No necesita otra compañía, la moto la puede asegurar con nosotros. Y es la puerta de entrada para nuevos clientes”, añadió el ejecutivo.

El mercado de motos usadas

Otra oportunidad de crecimiento que presenta el mercado tiene que ver con las motos usadas que no están aseguradas. El seguro de moto es obligatorio y el mayor control de las autoridades nacionales y provinciales sumada a la mayor conciencia aseguradora vienen incrementando la contratación en este segmento.

Fiochi explicó que hay 5 millones de motos patentadas y registradas y se estima un monto similar que circula bajo la informalidad. “Está creciendo el seguro de motos usadas. Hay muchas motos dando vueltas sin seguro y, debido a los mayores controles policiales y la mayor conciencia aseguradora, hay más ventas de coberturas”, explicó.

Además de los mayores controles de organismos oficiales, se realizan más campañas de concientización sobre las medidas de seguridad para circular, como fomentar el uso del casco y controlar la cantidad de personas autorizadas en la moto.

“Todo esto repercute en mayores ventas por seguro obligatorio”, dijo Coppa y agregó que la empresa hace, además, campañas en las redes sociales y participa como sponsor en competencias de motos.

“Muchos motociclistas compran la cobertura de responsabilidad civil porque es obligatoria y, si se intensifican los controles, aumentan las ventas. A su vez, el crecimiento en la conciencia por el patrimonio crece porque cuesta llegar a la moto y se hace difícil reponerla”, resaltó el ejecutivo.

El mercado está servido y las compañías están saliendo a captar la mayor cantidad de clientes posible.

Share Button