Declaración de independencia disparó salida de los depósitos

La Declaración Unilateral de Independencia (DUI) por parte de la región española de Cataluña en octubre del año pasado disparó la salida de depósitos de los bancos instalados allí, que sufrieron una fuga de 31.400 millones de euros (17% del total) en los tres últimos meses del 2017.

Ante la masiva salida de dinero y la inquietud de los clientes, las entidades bancarias se apresuraron a ofrecer “cuentas espejo” como solución para ambas partes. Estas cuentas permiten que el dinero no salga del balance del banco pero sí que cambie de comunidad. Las regiones más beneficiadas por esta solución fueron las limítrofes con Cataluña: Comunidad Valenciana y Aragón. Entre las dos, absorbieron más de 9.800 millones de euros procedentes de los ahorristas catalanes.

Los bancos más afectados por la huida fueron Caixa Bank, BBVA y Sabadell. La primera de estas entidades trasladó su sede a Valencia y la última, a Alicante. BBVA tiene una gran exposición en la región, tras adquirir la catalana Unnim y Catalunya Caixa.

Share Button