Impacto social

Las entidades vienen asignándole prioridad a los programas dirigidos a promover la mejora y la continuidad educativa de los jóvenes, con el objetivo de que puedan estar más capacitados en los procesos de búsqueda laboral.

“Nuestro objetivo es desarrollar las comunidades en las cuales estamos presentes. A nosotros nos va a ir bien cuanto más crezca y cuanto mejor esté la comunidad en la que operamos”, señaló la responsable de RSE de una entidad bancaria y, con consignas similares, bancos y compañías de seguros continúan llevando adelante numerosas acciones para contribuir a una sociedad mejor.

La educación y el empleo son las temáticas que vienen atrayendo la mayor atención de las instituciones. En estas áreas, entre otras cosas, invierten en infraestructura, apoyan con becas y realizan talleres y cursos. También cuentan con numerosos programas que ponen el foco en el emprendimiento como motivador de la creación de empleo y el desarrollo de las capacidades. A través de seminarios, las instituciones trabajan con jóvenes para que tengan herramientas para emprender nuevos proyectos y, al mismo tiempo, les facilitan opciones de créditos para que puedan hacerlos realidad.

Otros de los ámbitos elegidos por las entidades a la hora de definir sus presupuestos de RSE son el cuidado del medioambiente, la inclusión financiera, la prevención de riesgos y la salud.

El trabajo en estas áreas se lleva adelante en coordinación con organizaciones de la sociedad civil y, en algunos casos, con gobiernos municipales o provinciales. Las instituciones buscan, de este modo, potenciar los esfuerzos que se hacen en materia de responsabilidad social con la participación de otros actores sociales.

A continuación, las compañías de seguros y bancos comentan con detalle las actividades y programas que vienen realizando en esta materia, el trabajo con las asociaciones, organismos y el Estado y la mirada sobre el sector en el mediano y largo plazo.

 

 

Banco Santander Río
Vanesa Marignan, gerente de Responsabilidad Social

El banco sigue buscando fortalecer su compromiso con la comunidad. Es así que continúa apoyando programas en áreas estratégicas y trabajando en conjunto con fundaciones, asociaciones y otros organismos.

“Los programas que tenemos están enfocados principalmente en la educación, empleo e inclusión financiera. Estas líneas de actuación están atravesadas por el voluntariado corporativo que impulsamos desde RSE para motivar y acompañar a la comunidad en cada una de las actividades”, comentó Marignan.

Entre los programas que tiene la entidad, la directiva destacó uno con el que acompañan a las escuelas primarias y secundarias con becas escolares. “En esta iniciativa trabajamos con fundaciones como Cáritas, Cimientos, Reciduca y León. Al mismo tiempo, apoyamos el fomento de la lectura con las fundaciones Leer y Construyamos Nuestro Sueños, con el foco puesto en las escuelas técnicas”, afirmó la directiva.

En esta misma área, trabajan con la Fundación Ruta 40 en la incorporación de tecnología en las aulas de las escuelas rurales y en la realización de cursos de capacitación para que los docentes puedan aplicar estas nuevas herramientas en la enseñanza.

Asimismo, el banco continúa con la apertura de nuevas sucursales en barrios o localidades con poca bancarización. Como puntualizó Marignan, “con los nuevos locales en Buenos Aires y Santa Fe, se busca mejorar la economía de los sectores más vulnerables con herramientas como el otorgamiento de créditos y las posibilidades de ahorro”.

La ejecutiva indicó que el banco busca coordinar sus acciones de RSE con el sector público. Con este fin, participa en mesas de diálogo con representantes de la provincia y de la ciudad de Buenos Aires: “La intención es encontrar nuevos programas y proyectos que ayuden a profundizar los lineamientos estratégicos presentados. Nos reunimos para poder empujar y escalar en esta tarea, porque solos claramente no podemos”, indicó.

De esta coordinación surgió otra de las actividades vinculadas a la educación en las cuales el banco se viene enfocando, que tiene que ver con la mejora de las escuelas en estado de vulnerabilidad. En este programa la institución actúa en conjunto con organismos del gobierno bonaerense.

Marignan señaló que la entidad viene aumentando la cifra destinada a inversión social, con los programas de compromiso con la comunidad y el de universidades, una de sus grandes apuestas.

“Vamos a seguir acompañando aquellos programas de los que estemos convencidos de que forman parte de nuestras tres líneas estratégicas, como son educación, empleo e inclusión financiera. Como siempre, estamos abiertos a nuevas propuestas de ONG, fundaciones, actores y socios que puedan sumarse y contribuir a nuestros ejes y a la misión del banco, que tiene que ver con el progreso de las personas y las empresas”, destacó Marignan.

“El banco está convencido de que si la comunidad donde está inserto no crece, la compañía tampoco lo hace”, añadió.

 

 

Sancor Seguros
Betina Azugna, gerente de RSE

Esta compañía continúa profundizando su trabajo en Responsabilidad Social Empresaria (RSE) tras 13 años como proceso sistematizado. Con salud, seguridad y prevención como sus principales pilares, la compañía sigue presentando programas con el foco puesto en la disminución de los riesgos y la suma de valor.

“Todo nuestro proceso está regido por la ISO 26000, el Pacto Global de Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Paralelamente, nuestros reportes cumplen con los principios empresariales y derechos del niño, principios de empoderamiento de las mujeres y los del cuidado del clima”, aseguró Azugna.

La directiva comentó que uno de los programas más importantes que vienen llevando a cabo es el de prevención de siniestros de tránsito, llamado Rutas en rojo. El programa surgido en 2007 tiene distintos ejes, entre los que se destaca la capacitación, un programa de televisión, una web con información y un móvil que recorre el país con el fin de informar a los conductores sobre sus condiciones para manejar.

La prevención de los accidentes de trabajo (con Primero Prevención), la formación de niños y la promoción de sus derechos (con Preveniños) y la concientización de los adolescentes sobre los riesgos en la sociedad (con Gen PRE) son otras de las actividades que viene impulsando la aseguradora.

Al mismo tiempo, desde la empresa están comenzando un programa de voluntariado con Argentina Cibersegura para enseñarles a los jóvenes cómo navegar de forma segura en Internet y, por otro lado, se encuentran trabajando en un proyecto de inclusión para ofrecer mayor accesibilidad en todas las áreas físicas y de servicio de la compañía.

Azugna destacó que “cada uno de los programas tiene uno o más actores participando. Realizamos convenios con municipios para impulsar las actividades, con ONG y muchas veces sumamos a los clientes, proveedores y socios estratégicos a las acciones. Participamos de mesas de diálogo con distintas organizaciones para trabajar en conjunto”.

La ejecutiva detalló que los fondos destinados a RSE en el último año estuvieron cercanos a los 62 millones de pesos y que la cifra se eleva mucho más si se tienen en cuenta las actividades sociales que realizan otras áreas de la empresa, como la fundación o el centro de innovación. Al mismo tiempo, destacó el inicio del proceso de responsabilidad social en Paraguay, Uruguay y Brasil, con el lanzamiento de los primeros reportes de sustentabilidad en los dos últimos.

La ejecutiva resaltó que, de cara al futuro, seguirán trabajando en profundizar el programa Ciudadano Sustentable, con el objetivo de tener personas con conciencia aseguradora y preocupación por la prevención, salud, bienestar, ética, integridad y medioambiente.

“Estamos redireccionando todos nuestros programas hacia el ciudadano sustentable porque resume todo en lo que venimos trabajando. Por eso lanzamos una campaña que se llama Ser sustentable y que va a enseñar al ciudadano que sustentabilidad no es sinónimo de verde sino que también incluye otras cosas, como la no discriminación, la prevención de siniestros, nutrición adecuada y el respeto a uno mismo y a los demás. Esto se va a ir plasmando en el resto de los programas a futuro”, enfatizó.

 

 

HSBC
Valeria Vivani, especialista en Inversión en la Comunidad

En medio de un cambio en la estrategia de inversión en la comunidad, la entidad bancaria viene adaptando el nuevo lineamiento internacional de su casa matriz a nivel local. En este marco, las habilidades para el mundo del futuro, la empleabilidad, la educación financiera y el emprendimiento son algunas de las nuevas actividades en las que pone foco la institución.

“Desde fines del año pasado, todos los países miembros del banco estamos amoldando los nuevos focos de la estrategia a la idiosincrasia local. Durante más de diez años tuvimos el centro fuerte en educación, medioambiente y salud pero eran áreas que no estaban tan atadas a lo que es nuestra industria”, señaló la ejecutiva.

Con esa finalidad, en la entidad trabajaron en la adaptación de los programas de educación (que eran principalmente para jóvenes del nivel secundario) a los estudiantes de los últimos años del colegio. Lo que buscan es darles más herramientas para el momento de la primera inserción laboral.

Para Vivani, es importante poner mayor énfasis en la empleabilidad, por la dificultad de alcanzar el primer trabajo en buenas condiciones de formalidad y de manera digna: “Queremos garantizarles a los chicos en los colegios una escolaridad de calidad y que puedan tener un título en mano cuando busquen un empleo”.

Desde el banco también trabajan en el impulso del emprendimiento como otra herramienta para hacer crecer el empleo en la sociedad. “Entendemos a los proyectos de emprendedores no sólo como creadores de trabajo para terceros sino también como una oportunidad de otro empleo para la persona”, afirmó Vivani.

La ejecutiva comentó que las actividades que vienen llevando adelante se realizan en conjunto con algunas organizaciones o fundaciones como Junior Achievement, Fundación Cimientos y Aldeas Infantiles. También destacó el trabajo de los voluntarios dentro de la entidad. Según indicó, un 56% de los empleados participó de alguna de las acciones de RSE.

La encargada de RSE informó que en 2017 el presupuesto destinado a esta área aumentó con fuerza. La casa matriz viene distribuyendo 150 millones de dólares entre las distintas subsidiarias como una manera de festejar los 150 años de historia de la compañía. A nivel local, el aporte del año pasado en inversión en la comunidad finalizó en 50 millones de pesos, entre los fondos globales y los domésticos.

“En la compañía venimos trabajando en línea con lo que vienen haciendo otras empresas, es decir, realizando actividades en relación a la educación y la capacitación financiera, para que las personas sepan cómo administrar las finanzas y hacerlas crecer. Las inversiones en la comunidad cada vez más dejan de ser filantrópicas y se va apostando al bien común de la sociedad en relación al negocio”, manifestó Vivani.

 

 

Río Uruguay Seguros
Silvina Vazón, responsable de la Gestión de RSE

La institución continúa con el rumbo de compromiso social que se planteó al momento de su creación. En ese sentido, desde la cooperativa destacan el trabajo que se viene realizando en los distintos ejes de acción, los programas implementados y el trabajo entre el sector público y el privado.

“Seguimos cumpliendo con los diez principios universales que promueve el Pacto Global de Naciones Unidas y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en relación a la atención de algunas problemáticas como la pobreza, la equidad de género, el medioambiente, el compromiso en lo laboral y la lucha contra la corrupción”, explicó Vazón.

En la compañía resaltan que la presentación de los reportes no es sólo una obligación de la empresa como firmante del pacto de la ONU sino que también es una forma de mostrar transparencia ante la comunidad y el compromiso con las tareas asumidas.

La ejecutiva comentó que “desde 2016 seguimos teniendo como ejes de acción a la accesibilidad e inclusión dentro de la estrategia de RSE. Comenzamos a trabajar con estas áreas y las mantenemos porque son temas que abarcan a varios sectores que tienen muchas deudas históricas”.

En este sentido, firmaron un convenio con el municipio de Concepción del Uruguay para que todas las esquinas de la avenida principal cuenten con accesibilidad. En la compañía entrerriana creen que este tipo de acciones va a funcionar como modelo para que otras empresas puedan contribuir a ampliar el trabajo en esa área para el resto de la ciudad.

“Es un caso importante porque estamos articulando las acciones públicas con las de los privados. De igual manera, trabajamos con las organizaciones para poder incrementar las actividades y hacer más fuerte el compromiso social”, enfatizó Vazón.

Otro de los proyectos que viene llevando adelante la empresa es el acuerdo con la Fundación Temaikén, con quien trabaja en conjunto para ampliar la inclusión y accesibilidad del Bioparque Temaikén y aumentar la protección de la naturaleza, otra de sus actividades prioritarias.

La compañía busca apoyar a las ONG desarrollando una serie de talleres informativos orientados a ayudarlas a mejorar su comunicación. “Queremos que puedan llegar a los distintos públicos a los que apuntan de la mejor manera, a través de sitios y de creación de redes sociales, para que se pueda ampliar el mensaje que buscan enviar”, puntualizó Vazón.

Asimismo, la institución sigue trabajando para acompañar a sus empleados con diferentes actividades. Uno de los programas que vienen fomentando, en este sentido, es el de alimentación saludable, con consejos de parte de nutricionistas y que tiene como objetivo principal la mejora de la calidad de vida.

 

 

Banco Macro
Milagro Medrano, gerente de Relaciones Institucionales y Atención al Cliente

Con la meta de ser el banco más sustentable a nivel nacional, la entidad continúa trabajando en una estrategia que incluye a distintos grupos de interés, como los clientes, colaboradores, proveedores y la sociedad en general. En ese marco, viene desarrollando distintos programas alineados a su rol financiero con el objetivo de maximizar el conocimiento, los productos y los servicios, pensando en los impactos sociales y ambientales.

Medrano destacó que algunos de los programas más importantes en los que la entidad está trabajando actualmente son el de apoyo a emprendedores, con foco en personas de bajos recursos, uno para pymes y microemprendimientos, con créditos especiales y asesoramiento, y uno de educación financiera. “Este último, llamado Cuentas sanas, es uno de los más exitosos de la estrategia de RSE de la entidad. Con varios años en el mercado, tiene el objetivo de acercar a los ciudadanos al sistema financiero para que puedan ser más responsables económicamente y contribuyan al crecimiento del país. Las personas pueden entrar a un sitio web de educación y ver contenidos y herramientas para mejorar la administración de su economía personal y tomar mejores decisiones para aumentar su bienestar. Recientemente, también incorporamos talleres presenciales en todo el país”, explicó.

De acuerdo a la ejecutiva, a diciembre del 2017 Cuentas sanas contó con más de 11.000 usuarios participantes y realizó más de 2.016 talleres en los que se capacitó a unas 7.000 personas de distintas partes de Argentina sobre educación financiera.

Otra de las actividades relevantes de la compañía es el programa NAVES, en conjunto con la escuela de Negocios de la Universidad Austral. El proyecto busca fortalecer a las pymes y a los emprendedores como actores clave en la generación de fuentes de trabajo.

Asimismo, la inclusión financiera está impulsada por el proyecto ALUMBRA, que brinda microcréditos con fines productivos a empresarios no bancarizados. Medrano puntualizó que este financiamiento se complementa con un asesoramiento integral de forma gratuita para poder llevar adelante los proyectos y que éstos crezcan sustentablemente.

La entidad también viene poniendo foco en la protección del medio ambiente. Es así que, en el marco de la inauguración de la Torre Banco Macro en la Ciudad de Buenos Aires, está trabajando en la gestión del impacto ambiental directo que produce este nuevo proyecto. El edificio contará con una estructura que permitirá mejorar la eficiencia en el uso de la energía y el agua. Se busca alcanzar en el mediano plazo la certificación de normas LEED (Líder en Eficiencia Energética y Diseño Sostenible). Para ello, vienen trabajando con las áreas de capital humano, administración, gestión de riesgos, auditoría, legales y relaciones institucionales para articular las acciones que mejoren el impacto ambiental.

La institución viene incrementando los recursos destinados a la sustentabilidad. Medrano precisó que el año pasado la inversión superó los 82 millones de pesos y que creció un 38% en relación al año anterior.

“Cada uno de los programas que realizamos desde el área de Sustentabilidad Corporativa y Fundación Banco Macro nos hace crecer y empoderarnos aun más. En cada encuentro, taller o visita escuchamos a todos los participantes para detectar cuáles son las necesidades y podertrabajar para ayudar a los que más lo necesitan”, remarcó.

 

 

Banco Galicia
Constanza Gorleri, gerente de Sustentabilidad

Desde la entidad bancaria impulsan una estrategia de inversión social que tiene como ejes la educación, la salud y la promoción laboral.

Como detalló Gorleri, “en la educación nos centramos en la etapa superior. En promoción laboral venimos trabajando en la expansión de las oportunidades de inserción al mundo del trabajo por medio de la capacitación a jóvenes. Y en salud apuntamos al fortalecimiento de los médicos, hospitales y centros de salud”.

La ejecutiva especificó que, con los programas de educación e inclusión financiera, apuntan a empoderar a jóvenes y adultos en la toma de decisiones económicas y financieras de manera responsable y en la enseñanza del uso de los medios digitales y la banca electrónica. Asimismo, el programa Becas universitarias apunta a acompañar a personas comprometidas con la educación pero que tienen dificultades económicas para continuar. Desde el banco acompañan a los jóvenes en la parte económica y les hacen un seguimiento tutorial durante su carrera.

Por su parte, en promoción laboral la compañía participa con dos programas: Microfinanzas y Mezzofinanzas, con el foco en el aumento del acceso al crédito de personas que están fuera del sistema o que buscan soluciones a temas sociales o ambientales. Y con otro programa más, llamado Entrenamiento para el trabajo. “Llevamos adelante programas con el propósito de incrementar las posibilidades de inserción laboral para los jóvenes que vienen de los sectores menos favorecidos”, destacó Gorleri.

En lo que tiene que ver con la salud, la ejecutiva comentó que trabajan con programas para la mejora de hospitales y centros de salud en todo el país con la incorporación de tecnología. También cuentan con un proyecto de nutrición infantil y hábitos saludables en conjunto con fundaciones como CONIN y el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires.

Gorleri destacó que todas las actividades que componen los tres ejes de la entidad, junto al cuidado ambiental, tuvieron un desempeño positivo y les permitieron “fortalecer la gestión sustentable y alcanzar los objetivos y metas propuestas”. En ese sentido, el banco planea destinar 63 millones de pesos este año como respuesta a los desafíos que se vienen presentando.

“Queremos continuar impulsando las finanzas sostenibles, es decir, aquellas en las que no sólo se tiene en cuenta el repago del crédito sino también el destino al cual va la inversión. De esta manera, desde el banco tendremos en cuenta el impacto social y ambiental que la inversión puede producir”, resaltó.

Además, para el 2018, la compañía tiene planeado seguir afianzando el programa de Educación Financiera, en el marco de los diez años del proyecto.

“Tanto el directorio, la alta gerencia, como los colaboradores están comprometidos y trabajan de manera activa en todas las iniciativas. La RSE es una oportunidad para que desde todos los sectores se pueda propiciar el bien común y aumentar los esfuerzos en la construcción de una sociedad más justa y equitativa”, enfatizó la directiva.

 

 

San Cristóbal Seguros
Exequiel Arangio, jefe de Comunicaciones y RSC

La aseguradora se encuentra trabajando en un relanzamiento de la estrategia de responsabilidad social corporativa (RSC). En ese sentido, ajustó las actividades que venía realizando para enfocarse en programas que están más alineados a la sustentabilidad del negocio. De acuerdo a esta reformulación, las prioridades son la prevención de riesgos, la transformación social para el desarrollo con la educación, el cuidado del medioambiente, la promoción de la vida saludable y la difusión del arte y la cultura.

“Cada participación con la comunidad que puedan tener las empresas u organizaciones para garantizar la sustentabilidad es positiva”, destacó Arangio.

Uno de los trabajos más fuertes de la compañía está relacionado a los programas de prevención de riesgos. Es por ello que en julio próximo estará lanzando la Semana de la seguridad vial en Mar del Plata, Mendoza, Tucumán y Rosario para incrementar la concientización con actividades en la vía pública y en escuelas secundarias, en conjunto con el CESVI.

Otro de los ejes del trabajo con la comunidad es el apoyo al programa Chicas en Tecnología, que busca romper con los estereotipos y preconceptos, con el objetivo de reducir la brecha de género en el ambiente tecnológico. “Queremos promover la continuidad de los estudios de formación superior de chicas de colegios secundarios en carreras relacionadas con la tecnología. Internamente nos sucede que es muy difícil encontrar mujeres que tengan una terminación vocacional en temas tecnológicos, por ejemplo, en programación”, indicó el ejecutivo.

En el marco de esta iniciativa, la compañía trabaja en el desarrollo de clubes de Chicas en Tecnología en siete escuelas de distintos puntos del país para incentivar a mujeres adolescentes de entre 15 y 17 años en el desarrollo de estas carreras, “para que tengan el mundo a la vista y puedan comenzar a incursionar si lo desean”.

La entidad lleva adelante sus acciones en conjunto con organizaciones de la sociedad civil, lo que le permite “aumentar el conocimiento y garantizar un mayor impacto positivo en las acciones que se llevan a cabo. Estas asociaciones dan la posibilidad de que la política sea sustentable en el tiempo y continúe implementándose luego de las distintas actividades puntuales”.

Con respecto al presupuesto destinado a esta área, desde la empresa afirman que continuará creciendo este año y en los próximos, “a medida que las acciones sean más abarcativas y logren mayor alcance”.

Arangio espera, para el próximo ejercicio, continuar trabajando fuertemente con los distintos actores de la compañía para seguir acercándoles las nuevas tendencias y herramientas para estar a la altura de las necesidades: “Seguiremos ayudando en el proceso de transformación digital a los sectores educativos, para que haya una nueva manera de pensar las profesiones y preparar mejor a los nuevos profesionales”.

 

 

Banco Patagonia
Heather Feehan, jefa de RSE

La entidad bancaria sigue desarrollando su tarea en el ámbito de la responsabilidad social con la educación, los emprendimientos y el medioambiente como los ejes de su política.

“Venimos trabajando hace varios años sobre esos ejes y nuestro objetivo es desarrollar las comunidades en las cuales estamos presentes. Nosotros pensamos que el banco es un actor clave para el desarrollo de la sociedad. Es por ello que nuestra prioridad es acompañar el crecimiento de la comunidad y elegimos hacerlo en estos ámbitos. A nosotros nos va a ir bien cuanto más crezca y cuanto mejor esté la comunidad en la que operamos”, afirmó Feehan.

Por ejemplo, en el ámbito educativo, además de apoyar el trayecto educativo formal de los chicos de las primarias y secundarias, la entidad también viene trabajando con los estudiantes de niveles superiores. En línea con esto, es la encargada de pagar salarios en más de 19 universidades nacionales.

La ejecutiva agregó que en lo que refiere al emprendimiento regional, otra de las áreas prioritarias, el banco trabaja en el diseño de programas que ayuden y acompañen al emprendedor para que su proyecto crezca y se fortalezca.

La jefa de RSE señaló que uno de los puntos fuertes de la institución es el voluntariado corporativo. “Todos los programas se encuentran presentes en las distintas provincias donde operamos y los colaboradores actúan como embajadores de esas actividades. Fueron más de 500 los integrantes del banco que participaron de programas sociales el año pasado y nuestra intención es seguir fortaleciendo esta red de líderes voluntarios que bajan y muestran el compromiso que todos tenemos con las comunidades”, explicó.

Por otra parte, para el banco, la coordinación con los distintos actores es fundamental. “La única forma de trabajar es en red, con organismos del Estado Nacional, gobiernos provinciales, municipales y organizaciones de la sociedad civil, con el objetivo de acompañar políticas públicas pensando en el bien común”, enfatizó Feehan.

La ejecutiva resaltó que seguirán trabajando en el perfeccionamiento de los programas para llegar con más y mejores propuestas a las distintas comunidades donde operan. En este sentido, se encuentran trabajando en el desafío de llevar, al menos, una propuesta de voluntariado corporativo a cada sucursal en las provincias donde se encuentran presentes.

En las próximas semanas, esperan poder lanzar una nueva edición de Un click de confianza, un programa que busca incluir a los adultos mayores en la utilización de las herramientas digitales, con el objetivo de que puedan operar a través del sistema bancario y se pueda achicar la brecha tecnológica. Teniendo en cuenta la experiencia del año anterior, el programa contará con distintas actividades que se realizarán en conjunto con la Universidad Nacional de Río Negro.

“Cada vez somos más las empresas que estamos subidas a este espíritu de trabajar pensando no sólo en un rendimiento económico sino también en fortalecer la presencia social y acompañar al medioambiente. Desde el banco vamos a seguir perfeccionando nuestros programas para mejorar el acompañamiento a las comunidades”, remarcó Feehan.

 

 

Banco Hipotecario
Karina Gutiérrez, coordinadora de Comunicación y RSE

El banco viene trabajando con la educación, emprendimientos, ciudanía, asistencia directa e inclusión social como ejes de su estrategia de responsabilidad social. Para la entidad, todas estas temáticas son relevantes para la sociedad y buscan interpelar a la comunidad desde distintos lugares.

Por ejemplo, en lo que hace a la educación, viene trabajando con programas que tienen que ver con la mejora de la infraestructura y la calidad educativa para brindar buenas condiciones de educabilidad a los chicos de jardín, primario y secundario.

En lo que refiere a emprendimientos, el banco trabaja en la detección de nuevos líderes sociales en materia política, económica y social, en conjunto con diferentes organizaciones. “Al ser un banco nacional, tenemos presencia en todas las provincias de la República Argentina y es por eso que tratamos de articular nuestras acciones de la mejor forma con todas las localidades”, indicó Gutierrez.

“El objetivo que perseguimos es generar un cambio y un aprendizaje. Cuando nosotros iniciamos un proyecto lo hacemos pensando en que la inversión no puede ser por menos de tres años, ya que en ese momento se comienza a generar un vínculo genuino con la organización social. Necesitamos las etapas de diálogo y presencia en el territorio para conocer mejor las necesidades y, a partir de ahí, poder evaluar las mejoras”, detalló.

A pesar de no trabajar directamente con el Estado Nacional, en el banco comentaron que sí lo hacen con los municipios. En este caso, las sucursales de la compañía juegan un rol importante en la generación de vínculos y la formación de mesas de diálogo. Asimismo, la institución articula acciones con otras empresas, a través de grupos en donde escuchan problemáticas y discuten temáticas centrales, como la violencia de género o los derechos humanos.

La ejecutiva señaló que el banco continúa impulsando el voluntariado interno. En el mediano plazo, la institución espera fortalecer ese trabajo y generar mayor alcance, al relacionarse con organizaciones sociales de base.

Gutiérrez comentó que la estrategia de inversión social está absolutamente relacionada con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Por otra parte, respecto a los recursos destinados a RSE, la referente de la agencia de asuntos sociales del banco puntualizó que la inversión continúa alineada a la estrategia de negocios: “Es por ello que se destina un 5% de las utilidades netas en programas y proyectos sociales. En ese sentido, para este período el volumen de fondos aumentará y se estima que el presupuesto rondará los 50 millones de pesos”.

“Lo relevante está en coordinar acciones para poder tratar temáticas como cuestiones de género, derechos humanos, la erradicación de la pobreza y el acceso a la tecnología. Las tendencias son diversas pero lo fundamental es poder generar inversiones con impacto, donde el foco económico no sea el primordial sino que venga acompañado de un crecimiento social y ambiental”, explicó Gutiérrez.

 

 

Banco Ciudad
Patricia García De Luca, subgerente general de Canales de Atención y presidente de Ciudad Microempresas

El banco viene profundizando su compromiso social con el desarrollo de su programa de inclusión financiera, con el que busca ampliar la bancarización entre los sectores más vulnerables de la sociedad.

“Como banco público, para nosotros, fomentar la inclusión en el sistema financiero es uno de los roles esenciales. Este trabajo lo hacemos desde el área comercial y de individuos desde hace más de diez años porque consideramos que llegar a los clientes que no están bancarizados es una función de la banca social”, señaló García De Luca.

La entidad trabaja sobre tres ejes dentro de la inclusión financiera: en primer lugar, viene desarrollando la accesibilidad a los servicios financieros, con el emplazamiento de sucursales en lugares donde otras instituciones no tienen presencia, como por ejemplo el Barrio 31 de la ciudad de Buenos Aires.

Como destacó García De Luca, “se busca facilitarle a todo aquel que nunca tuvo una cuenta en un banco la apertura de una caja de ahorro y todo el proceso de aprendizaje. Tenemos un programa con el que equipos de trabajo realizan charlas informativas, asistencia al momento de completar los formularios para la apertura de una cuenta y seminarios y talleres con capacitaciones sobre el uso correcto de la economía”.

Otro de los ejes de la estrategia está relacionado con el uso de los servicios financieros. En este sentido, una de las iniciativas en las que trabaja el banco tiene que ver con la ampliación del uso del posnet en los comercios. La directiva comentó que vienen impulsando con fuerza el uso de los celulares como posnet para que un emprendedor con un puesto de artesanías pueda cobrar a un cliente que quiera pagar con tarjeta con mayor facilidad.

El tercer eje sobre el que trabaja la entidad para incrementar la inclusión financiera tiene que ver con el financiamiento. “Damos microcréditos a todos aquellos que se desenvuelven en la economía informal, es decir, que no pueden justificar sus ingresos a través del pago de impuestos o de un empleo”, afirmó García De Luca.

La ejecutiva detalló que, tras realizar una evaluación crediticia con el emprendedor en el lugar donde va a llevar a cabo la actividad comercial, se le otorga un crédito que puede llegar hasta los 200.000 pesos. Para los próximos meses, esperan sacar una aplicación móvil con la cual el potencial cliente podrá hacer una autoevaluación del riesgo y, si lo desea, continuar el pedido del crédito con un asesor de manera simple.

La directiva destacó el trabajo que realiza el sector de inclusión financiera, en conjunto con un equipo de 40 voluntarios de distintas áreas del banco: “Cada uno de ellos participa en acciones de inclusión asesorando sobre los servicios disponibles y dando charlas de capacitación. Una de las actividades destacadas se viene dando con el ‘cajero escuela’, que simula el proceso de uso de un cajero convencional para que la persona aprenda a utilizarlo”.

García De Luca resaltó los buenos resultados de los programas en los últimos años y destacó la obtención del Premio Conciencia por su rol social, con la presentación del exitoso plan de bancarización de manteros.

“Nuestra misión central es dar crédito social, caja de ahorro y cuenta corriente a las personas que nunca tuvieron contacto con un banco. Vamos a acompañar mucho al Banco Central en todos sus programas de educación e inclusión financiera. Queremos ser el primer banco de los clientes que hoy no tienen banco”, agregó.

Share Button