Compañías de seguros usan tecnología para evitar incidentes

¿Qué herramientas eligen para cuidar el ambiente laboral?

Las aseguradoras de riesgo de trabajo incrementaron el uso de herramientas tecnológicas como la inteligencia artificial, drones y los canales virtuales de comunicación para reducir la frecuencia de los accidentes en el ámbito laboral.

Provincia ART es una de las entidades que viene apelando a la tecnología para trabajar en este tema fundamental. Myriam Clerici, presidente de la compañía, detalló que, además de las visitas, los exámenes médicos y los planes de focalización individualizados, tienen una amplia propuesta en materia de capacitación para la prevención de accidentes. “Nuestro programa abarca material gráfico, encuentros presenciales en todo el país, charlas in company y, algo que lanzamos recientemente, nuestro Campus Virtual, que permite a los colaboradores acceder a todos los cursos y mantenerse actualizados en materia de higiene y seguridad desde donde estén y cuando lo deseen”.

“Nosotros trabajamos para proteger el trabajo de los otros, respaldando a las empresas, los organismos y las instituciones que hacen al crecimiento de nuestro país. Además de ser la empresa que brinda servicio a más trabajadores del país y la más federal, nuestro liderazgo se expresa también en el profesionalismo y la efectividad del equipo de prevención, así como también en el compromiso con el bienestar de los accidentados y sus familias. En ese sentido, las acciones en materia de prevención de accidentes laborales son una constante en el día a día de la empresa, desde sus inicios hace más de 22 años”, añadió la ejecutiva.

Profundizando acerca de cómo vienen utilizando la tecnología para fortalecer la prevención, la presidente de la entidad señaló que utilizan los canales virtuales para llevar la concientización a los trabajadores: “El material gráfico para colocar en las plantas o los establecimientos donde se desarrollan las tareas está disponible para descargar en nuestra web. De esta manera, en lugar de esperar a que todo llegue por correo –con las demoras que eso produce–, los empleadores pueden bajarlo, imprimirlo y colocarlo en los lugares de trabajo”.

En el caso de la propuesta in company se pueden conocer los contenidos y gestionar el pedido de visita en el sitio. Los encuentros presenciales ofrecen esta misma opción y agregan la posibilidad de consultar en provinciart.com.ar el programa de cada tema, las fechas y lugares de cada dictado, descargar el formulario de inscripción y realizar todo el proceso a través del correo electrónico.

“Pero, sin dudas, en donde se logra un mayor aprovechamiento de las herramientas tecnológicas es en la propuesta de Formación Virtual. Esta plataforma, a la que se accede en formacionvirtual.provinciart.com.ar, cuenta con una gran oferta de clases y temas para que todos los trabajadores puedan capacitarse en la prevención de riesgos estén donde estén, los 365 días del año, las 24 horas, adaptando la cursada a sus necesidades”, comentó Clerici, que puntualizó que, “tras seguir unos simples pasos de registro, los usuarios encontrarán los cursos que les fueron asignados, las aulas de las diferentes materias, el contenido gráfico y audiovisual para realizar las clases o repasar y un módulo de evaluación, con autotest, para ir siguiendo los avances y las pruebas de los profesores”.

La ejecutiva agregó que la entidad “también está trabajando fuertemente en el aprovechamiento de la tecnología para otras cuestiones operativas, además de la prevención. Hace ya tiempo hemos inaugurado el canal de atención para accidentados en WhatsApp y estamos en proceso de prueba de diferentes aplicaciones para mejorar la autogestión de los contratos, de los siniestros y el seguimiento de traslados”.

Otra de las compañías que viene buscando explotar las posibilidades que brinda la tecnología para seguir reduciendo la siniestralidad en el ámbito laboral es Experta ART, que cuenta con un Laboratorio de Innovación Tecnológica, que nació “como respuesta natural a nuestro perfil innovador”, sostuvo Pablo Blanco, gerente de Sistemas de la firma. De este laboratorio surgieron iniciativas que tienen como objetivo el desarrollo de instrumentos de capacitación y prevención para colaborar con la seguridad de los trabajadores.

El ejecutivo mencionó algunas de las principales iniciativas surgidas del laboratorio: “la capacitación inmersiva y vivencial, que involucra activamente la formación del personal, convirtiendo su “entorno real” en una experiencia de aprendizaje interactiva; la generación de alarmas proactivas, a través de la identificación de elementos de falta de protección personal y conductas peligrosas; la asistencia al trabajador, con la aplicación de diversas herramientas para evitar que realice una tarea riesgosa; y la realización de acciones preventivas, a partir del monitoreo del ambiente laboral, de la flota y del trabajador”.

“Estos proyectos, algunos en etapas de testeo, tienen como objetivo reforzar la cultura del cuidado de cara a nuestros clientes y trabajadores. Para eso, utilizamos herramientas como el análisis de siniestralidad histórica, la prevención como eje y la capacitación constante”, remarcó Blanco.

Según el directivo, “lo que hacemos es diagramar estrategias que nos permitan tender un puente entre las empresas y sus trabajadores con nuestra área de prevención. Todas estas estrategias se apoyan en el uso de la tecnología como herramienta para el desarrollo de soluciones más eficaces y eficientes”.

Entre las tecnologías que viene utilizando la compañía, se encuentra la realidad virtual, para la generación de contenidos de capacitación multimedia, que permiten al receptor adentrarse en una determinada situación y visualizar escenas peligrosas de su entorno laboral. También hace uso de la realidad aumentada, que le permite al usuario, a través de una aplicación de celular, visualizar el paso a paso a seguir en diversas situaciones de riesgo.

Otra tecnologías que incorporó la entidad son la inteligencia artificial y el machine learning, ya que, mediante la utilización de cámaras especiales y con el uso de un software específico, se pueden definir caminos seguros o zonas de exclusión. “Cada vez que una persona ingrese en un área no permitida, el sistema emitirá alertas en tiempo real mientras toma un registro fotográfico. Por otro lado, las cámaras pueden utilizarse para reconocimiento visual y detección de empleados sin elementos de protección obligatorios”, comentó el experto en sistemas.

Asimismo, la entidad utiliza drones para realizar inspecciones en áreas de riesgo, aportando información en una etapa previa a una tarea de altura; internet de las cosas y wereables, que abarcan algunos desarrollos como el brazalete de hombre inmóvil y el dispositivo de monitoreo del ambiente laboral, que permite tener información online.

“Estas tecnologías están en pleno auge, lo que nos lleva a nosotros a estar en constante movimiento de investigación, desarrollo y aprendizaje para poder ofrecer soluciones innovadoras que estén alineadas con las necesidades de nuestros clientes”, apuntó Blanco.

Una respuesta positiva

Los entrevistados señalaron que las innovaciones que vienen introduciendo vienen encontrando una respuesta muy positiva por parte de las empresas y los trabajadores.

Clerici indicó que, “como en todas las iniciativas que planteamos concentrados en responder a las necesidades del mundo del trabajo actual, tenemos un fuerte acompañamiento tanto de nuestros clientes como de sus colaboradores. Las capacitaciones presenciales tienen cada vez más participantes y, si bien el Campus Virtual aún no llega al mes de implementación, ya hemos recibido una mayor cantidad de registros de los que esperábamos”.

La directiva agregó que las nuevas herramientas se ajustan especialmente a las necesidades de las pymes: “Este segmento, que por ejemplo en la provincia de Buenos Aires genera la mayor parte del trabajo genuino y honesto que hay en el sector privado, será el que podrá sacar mayor beneficio de los instrumentos de capacitación, ya que muchas veces se les dificulta poder parar o ralentizar su producción para que los colaboradores vayan a capacitarse”.

Clerici señaló que, gracias a estas innovaciones, la compañía tiene una menor frecuencia siniestral: “Mientras que la del mercado se ubica en 6,33%, la nuestra está en 5,64%, según datos de julio 2016 a junio 2017, que fue el último corte realizado”.

Por su parte, Blanco destacó que “nuestros clientes nos dan la oportunidad de avanzar en nuestros proyectos en conjunto, permitiéndonos probarlos en sus distintas fases, desde las pruebas piloto hasta las implementaciones finales. Nuestro objetivo siempre fue poder ofrecer soluciones de manera proactiva, no sólo para responder a situaciones cotidianas sino también adelantándonos a hechos y brindando siempre valor agregado. Esto lo vemos tanto en grandes empresas como en pymes, dónde este mismo valor agregado se multiplica y las ayuda a potenciarse”.

El gerente de Sistemas detalló que las industrias en las que están trabajando con buenos resultados son la metalúrgica, logística, agropecuaria, retail, mineras y petroleras, entre otras. “Cada desafío es distinto porque cada solución es distinta. Hay tantos desafíos como clientes. Cada empresa es un mundo. Nuestro enfoque apunta a generar cambios en la culturar laboral en pos de mejorar en materia de prevención y salud”, añadió.

La caída de la siniestralidad

Con estos esfuerzos, las compañías buscan continuar con la tendencia decreciente en materia de siniestralidad que el sistema viene logrando desde su creación hace 22 años. Aprovechando la celebración de un nuevo aniversario, la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART) publicó un informe con estadísticas de los logros del sistema.

En el documento se indica que el índice de incidencia global (II Global), que expresa la cantidad de trabajadores siniestrados por motivo y/o en ocasión del trabajo en un año por cada mil trabajadores expuestos, pasó de 84,3 en 1996 a 55,4 en 2017, que es un descenso del 34%. Si se excluyen los accidentes in itinere (II ATEP) el descenso fue aun mayor (de 70,9 en 1997 a 38,4 en 2017, un 46%).

La reducción de la siniestralidad es aun más importante si se toma el índice de incidencia para fallecidos (IF Global), que muestra cuántos trabajadores fallecen por motivo y/o en ocasión del trabajo en un año por cada millón de trabajadores expuestos. Este pasó de 233,2 en 1996 a 75,1 en 2017. Y si se excluyen los accidentes in itinere (IF ATEP) el resultado fue aun más positivo: cayó de 149,2 en 1997 a 40,0 en 2017, un 73% menos.

Según el informe, en 2017 tanto el II ATEP como el IF ATEP muestran sus registros más bajos de toda la serie, indicando así una mejora sostenida en materia de prevención. “Ello representa haber evitado 10.880 muertes desde el comienzo del sistema”, se enfatiza.

 

Share Button