Empresas de gas y electricidad aumentaron su margen operativo

¿Qué cambios generaron este incremento?

Informe: Ieral

Joaquín Berro Madero

Según balances del segundo trimestre del año, las firmas distribuidoras de gas y electricidad mejoraron su margen operativo: 25,5% del total facturado en el caso del gas y 17,8% en el de electricidad.
• Para el conjunto de firmas prestadoras de servicio de gas, los costos de venta pasaron de 81,2% del total facturado en el tercer trimestre de 2015 a 60,1% el segundo trimestre de 2018, permitiendo una mejora más amplia en los márgenes.
• En el caso de las distribuidoras de electricidad, los costos de venta bajaron pero con menor intensidad, mientras que la rentabilidad se ubica en el 7,7% de la facturación.

En las últimas semanas, se presentaron los balances del segundo trimestre del año vinculados a empresas distribuidoras de servicios de gas y electricidad. Como se mencionara en informes anteriores, estos balances consolidan un cambio de tendencia en los resultados de las firmas del sector. En este sentido, la paulatina recomposición tarifaria ha impactado positivamente en los niveles de facturación, derivando en mejoras sustanciales en los indicadores de rentabilidad. Sin embargo, esta mejora comienza a encontrar algunas limitantes; tanto desde el punto de vista de la incidencia de costos, como desde la imposibilidad de recomponer en forma plena el cuadro tarifario. Asimismo, dentro de esta recuperación se observan distintas velocidades dependiendo el sector que se analice.

El presente trabajo se realizó en base a los libros contables que remiten a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires un panel fijo de 11 empresas cuya actividad principal es el transporte y la distribución, tanto de servicio de gas, como de energía eléctrica. Por disposición de datos, el análisis se realiza en el periodo que va de 2013 a 2018 en el sector del gas y, de 2012 a 2018 en el sector eléctrico.

Para tener una idea del volumen de operación de estas firmas, cabe tener en cuenta que su facturaron agregada fue de más de $136,1 mil millones.

Sector distribución de gas

En el caso de la distribución de gas, los indicadores reflejan una recuperación significativa, aunque el margen neto viene recortando trimestre a trimestre. Desde el punto de vista de los costos de venta, este tipo de empresas ha visto mejorar la incidencia respecto de la facturación.

Como muestra el gráfico de más abajo, durante el periodo de congelamiento de tarifas los costos de venta pasaron de representar el 64,6% del total facturado en 2013 a 81,2% en el tercer trimestre de 2015, tomando el acumulado de doce meses. Esto género que las firmas del sector fueran cada vez más dependientes de la asistencia estatal; afectando su capacidad de inversión y la calidad en la prestación del servicio. Sin embargo, hacia fines de 2015 se observa una clara tendencia a la baja. Alcanzando un piso de 60,1% durante el segundo trimestre de 2018; esto es, un mínimo registrado para la serie desde 2013.

Detrás de este comportamiento, se observa que la facturación creció 77,1% a/a durante el segundo trimestre del año, mientras que los costos de venta lo hicieron en 52,4% a/a. Este fenómeno acoto la incidencia de los costos, dando lugar a subas en los márgenes de ganancia. Como muestra el grafico de más abajo, el ratio de resultado operativo sobre la facturación -proxy de la “caja” de las empresas transportadoras y distribuidoras de gas- se mantienen firme en terreno positivo luego de varios trimestres. En este sentido, el cociente paso de promediar 8,4% del total facturado entre 2014 y 2015, a 25,1% durante los últimos doce meses para los que se tienen datos. En el mismo sentido, la rentabilidad -medida también en términos de la facturación- se mantuvo en terreno negativo hasta fines de 2016, para luego alcanzar un pico de 16,4% del total facturado el tercer trimestre de 2017. Sin embargo, los periodos siguientes esta ganancia relativa se fue recortando hasta 9,2% en el segundo trimestre de este año. En este sentido, pareciera que los márgenes del sector comienzan a encontrar un techo o están teniendo mayor incidencia la suba en los costos financieros y las dificultades para reconstituir las tarifas atrasadas en forma plena.

Sector distribución de energía eléctrica

En el caso del sector distribuidor de energía eléctrica el panorama de mejora viene siendo más acotado; esto se debe principalmente a que la infraestructura eléctrica se encontraba aún más deteriorada que en el caso del gas. Asimismo, la incidencia de los costos ha sido más significativa en las firmas distribuidoras de energía eléctrica que en las vinculadas el gas.
Como refleja el grafico de abajo, si se construye un índice con base 100 en el último trimestre de 2015 -siempre con datos anuales- se tiene que los costos en el caso de las empresas de energía eléctrica se han expandidos por encima del ritmo de los costos verificado en las empresas vinculadas al servicio de gas.

En este contexto, si bien los márgenes han pasado a terreno positivo, lo han hecho mas lentamente y en forma menos intensa.

Como muestra el grafico, el ratio de resultado operativo en términos de la facturación ha venido creciendo desde un piso de 4,8% en el tercer trimestre de 2016, hasta 17,8% entre abril y junio de este año. Asimismo, la rentabilidad neta (en términos de la facturación) paso de terreno negativo en el primer trimestre del año pasado a 7,7% el último trimestre para el que existen datos este año. En este sentido, a pesar del impacto de los costos, los indicadores de rentabilidad mostraron mejoras respecto del año pasado.

Share Button