La actividad de la construcción desaceleró su crecimiento

El fuerte incremento de los precios afectó su estructura.

Informe: Ieral

Vanessa Toselli y Lucía Iglesias

• En los primeros siete meses del año los despachos de cemento todavía suben 5% interanual, pese a que los últimos datos entraron en terreno negativo
• El acumulado del año muestra incrementos significativos en este indicador clave del sector construcciones: en La Pampa el aumento fue del 23,4% interanual, en Córdoba, del 16,0%, en CABA, 14,3%, en Misiones, 12,2% y en Santiago del Estero del 10,1%
• En cambio, para igual período se anota una caída de 15,2% interanual en Catamarca, de 13,1% en San Luis, de 9,8% en Santa Cruz y de 6,7% en Jujuy y Tucumán

Durante el mes de julio de 2018, el consumo total de cemento a nivel nacional, según datos presentados por la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), alcanzó las 952.280 toneladas (-6,3% interanual), acumulando un total de 6.865.064 toneladas en los primeros siete meses del año (+5,0% interanual). Este indicador, se encuentra respaldado por el comportamiento del Índice Construya, elaborado por el Grupo Construya con los líderes, con el cual guarda una correlación positiva.

A partir del mes de marzo del año 2017, tanto el índice construya como el consumo de cemento total, vuelven a mostrar variaciones interanuales positivas, revirtiendo esta tendencia desde el mes de mayo de 2018, aproximadamente. Para el mes de agosto, el índice construya mostró una reducción del 12% interanual.

Tomando los valores consumidos de manera acumulada entre enero – julio del corriente año y se los compara con el mismo período del año 2017, puede observarse que el crecimiento observado a nivel nacional (+5,0% interanual) fue acompañado por tres de las cinco regiones argentinas, mientras que las dos restantes obtuvieron reducciones en este indicador.

La región Pampeana fue la de mejor desempeño, incluso superando el promedio nacional, con un aumento del 6,9% interanual, en el acumulado enero-julio de 2018. Las cinco provincias que la componen y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires – CABA, mostraron variaciones interanuales positivas, aunque con cierta variabilidad entre ellas: La Pampa fue la de mayor incremento (+23,4% interanual), seguida por Córdoba (+16,0%), la CABA (+14,3%), Santa Fe (+9,6%), Buenos Aires (+3,1%), y, finalmente, Entre Ríos (+2,7%).

El Noreste argentino fue la segunda región con mayor incremento en el total de consumo de cemento: +5,5% interanual, 0,5pp superior al aumento observado a nivel nacional. De nuevo, todas las provincias que forman esta región obtuvieron subas en este indicador aunque con gran variabilidad entre ellas: el mayor incremento observado fue el alcanzando por la provincia de Misiones (+12,2%), y el menor, por la provincia de Corrientes (+0,6%). El resto de las provincias se encuentran entre esos dos valores.

La región de Cuyo ocupó el tercer lugar en el ranking, con un incremento igual al observado en el total país (+5,0% interanual). San Luis fue la única provincia de esta región en reducir el consumo de cemento con respecto al acumulado enero-julio de 2017, y lo hizo en una gran magnitud: -13,1%. Mendoza y San Juan, por otro lado, mostraron un buen desempeño en este indicador, con un aumento interanual promedio del 8,9%.

La región Patagónica obtuvo una reducción, aunque de pequeña magnitud, en este indicador: -0,4% interanual. Tres de cinco provincias que la componen, redujeron el consumo de cemento en el acumulado enero-julio 2018: Santa Cruz (-9,8%), Río Negro (-4,8%) y Neuquén (-2,1%). Mientras que Chubut y Tierra del Fuego obtuvieron un incremento promedio del 8,4% interanual.

Finalmente, el Noroeste argentino fue el de peor desempeño en este indicador, alcanzando una reducción del 1,4% interanual, en los primeros siete meses del año. Cuatro de seis provincias obtuvieron variaciones interanuales negativas (-8,1% promedio), mientras que Santiago del Estero (+10,1%) y Salta (+4,1%) mostraron un comportamiento opuesto.

Se observa entonces una desaceleración en este indicador, en algunas provincias más acentuada que en otras. Esta tendencia podría continuar en lo que resta del año debido al conocido impacto negativo que tiene una devaluación de la moneda sobre el sector de la construcción en Argentina, sumado a la merma en el nivel de actividad.

Selección de indicadores

Share Button