Banco europeo deberá pagar 775 millones de euros por casos de lavado de dinero

El ING falló en la prevención de corrupción por parte de sus clientes.

El banco holandés ING alcanzó en septiembre un acuerdo con la Fiscalía de Holanda por el que se comprometió a pagar 775 millones de euros con el objetivo de poner punto final a una investigación sobre sus deficiencias a la hora de prevenir el lavado de dinero.
Según explicó la entidad en un comunicado, entre 2010 y 2016 se detectaron carencias en la filial neerlandesa que permitieron a sus clientes utilizar sus cuentas bancarias para llevar a cabo prácticas de lavado de dinero. Aun así, el banco resaltó que durante las investigaciones no se detectaron evidencias de que empleados de la firma cooperaran de manera activa con dichos clientes.
“Nos tomamos el tema muy en serio. Estamos tomando diferentes medidas robustas para reforzar el cumplimiento de la gestión de riesgos. Haremos más mejoras para garantizar que jugamos un papel a la hora de contribuir a proteger la integridad del sistema financiero”, indicó en el comunicado Vincent van den Boogert, CEO de la filial holandesa del banco.

Share Button