Dinamarca: escándalo en el principal banco danés por lavado de dinero

El director ejecutivo del Danske Bank, Thomas Borgen, renunció en septiembre como consecuencia del escándalo de lavado de dinero en la filial estonia.

El anuncio se produjo el mismo día en que la entidad presentó un informe que concluye que la dirección no cumplió con su responsabilidad sobre blanqueo de capitales aunque sí con sus obligaciones legales. El informe, que había sido encargado hacía un año a una firma de abogados, apunta que, pese a una amplia investigación interna, no se pudo establecer “la dimensión precisa” de las transacciones ilegales, aunque se cree que unos 6.000 clientes no residentes en ese país báltico pueden ser sospechosos. Según el diario danés Berlingske Tidende, que destapó el escándalo hace un año y medio, la cifra podría ascender a 50.000 millones de coronas danesas (6.700 millones de euros) y procedería en su mayoría de clientes rusos y de Azerbaiyán.

El Danske Bank admitió que fue informado de posibles problemas con transacciones de clientes extranjeros en su filial estonia en 2007 y lamentó las “inaceptables” circunstancias. También había sido advertido por informantes anónimos y por otros bancos extranjeros. La institución había decidido en 2015 cerrar la filial a clientes no nacionales.

Share Button