Un presunto fraude fiscal

Fiscales alemanes se encuentran investigando a una serie de bancos, entre los que figuran el español Santander, el australiano Macquarie Bank y los germanos Commerzbank y Deutsche Bank, en relación con un presunto fraude fiscal.

La investigación, revelada bajo el nombre de Archivos Cum/ex, se centra en las operaciones de compraventa de acciones que de forma fraudulenta habrían permitido, posteriormente, reclamar devoluciones en el pago de impuestos relacionados con el cobro de dividendos.

Si bien las investigaciones se vienen llevando adelante en Alemania, en donde el fraude habría privado al fisco de 31.800 millones de euros entre 2001 y 2016, la estafa afectaría a toda Europa. En Francia el fraude fiscal habría alcanzado los 17.000 millones de euros y en Italia, 4.500 millones de euros. 

Share Button