Normalizar la economía e integrarnos al mundo – Julio Fraomeni

Julio Fraomeni, presidente de Galeno

La Argentina hoy depende mucho de cómo le vaya electoralmente al Gobierno y que pueda tener tiempo para normalizar la economía, integrarnos al mundo y generar nuevos polos de exportación. Cuando gobernás solamente cuatro años y tenés elecciones intermedias y siempre tuviste minoría en el Congreso es muy difícil sacar las cosas bien y es mucho lo que hay que ceder para lograr un poco de lo que querés hacer. Eso es lo que está pasando.

Creo que el gobierno está haciendo todo lo que puede para que las cosas salgan bien pero no sé si todo lo que puede es lo mejor. El panorama es difícil porque, además, venimos de muchos años de políticas equivocadas que pudieron sobrevivir porque hubo una coyuntura en el mundo donde los commodities valían mucho y la plata no valía nada. Ahora el mundo está difícil, se suma todo lo que se recibió del gobierno anterior y algunas cuestiones que no se hicieron del todo bien en este. Pero uno trata de ser optimista y creer que las cosas se van a solucionar sino es muy difícil mirar para adelante.

Seguimos con el viejo problema de los últimos 40 años que es el gasto público y después está el tema de la cuenta corriente de la balanza de pagos. Argentina hace 20 años que exporta entre 50.000 y 60.000 millones de dólares dependiendo del valor de los commodities. Esto varía muy poquito y siempre es a través del campo mayormente, mientras que en otros países las exportaciones se han multiplicado. A nosotros siempre nos faltan dólares y en esto no hay magia: o los producís o los tenés que ir a pedir. Por ahí pasa el desafío. Quizás en los próximos años, con todo lo que es el sector energético, petróleo, electricidad y gas, se produzca otro bloque de 40.000 o 50.000 millones de dólares de exportación y, además, también se pueda generar valor agregado en todo lo que rodea a los bienes agropecuarios. Vendiendo sólo grano y carne para hamburguesa no vamos para ningún lado.

También hay que reconocer que el crecimiento de Argentina ya no es un tema sólo de atraer inversores extranjeros. A los que estamos adentro y queremos a este país y queremos seguir haciendo cosas nos tienen que generar un mínimo margen de previsibilidad para seguir invirtiendo, porque si no nos atan las manos y resulta peor para todos.

Internamente estamos con una rigidez laboral muy fuerte y a muchas pymes les cuesta mucho sobrevivir a eso. Las grandes se defienden un poquito más pero los chicos y medianos necesitan otra flexibilidad para generar empleo y no creer que si toman dos personas se pueden fundir. Después está el tema impositivo: en la medida en que se le dé más oxígeno a las empresas bajando el umbral impositivo se genera más rentabilidad y eso puede traducirse en mayores inversiones, genera más empleo y se entra en un círculo virtuoso para que todo se pueda encaminar. Sectores como el nuestro, andando bien, ganan 4 o 5% y hoy estamos pagando eso de ingresos brutos. Hay que hacer reformas muy profundas. Si hubiera otro mandato y se pudiera avanzar en las reformas que el país necesita por ahí se empieza a generar otra matriz productiva que sea más eficiente, menos rígida y más permeable a la inversión. Hoy el de adentro tampoco quiere invertir, no solamente el de afuera. El de adentro dice que invirtiendo lo único que hace es comprarse problemas.

Nosotros para junio vamos a terminar la cuarta torre Trinidad de Palermo, en lo que va a ser el servicio de emergencia privado más importante de la Capital Federal. Y la obra que acabamos de iniciar, que es Trinidad Neuquén, es un proyecto de 25.000 metros cuadrados que va a ser la inversión privada más importante en la historia de la Patagonia. Con esta iniciativa buscamos centralizar en un lugar de la región una atención de alta complejidad médica, transformarlo en un polo sanitario y apoyar a la industria petrolera en general y al desarrollo de Vaca Muerta en particular. Teniendo la cabeza en la rentabilidad no lo deberíamos hacer pero nosotros creemos que es una apuesta a futuro, es poner otro granito de arena para el desarrollo de una sociedad mejor.

Share Button