Lo necesario para el ordenamiento de la economía – Gonzalo Santos Mendiola

Gonzalo Santos Mendiola, CEO de Seguros SURA

Estamos llegando al final de un año intenso, cuyos vaivenes no pudimos predecir ni en nuestros pronósticos más cautelosos. Como siempre que llega esta época, es momento de hacer un balance. Creo que, más allá de algunos posibles errores y desaciertos que se dieron sobre la marcha, el Gobierno de Mauricio Macri intentó llevar el timón de la tormenta financiera que afectó a todos los mercados emergentes y en los últimos tres meses se vio que, consolidado el respaldo del Fondo Monetario Internacional y con una política monetaria más restrictiva por parte del Banco Central, la economía puede volver a ser encauzada.

Sabemos que el factor electoral puede agregarle volatilidad a un año en el que todavía están por verse los frutos del sacrificio y de algunas decisiones quizás difíciles que se tuvieron que tomar en 2018. Pero no creemos que la cercanía de las votaciones agregue un ruido extra. Por la rigidez del programa acordado con el organismo, el Gobierno no tiene hoy por hoy margen para caer en proselitismos. Se va a tener que ajustar al plan al que se comprometió y me parece que eso es bueno y necesario.

Seguimos teniendo confianza en la economía y en el país y creemos que este gobierno está dando los pasos necesarios para su ordenamiento y reactivación, desde una perspectiva un poco más sustentable que la que los argentinos estuvimos acostumbrados en los últimos años.

Para el sector de seguros, es el cierre de un año agridulce. Si bien por la devaluación, primero, la suba de la tasa de inflación, después, y la caída del nivel de actividad que se registró en los últimos meses, muchos sectores de la economía real se vieron afectados. Sin dudas, el sector que más nos preocupa es el automotriz, no sólo por la caída de los patentamientos y la venta de autos sino también por la suba de costos que genera el manejo de la siniestralidad. Sin embargo, por el lado financiero, a partir de los buenos niveles de tasas de interés, pudimos compensar esas pérdidas. Además, como partimos de un muy buen primer semestre en materia estadística, mirado en términos generales, el que se va no es un año tan malo.

Por otra parte, se vienen dando los pasos necesarios para la consolidación del mercado, a partir de la sanción de nuevas normativas, como la que permite crear seguros verdes o la que brinda la posibilidad de invertir en pymes y emprendedores con beneficios fiscales. Se trata de iniciativas importantes. El sector se está adaptando a las necesidades que le fue exigiendo el mercado para seguir siendo competitivo.

De cara al próximo año, nuestras expectativas son positivas, tanto para la empresa como para el mercado en general. Si bien el 2018 fue un año donde algunos mercados relacionados al nuestro cayeron, confiamos en que la economía va a reactivarse a partir del segundo semestre de 2019.

Respecto a nuestra empresa, durante todo este año no hemos descuidado ni un segundo nuestro plan de inversión. Tenemos la mirada puesta siempre en la innovación de todos nuestros productos y de la forma en la que elegimos llegar a nuestros clientes. Más allá de cualquier coyuntura, lo más relevante está en saber reinventarse. En un año donde algunos mercados importantes para nosotros han tenido una desaceleración, la innovación en la forma de asegurar y en qué asegurar sin lugar a duda es fundamental.

Share Button