Se han sentado bases más realistas – Fernando Moser

Fernando Moser, gerente general de Banco Voii

Si bien este fue un año turbulento, la primera parte fue razonablemente buena, de hecho tuvimos un primer trimestre récord, con lo cual no estamos promediando un año tan malo para el sector financiero en general y para nuestro banco en particular. Evidentemente, hubo un punto de quiebre en septiembre pasado, con la suba de las tasas de interés a niveles exorbitantes. Por suerte, el Banco Central aplicó un rigor monetario que ha sido capaz de estabilizar las variables.

Las perspectivas para 2019, aún tomando todas las precauciones, son un poco mejores. Creo que se han sentado bases más realistas: tenemos un tipo de cambio muy competitivo y hay expectativas de que las tasas vayan bajando lentamente. Ya vemos algunos sectores que están empujando muy bien una posible reactivación, como el agro y el turismo receptivo. Pero, evidentemente, lo que mide el amperímetro en Argentina es el nivel de consumo, que todavía viene un poco demorado, aunque claramente hay expectativa de que próximamente mejore. Por lo tanto, prevemos que en diciembre del año que viene vamos a estar cerrando un año un poco mejor que este.

Como banco, mantenemos nuestros objetivos de inversión y desarrollo para 2019. Venimos invirtiendo muy fuerte en el desarrollo de nuestra plataforma digital, que será lanzada en un par de meses. Creemos en un proyecto de largo plazo, por lo que esta coyuntura no nos debería sacar de foco. Estos tiempos tan difíciles son buenos para sembrar, para construir las bases y poder despegar cuando todo mejore. Lo peor que uno puede hacer en momentos como estos es permitir que la coyuntura se lo lleve puesto.

Pese a todo, para los bancos no va a ser un año del todo malo. Fue un año de transición y aprendizaje. Los márgenes, evidentemente, con estas tasas se resintieron pero, en términos generales, y a pesar de que ha habido cierto deterioro, las carteras crediticias se mantienen. Tenemos un sector financiero que es muy sólido y que ha respondido muy correctamente a la crisis. Para poner un ejemplo, la industria de fondos comunes de inversión este año tuvo golpes durísimos pero igual no hubo ningún fondo que haya dejado de responder ni de pagarle a sus cuotapartistas cuando quisieron salir. Creo que en el mediano plazo eso va a dar sus frutos.

Entre nuestros principales proyectos para el año próximo, está el lanzamiento de nuestra plataforma digital, aunque tenemos una expectativa moderada. Pareciera que la banca digital y las fintech están muy de moda pero tememos que esto esté en cierta medida sobrevaluado porque los volúmenes de negocio siguen siendo bajos. Nosotros no queremos convertirnos en un banco digital pero apuntamos a ser un banco digital friendly, una entidad donde el aspecto digital es importante pero no es el único. Por eso tenemos nuestra sucursal en el microcentro porteño y planeamos la creación de puntos de atención en distintas cadenas de retail de todo el país a partir de la nueva normativa del Banco Central. Creemos que eso es inclusión financiera y sirve para ganar espacios a nivel federal. En 2019 planeamos también ampliar la oferta de seguros para nuestros clientes físicos. Creemos que es un segmento de la industria que tiene un potencial enorme. Vemos en la compañía de seguros un complemento natural.

Más allá de cualquier vaivén de la coyuntura, el desafío del sector financiero para los próximos años es lograr incluir a más personas. En segundo lugar, como sistema, tenemos que ser más eficientes y poder ir bajando costos en el mediano plazo. Y, por último pero no menos importante, tenemos que ser un factor de crecimiento para el país, generar una contribución palpable.

Share Button