Las compañías buscan crecer en seguros para consorcios

Deben pagar altas comisiones por su comercialización.

Las compañías de seguros están mejorando y relanzando las coberturas para consorcios para balancear las carteras de seguros patrimoniales, hoy repletas de pólizas para autos. Dado que están asociadas a seguros que los edificios deben contratar en forma obligatoria por norma municipal, se trata de coberturas que tienen un riesgo moderado para las compañías pero que pagan comisiones altas a los productores y que, en este contexto inflacionario, deben lidiar con el infraseguro.

Entre las compañías que vienen trabajando en esta línea se encuentra Mercantil Andina. “La idea es tratar de incrementar la participación de Riesgos Varios en la compañía, diversificar la cartera. Se busca, en el devenir de los próximos años, tratar de ir subiendo de a poquito el porcentaje de las ramas varias, para que sea más parejo”, dijo Daniela Cariel, Suscriptora de Riesgos de la empresa, respecto del rubro Automotor, que hoy consume el 80% de la cartera en un contexto de baja conciencia aseguradora.

Provincia Seguros es otra de las compañías que está buscando impulsar este ramo. “La compañía tiene el foco puesto en riesgos ‘no automotores’, entre ellos los productos de Integral de Consorcio, ya que son un segmento donde vemos un gran potencial para crecer”, dijo Hugo Andrés Martín, Suscriptor Responsable de Seguros Property de la entidad.

Frente a esa perspectiva, la compañía está realizando actualmente capacitaciones para toda la fuerza de venta, en su interés de aumentar su proporción de estos seguros en relación a las coberturas de automotores.

“El tema de este segmento es complejo. Los administradores suelen ver a los seguros como un gasto, cuando en realidad son una previsión. Se los asesora para que cubran todos los potenciales riesgos, sobre todo los relacionados con Responsabilidad Civil, pero no siempre toman nuestras recomendaciones”, enfatizó Martín.

La búsqueda por incrementar la cobertura en los edificios está asociada a la baja cultura aseguradora general que sufre Argentina.

Para diversificar su cartera, Mercantil Andina está relanzando su cobertura para consorcios, según lo que pide ahora el mercado, con coberturas adicionales sobre la estándar. La empresa ahora ofrece un producto estándar y un producto plus. “La base, el esqueleto, es el mismo producto pero el plus es una versión mejorada, con límites más altos y algunas coberturas por defectos, con adicionales automáticos, que en el producto estándar se tienen que solicitar especialmente”, detalló Cariel.

La cobertura principal es sobre los daños por el incendio del edificio, cristales, daños por agua, robo. En la cobertura de incendio se mejoraron los adicionales, que se dan sin costo y por defecto: huracán, vendaval, ciclón, granizo, remoción de escombros, linderos (hasta 200.000 pesos en estándar y hasta 500.000 pesos en plus). Están contemplados hasta la suma asegurada o según límites determinados pero son automáticos, cuando antes se otorgaban a pedido puntual y se cobraba el recargo correspondiente. De todos modos, la cobertura puede ser aún mayor a pedido del asegurado.

En la cobertura de robo se puede optar por agregar la pérdida de matafuegos, mangueras, cámaras de seguridad, porteros eléctricos y luces de emergencia y, ante los daños por agua, el costo de la inundación está incluido en el estándar en forma automática. En el producto plus se otorga hasta el 50% de los daños. La cobertura de cristales es estándar y se agrega daños por granizo sin cargo en el plus.

La compañía incorporó también el seguro técnico, poco común en el ramo Consorcios, ya que había que encuadrarlo en una póliza aparte. Aquí se incluyen coberturas sobre equipos eléctricos (centrales telefónicas, equipos de procesamiento de datos, de control de cámaras), maquinaria de jardinería y grupos electrógenos, entre otras cosas.

En Responsabilidad Civil ante reclamos de terceros (los propietarios e inquilinos son considerados terceros), la póliza incluye por defecto los daños en caso de incendio, caída de objetos, carteles, ascensores y calderas. Se cubren los salones de usos múltiples, canchas de tenis. Asimismo, las roturas de cañerías, desagües pluviales y cloacales y piletas de natación están sublimitadas a los montos del contrato y no de la cobertura. Y varían los límites en la cobertura plus.

Por otra parte, tanto el producto estándar como el plus cuentan, además, con la guarda de vehículos en la cochera dentro de la cobertura de responsabilidad civil. “Es un adicional que se pide bastante y lo adaptamos con la inflación a 1 millón de pesos en estándar y a 1,5 millones de pesos en el plus”, indicó Cariel.

En el caso de Meridional Seguros, la cobertura de consorcios ocupa el 45% de la cartera de pymes, al reunir unos 6.500 consorcios, y ofrece coberturas aliadas a la principal, de incendio del edificio y el contenido principal. Tiene una capacidad de suscripción de hasta 75 millones de dólares.

La cobertura que ofrece la compañía también permite cubrir el robo del contenido general de las partes comunes e incluye las coberturas de cristales, daños por agua y responsabilidad civil. Y ofrece una cobertura de responsabilidad civil amplia, incluida en el producto básico, que, además de cubrir daños por incendio, rayos y explosiones, también abarca daños en carteles, linderos y marquesinas.

Los adicionales sin costo (con sublímites) incluyen remoción de escombros y gastos de limpieza y de alquiler. Y ofrece dentro de una misma póliza un servicio de asistencia de emergencia: costo del cerrajero, del cristalero de urgencia y del personal de seguridad ante un siniestro.

En Provincia Seguros se ofrecen dos coberturas: un producto “abierto” en el que el cliente elije las coberturas y sumas aseguradas y uno “cerrado”, llamado CONS02, donde el cliente tiene fijadas para su comodidad las coberturas más habituales que exige el mercado.

“Estamos actualizando los límites de capital asegurado debido a la actualización por inflación en el valor de las propiedades”, señaló Martín.

El flagelo del infraseguro

Los consorcios suelen asegurar a un valor inferior a lo que corresponde. Debido a que las coberturas son a prorrata, al hacer el cálculo en caso de siniestro, la diferencia de cobertura puede llegar a un 50 o 60% por no tener actualizadas las sumas aseguradas.

En Meridional indicaron que por esto es importante el rol del productor que visita a la administradora y tiene las herramientas para actualizar bien las sumas aseguradas, según el dato real de la cantidad de metros y pisos del edificio, y para calcular el valor real de reconstrucción del edificio, según también la zona de ubicación y otras variables.
“Si no, la proporcionalidad que se aplica en caso de siniestro no coincide con el costo de reparación del daño real”, aclararon.

Mercantil Andina da la posibilidad de poner una cláusula de ajuste a pedido del cliente para actualizar el valor asegurado y evitar la prorrata. “Al momento del siniestro tenés un margen mayor”, dijo Cariel.

En Provincia Seguros coincidieron en que “la falta de actualización de las sumas aseguradas de los riesgos de incendio es un problema recurrente”.

“Frente a esto, hacemos campañas informativas específicas con nuestros clientes para no tener inconvenientes al momento de la indemnización por siniestros”, destacó Martín.

Una característica de este segmento es que las compañías deben pagar comisiones muy altas –superan el 30%– a los productores para que estos puedan llegar a un administrador de consorcios que reúna a unos 20 a 30 edificios. Por lo bajo, se reconoce que el productor debe ceder una parte de la comisión para captar al cliente.

Un negocio atractivo

Los edificios tienen obligación de contratar determinadas coberturas y de aplicar medidas de seguridad por norma municipal, lo que minimiza las pérdidas. Así que las compañías compiten por ganar estas coberturas, a través del precio y las comisiones.

“Para nosotros, es un nicho de mercado importante a desarrollar y tiene una buena conducta siniestral, pese a todo. Es un riesgo noble. Las pérdidas que da están dentro de lo que son las proyecciones de rentabilidad de la línea. Es un riesgo que por más que tenga un siniestro te genera ganancias”, indicaron en Meridional.

De todas formas, las compañías aseguran construcciones en buen estado, con medidas de seguridad contra robo. “Las condiciones que se vayan de la media de una póliza estándar tienen que informarse”, dijo Cariel.

Para Mercantil Andina, el mercado está agrupado y la demanda potencial está concentrada en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires.

En tanto, hoy Provincia Seguros tiene más presencia en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires pero apunta a crecer en todo el país.

Martín detalló que están “apuntando, sobre todo, a los grandes centros urbanos donde la compañía tiene presencia: Córdoba, Mar del Plata, Mendoza, etc.”.

El ejecutivo entiende que este mercado está lejos del aseguramiento pleno. “Los argentinos debemos entender que todos estamos sujetos a riesgos y, ante un hecho accidental o fortuito, contar con el respaldo de una póliza de seguros es fundamental para mantener indemne nuestro capital”.

Las empresas coincidieron en que así las carteras podrán crecer en el total de los riesgos patrimoniales, en su lucha por balancear los seguros automotores, y no sólo en Integral de Consorcios.

Share Button