Los recursos provinciales presentaron importantes disparidades por provincia al cierre de 2018

Informe: Ieral

Vanessa Toselli y Lucía Iglesias

• Con información disponible para 18 de las 24 jurisdicciones, se tiene que en ocho provincias hubo aumento en términos reales de los recursos tributarios propios y caída en las diez restantes, aunque no de magnitud significativa
• La diferencia existente puede atribuirse al hecho que hubo provincias que respetaron el espíritu del Pacto Federal de 2017, bajando presión tributaria sobre actividades productivas, a diferencia de un grupo de jurisdicciones que subieron alícuotas de impuestos, aprovechando resquicios legales del acuerdo
• La performance de Ingresos Brutos muestra en forma nítida esa divergencia. La recaudación de este impuesto aumentó 33 % interanual en términos reales en Neuquén y 28 % en Salta, siendo que en la provincia de Buenos Aires cayó 6 %, en Mendoza 3 % y 1 % en Córdoba

Con datos provistos por fuentes oficiales de las provincias argentinas, fue posible hacer una comparación de la evolución de la recaudación tributaria propia para el ejercicio anual 2018, mostrando también el desempeño del impuesto sobre los ingresos brutos – el de mayor importancia en las arcas provinciales-. Se consideran 18 de 24 provincias ya que son las que poseen información actualizada en este indicador.

Los recursos tributarios provinciales totales – compuestos principalmente por los cuatro impuestos comunes a todas las provincias argentinas que, en orden de importancia se enumeran como sigue: Ingresos Brutos, Sellos, Inmobiliario y Automotor – mostraron un desempeño muy variado entre las provincias. 8 de 18 provincias lograron aumentar la recaudación propia por encima de la inflación del periodo, y dichos incrementos se encontraron entre un 1% (Tierra del Fuego) y un 30% (Neuquén). Las 10 provincias restantes redujeron su recaudación real durante el año 2018 entre un 1% (CABA) y un 5% (Buenos Aires).

Las provincias destacadas por sus grandes aumentos interanuales reales son Neuquén (+30%) y Salta (+25%), dos provincias que aumentaron significativamente la presión tributaria en al menos 10 sectores productivos, debido a subas en las alícuotas del impuesto sobre los ingresos brutos.

Justificado por la importancia en el total de recursos tributarios provinciales, a continuación se presenta un gráfico similar al anterior pero para la recaudación del impuesto sobre los Ingresos Brutos, para el ejercicio anual 2018. Este impuesto sufrió algunas modificaciones con la entrada en vigencia del Consenso Fiscal a inicios del año 2018, en el cual se establecieron alícuotas máximas para los principales sectores productivos, con el fin de reducir la presión tributaria. Sin embargo, el resultado no fue exitoso en todos los casos: la mayor parte de las provincias argentinas aprovecharon la brecha entre la alícuota inicial y la alícuota máxima establecida allí, aumentando así la presión tributaria de este impuesto. Neuquén y Salta, tal como lo demuestran los datos, se encuentran entre las provincias con mayores subas de alícuotas (aumentaron la presión tributaria en al menos 10 sectores productivos de la economía).

Debido a que el impuesto sobre los ingresos brutos explica alrededor del 70% de la recaudación provincial total, las conclusiones no varían significativamente con respecto al análisis anterior. Nuevamente, Neuquén y Salta son las destacadas por alcanzar la mayor suba interanual real: 33% y 28%, respectivamente. Además de ellas, otras 8 provincias lograron superar a la inflación del período con subas reales entre un 2% (Entre Ríos) y un 11% (Río Negro).

Por otro lado, Córdoba (-1%), San Luis y Formosa (-2%), La Rioja y Mendoza (-3%), y Buenos Aires (-6%), fueron las provincias que evidenciaron reducciones reales en la recaudación de este impuesto. Jujuy y Santa Fe (0%) mantuvieron su recaudación constante en términos reales, durante el ejercicio anual 2018.

El cronograma de ajuste de alícuotas a la baja del impuesto a los Ingresos Brutos, continúa para el año 2019, tal como lo establece el Consenso Fiscal. Sin embargo, dado que se establecen alícuotas máximas a aplicar, aún queda margen para el aumento de alícuotas en la mayoría de las provincias argentinas, por lo que dependerá de cada una de ellas cómo continúe la evolución de la presión tributaria en el corriente año.

Share Button