Innovación y transparencia

El 7 de noviembre se llevará a cabo una nueva edición de los Premios Prestigio Seguros. En la cuenta regresiva hacia este importante evento, los principales ejecutivos del mercado hablaron con NBS Bancos y Seguros acerca de las estrategias que vienen llevando adelante para acumular prestigio y mejorar su posicionamiento en este aspecto.

El prestigio es un bien intangible y ganarlo es un trabajo arduo. Conservarlo en el tiempo y acrecentarlo son tareas que requieren esfuerzo y planificación. Eso es lo que quieren resaltar los Premios Prestigio Seguros, cuya edición de este 2017 se realizará el próximo 7 de noviembre. Se trata de reconocer la dedicación de las empresas aseguradoras para lograr un mercado sano y transparente en el que los clientes no perciban al seguro como una obligación sino como una verdadera inversión en protección.

En la cuenta regresiva hacia una nueva entrega de estos premios que ya constituyen una tradición para el mercado de seguros los ejecutivos dialogaron con NBS Bancos y Seguros sobre el prestigio de sus empresas y cómo hacen para cuidarlo y acrecentarlo.

Coincidieron, mayormente, en que el prestigio es la cosecha propia de un trabajo llevado a cabo de manera correcta en todas sus etapas. Señalan que cuando las encuestas indican que los clientes recomendarían o renovarían sus pólizas se está en presencia de un prestigio ganado por el buen servicio que se llevó a cabo. Por eso mismo, muchos de los ejecutivos ponen el énfasis en la cantidad de años que hace que están presentes en el mercado y lo consideran como un índice posible para medir el prestigio de sus compañías.

En este mismo sentido, concordaron en valorar positivamente la acción de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), que está haciendo un buen trabajo en controlar la solvencia de las compañías y en cuidar que el mercado no pierda credibilidad. También destacaron como un hecho positivo la decisión del organismo de establecer la obligatoriedad del cobro electrónico de las pólizas, algo que muchas compañías ya habían implementado con anterioridad y que consideran fundamental para la transparencia de la actividad. “Hay que asumir normas internacionales en el uso del efectivo”, dijo al respecto uno de los entrevistados.

Con respecto a las acciones puntuales que vienen tomando para sumar prestigio, muchos pusieron énfasis en las nuevas posibilidades de comunicación que llegaron con la tecnología en los últimos años. Las compañías de seguros comprendieron que la rapidez y el ahorro del tiempo del cliente son valores a los que hay que prestarles atención. Los directivos consultados coincidieron en la importancia de los canales digitales para brindar inmediatez y transparencia en las respuestas a sus asegurados.

También se refirieron a la importancia de la educación, tanto la que apunta a una formación y capacitación de sus empleados y directivos, para que puedan dar la mejor atención posible, como la que busca un comportamiento ético en relación con sus clientes y la comunidad en la que desarrollan sus actividades. En este ámbito algunas de las empresas consultadas cuentan con fundaciones específicas para realizar tareas de responsabilidad social empresarial.

Por otra parte, los ejecutivos coincidieron en resaltar el rol conjunto del Estado y las asociaciones de compañías de seguros para mejorar la imagen del mercado. Y no dejaron de hacer mención del menor desarrollo del mercado de seguros local en relación a los de los países vecinos. En relación a este punto, señalaron que, para comenzar a equipararlo, hay que trabajar en la difusión y concientización sobre la importancia del seguro.

En el 2016 Sancor Seguros, Federación Patronal Seguros y Allianz fueron reconocidas por los productores asesores como las empresas más prestigiosas del mercado, en tanto que La Caja, Sancor Seguros y La Segunda Seguros fueron señaladas como las más prestigiosas por el público. A su vez, SMG Life, ACG, Prevención ART y SMG Seguros se quedaron con los primeros premios en los rubros de Vida, Caución, Riesgos del Trabajo y Mala Praxis respectivamente.

A lo largo de las próximas páginas, se podrá ver cómo han trabajado las compañías en este último año para continuar ascendiendo en la valoración de productores asesores y asegurados, en la búsqueda de la excelencia.

Share Button