“Las políticas de largo plazo deben ser respetadas por todos” Alejandro Simon

A la hora de analizar las reformas que viene presentando el Gobierno en estas últimas semanas, encontramos algunas cosas favorables y otras negativas. Por ejemplo, en lo que hace a los cambios impositivos, es positiva la búsqueda de un sistema más amigable con los contribuyentes y que se vaya hacia un camino progresivo de eliminación de impuestos que acumulan costos en los diferentes eslabones de la cadena productiva, como son los ingresos brutos o el impuesto a los créditos y débitos bancarios. A su vez, estamos en contra de la intención de que las cooperativas y las mutuales de seguros y créditos comiencen a tributar ganancias. Nosotros no generamos ganancias, reinvertimos las utilidades en la economía real o en la propia estructura y hemos tenido un papel muy importante en el desarrollo regional. En la misma línea, somos críticos de la distinción de las cooperativas de seguro del resto de las cooperativas, algo que va en contra del artículo 16 de la Constitución Nacional. Creo que lo que se plantea es un perjuicio, por la existencia de algunos actores que se aprovechan de los beneficios económicos de esta categoría. En ese caso, el Gobierno tiene que fomentar el control y perseguir judicialmente a aquellos que hacen un uso fraudulento de una forma jurídica y no penar a todo el sector.

Con respecto a la reforma laboral, viene a llenar espacios legislativos vacíos que hacían que la normativa vigente no pueda dar una respuesta satisfactoria a los cambios que se vienen dando en el mundo. Las actualizaciones son necesarias porque debemos adaptarnos a las prácticas internacionales. No podemos luchar contra el trabajo no registrado utilizando herramientas que no son del siglo xxi.

En el mercado de seguros, me parece positivo el rol que viene desempeñando la Superintendencia de Seguros. En los últimos 12 meses ha demostrado hacer un trabajo profundo, efectivo y con conocimiento. Valoramos el diálogo que hay con el sector asegurador, algo que no se daba desde hace tiempo.

En los próximos años, la clave del crecimiento pasará por el fomento a los seguros de vida y retiro. Para ello, se tienen que generar mayores incentivos fiscales, es decir, sacar gravámenes a las personas que decidan completar su jubilación con una cobertura. También se requerirán una política institucional de largo plazo, políticas macroeconómicas estables y una baja tasa de inflación, que le permitan a la gente confiar en un instrumento a futuro. Las condiciones están dadas y hoy los asegurados tienen la oportunidad de tener una buena cobertura dentro del marco de la ley.

Yo creo que se están haciendo muchas cosas bien. Se puede mejorar el abordaje que se les está dando a las economías regionales, la contención del gasto público y medidas con perspectivas negativas, como el gravamen al sistema cooperativista. Pero destaco el aumento de la calidad institucional, el ordenamiento de la economía, la reducción de la inflación y la mejora de la competitividad. Son todos aspectos valiosos a futuro y creo que la sociedad los está exigiendo. Si tenemos en claro que las políticas de Estado de largo plazo deben ser respetadas por todos, sin dudas que los argentinos vamos a poder despegar como merecemos.

Share Button