“Si el Gobierno sigue este rumbo, de a poco se va a ir impulsando el desarrollo del país” Gonzalo Santos Mendiola

Los cambios que viene presentando el Gobierno son adecuados y van en línea con lo que necesita la economía. Era relevante tratar cuestiones como la situación laboral, la impositiva, la previsional y lograr un acuerdo con las provincias. Seguramente estas reformas no son las ideales porque se están abordando en forma parcial pero hoy en día es lo máximo que el Gobierno puede hacer, teniendo en cuenta su posición en el Congreso.

En nuestra empresa las reformas laborales e impositivas impactan mucho. El hecho de que las compañías de seguros podamos tomar parte del impuesto al cheque en forma progresiva de a 20% por año a cuenta de Ganancias mejora nuestra posición en relación a la actual. Desde el punto de vista laboral, la progresividad en la reducción de los aportes patronales nos permitirá mejorar casi un millón de dólares al año. Por otro lado, determinar los límites respecto a la situación de las indemnizaciones evita discusiones que pueden convertirse en un litigio, algo que produce un aumento de los costos y también una menor predisposición de las empresas a contratar más personal. Es decir, con estos cambios, mejoramos notablemente nuestra competitividad.

El gradualismo ayudó a que la economía se vaya acostumbrando a una nueva realidad porque en cada una de estas situaciones que se plantean hay ganadores y perdedores. Creo que, en ese sentido, todas las partes tenemos que acordar perder un poco para poder avanzar. Precisamente, en relación a la reducción de la situación fiscal, me parece interesante que también se realicen ajustes en la política, que ya se empezaron a hacer y necesitan profundizarse. Es bueno que no solamente las empresas y los ciudadanos hagamos esfuerzos para ayudar a mejorar esta realidad sino también que la política se sume y colabore.

Con respecto al mercado de seguros, tenemos expectativas de crecimiento por arriba de lo que lo hace la economía. Creemos que hay una oportunidad muy importante para crecer por el aumento de los clientes dispuestos a contratar un seguro. Entendemos que en la actualidad hay un mercado muy grande de gente que no tiene cobertura y nosotros no logramos captar las necesidades que tienen. Por eso, tenemos que comprender estas demandas y responder con propuestas de valor más adecuadas.

La Superintendencia de Seguros está en contacto permanente con las empresas y vemos un clima positivo en el que se puede dialogar y transmitir las problemáticas de la industria. Creo que entiende la realidad del sector y está realizando las reformas necesarias para cambiar de a poco la situación en la que estábamos.

Veo necesario un saneamiento del mercado porque actualmente hay compañías que no están a la altura de la solvencia que se necesita y no brindan confianza a la masa aseguradora de que van a permanecer en el largo plazo y la superintendencia está actuando en ese sentido y controlando que se cumplimenten las normativas.

Soy optimista con las reformas implementadas y creo que hay que esperar para poder ver los efectos de estas medidas. Sin lugar a dudas, faltan otros cambios que se irán presentando pero si el Gobierno sigue este rumbo y la gente continúa apoyando este camino, de a poco se va a ir impulsando el desarrollo del país.

Share Button