Río Uruguay Seguros: Preparación para el egreso laboral

El egreso laboral es último gran cambio que experimentan las personas a lo largo de su vida. Viene acompañado de nostalgia, incertidumbre y expectativas por lo que depararán los nuevos tiempos. Con el objetivo de acompañarlos en este proceso y lograr que sientan que aún son partes del equipo de trabajo, Río Uruguay Seguros incorporó el concepto de Egresados RUS, consistente en talleres temáticos con especialistas donde se traten los posibles escenarios ante el retiro de la actividad.

Los objetivos que persigue se establecieron en tres ejes: estimular la construcción de una visión positiva de sí mismo en relación a la etapa evolutiva del adulto mayor, promover el reconocimiento y aceptación de la nueva identidad y definir estrategias orientadas a la satisfacción de necesidades que trascienden lo laboral, tales como el entretenimiento, el descanso y la calidad de vida, el incremento de conocimientos y el ejercicio de habilidades, el fortalecimiento de la autoestima, y el fortalecimiento de vínculos interpersonales.

La principal expectativa de la compañía al embarcarse en este programa fue que los jubilados puedan entender al egreso laboral como un proceso por el que todos deben pasar, que es parte de la vida y cada uno lo enfrenta de manera diferente, pero que también puede ofrecer posibilidades de desarrollo y crecimiento personal.

El proceso fue muy demandante y con diferentes prácticas que apuntaban a otorgarle un marco general a las situaciones particulares que enfrentaban cada uno de los jubilados que decidían incorporarse al programa. De esta manera, se realizaron sesiones individuales exploratorias y de acompañamiento en relación a miedos, incertidumbres, dudas sobre el cambio evolutivo y laboral. También se realizaron talleres vivenciales e interaccionales dictados por especialistas en la temática basados en el reconocimiento de uno mismo en el nuevo contexto de vida.

Además se estimuló la participación activa de egresados y preegresados como educadores de las nuevas generaciones que se incorporan a la empresa en relación a la historia, cultura y valores organizacionales. De esta manera, recuperaban la capacidad de realizar acciones realmente útiles dentro de la compañía.

Luego de cinco años en los que se experimentó con diferentes métodos, en 2015 se logró conformar un equipo de expertos que logró hacia fines de 2016 resultados más que satisfactorios. En este sentido, se registró que más del 80% del personal egresado y más del 90% de los preegresados participó en, al menos, una actividad propuesta por el equipo. El éxito obtenido produjo también un efecto multiplicador en otras compañías en las que el proyecto despertó atención y motivó consultas.

“Cuando uno comenta afuera de la empresa el trabajo que se está realizando, la gente se sorprende, porque no concibe que un jubilado pueda seguir participando dentro de la empresa. Eso no es lo único, además de los talleres también se organizaron viajes y otras actividades organizadas por profesionales en la materia que nos ayudan a afrontar este nuevo estilo de vida alejado de las responsabilidades que requiere un trabajo”, contó Jorge Bonvin, uno de los egresados que estuvo involucrado en el programa desde el principio.

En la actualidad, el equipo está liderado por jóvenes de diversos procesos de la compañía, pero también por representantes de egresados y preegresados, no sólo para que sean quienes informan las necesidades en primera persona, sino también para generar conciencia de que se puede seguir aportando en proyectos activos de la empresa pero desde otro rol.

Share Button