Seguros Rivadavia: Solidaridad por nuestras venas

Donar sangre es un acto sencillo, que lleva apenas unos minutos y permite salvar vidas. Según el Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires, para poder cubrir la demanda transfusional que existe en la Argentina, sería necesario que el 5% de la población donara sangre en forma habitual al menos dos veces al año. Por eso, a través de la campaña La solidaridad corre por nuestras venas, Seguros Rivadavia realiza un trabajo digno de difusión.

En 2016, conscientes de la importancia de donar, y a raíz de una propuesta recibida por parte del Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires, las áreas de Marketing y Relaciones Institucionales y Recursos Humanos de la Aseguradora impulsaron una acción de voluntariado para la realización de una colecta masiva de sangre en las propias instalaciones de la empresa, en horario laboral e invitando a participar de esta campaña solidaria a todo el personal de su casa central. También se les dio la posibilidad a los empleados de otras sedes de ausentarse algunos minutos de sus puestos de trabajo para asistir a los centros de donación más cercanos.

“La campaña tuvo como objetivo general reforzar el valor y sentido solidario que se encuentran en el ADN de esta cooperativa de seguros, buscando concientizar a los empleados y otras audiencias relacionadas sobre la importancia de la donación de sangre, ante la escasez de donantes en nuestro país, constituyendo un ejemplo positivo digno de ser imitado por otras firmas. Al mismo tiempo, se trató de integrar y conectar a todos los empleados de la organización mediante una tarea solidaria conjunta”, explicaron los responsables del área de Marketing y Relaciones Institucionales de la Aseguradora.

La jornada solidaria también buscó sensibilizar a los empleados con la propuesta, generar su participación activa, transmitir y fortalecer los valores de la cultura organizacional vinculados a la solidaridad y la participación ciudadana y abrir un espacio para la acción comunitaria.

La fecha elegida fue el 26 de agosto, por conmemorarse el Día Nacional de la Solidaridad, y las expectativas estaban dirigidas a lograr que el personal tomara conciencia, se involucrara y valorase el hecho de tener la posibilidad de ayudar a salvar vidas, donando sangre en el propio ámbito laboral, siendo parte de una iniciativa solidaria de voluntariado que captase su interés, los integrase y movilizara a colaborar con la causa.

A su vez, por sus orígenes cooperativos, la propia responsabilidad social empresaria de la aseguradora promueve el respeto por las personas y las comunidades con las que se tiene relación en distintos puntos del país, buscando que el desarrollo y crecimiento de la actividad apuntale la construcción de una sociedad más equitativa, justa, solidaria e inclusiva.

En apenas dos años, los resultados obtenidos superaron lo imaginado, estableciendo un piso para nuevas iniciativas de voluntariado corporativo. De esta manera, en 2016 hubo un incremento del 21% en la cantidad de personal involucrado en forma directa con respecto al año anterior.

Sin dudas, la campaña contribuyó a la toma de conciencia de los empleados sobre la importancia de donar sangre para salvar vidas y sobre la escasez de donantes que hay en la Argentina.

Share Button