Lanzaron una nueva modalidad de seguros para autos

La nueva póliza se adapta a la forma de conducción que tiene el asegurado y ofrece descuentos de hasta el 40% con relación a los seguros convencionales. En las empresas aspiran a tener una penetración cercana al 2% en el mercado de automóviles.

El mercado de seguros de Argentina ya cuenta con un nuevo modelo de pólizas de autos. Hace algunas semanas SnapCar junto a Intégrity Seguros lanzaron una nueva cobertura que ofrece descuentos en el pago mensual según la cantidad de kilómetros que se maneja o el tipo de conductor que es el asegurado.

“Hace más de dos años que venimos trabajando en el proyecto. Fue un largo trabajo para desarrollar la tecnología con la plataforma de analytics y de big data, todo lo que tiene que ver con el software y el hardware, que son los dispositivos que se instalan en los autos”, comentó el CEO de SnapCar, Gonzalo Delger.

El modelo presentado por la compañía funciona con la instalación de un dispositivo dentro de los vehículos que recopila, en el momento de la conducción, toda la información necesaria para poder medir cuánto y cómo maneja cada uno de los clientes. El dispositivo se conecta vía Bluetooth a la aplicación de smartphone de la compañía que cada uno de los clientes tiene que descargar a su dispositivo a través de Google Play o App Store y eso transmite toda la información hacia la plataforma de la empresa. La instalación del mismo se realiza al momento de la inspección del vehículo y el costo se encuentra incluido dentro del valor normal y mensual de la póliza.

Entre los datos que se toman en cuenta, se encuentran la cantidad de kilómetros recorridos, la cantidad de viajes urbanos o en ruta por día, los horarios de la conducción, los excesos de velocidad y las aceleradas, frenadas y giros bruscos.

“Todo esto se va ponderando dentro de una fórmula que termina dando un perfil de manejo y finalmente el ajuste para el precio de la póliza todos los meses”, explicó Delger.

Hasta el momento, los clientes de la compañía vienen obteniendo descuentos promedios de entre un 20% y un 25%. En gran parte, esta disminución del precio está relacionada con las personas que utilizan el auto para movilizarse al trabajo y quienes, a pesar de tener un vehículo, utilizan a diario el transporte público. De esa manera el cliente recibe rebajas por los días y kilómetros recorridos.

Desde la empresa, calculan que un 65% de los asegurados totales del mercado pagan de más y cubren a los conductores que usan más el auto.

Los descuentos por manejar menos en el mes pueden hacerle ahorrar a los asegurados un promedio de 500 pesos, que aumenta hasta los 600 si el conductor maneja unos 500 kilómetros mensuales o disminuye 300 pesos en caso de que el auto recorra 1.500 kilómetros al mes.

A diferencia del scoring, un sistema que también apunta a la diferenciación de los asegurados, la tecnológica telemática permite enviar directamente la información sobre el cómo y cuánto maneja el asegurado directamente a la compañía. En cambio, el anterior sistema dependía de que el mismo usuario le enviara la información del uso del vehículo para realizar el descuento y el cobro.

“La estrategia de difusión de este nuevo producto está enfocada en las redes sociales. Nosotros creemos que esta nueva modalidad de seguro va para un mercado que está mucho más cerca de la tecnología y esa gente es la que, a través de su smartphone, comparte mucho de su vida y sus contenidos en las redes sociales”, señaló el ejecutivo.

Desde la compañía destacan el nivel de seguridad del sistema y la protección de los datos personales. En ese sentido, la empresa afirma que tiene los estándares más altos de almacenamiento de datos y que la información guardada no está nominada y sólo tiene relación con la geolocalización.

“No hay posibilidad de que alguien vincule algún dato con alguna persona. Estamos con las mejores prácticas que se usan en el mundo”, aseguran.

En la firma indicaron que, para la implementación local, realizaron un trabajo de adaptación de los sistemas del exterior. Se tuvo que amoldar la tecnología por la diferencia entre los perfiles de conducción de Norteamérica y Argentina, ya que en nuestro país la conducción tiene niveles más bruscos. Insurethebox (de Inglaterra), Progressive (de Estados Unidos) y la experiencia, en aumento, de Italia fueron algunas de las referencias que tomaron en cuenta.

Un producto de nicho

En la empresa aspiran a tener una penetración cercana al 2% en el mercado de automóviles. Catalogan a la nueva modalidad como un producto de nicho, por la cantidad de gente que, por su conducción, puede realmente acceder a descuentos atractivos y porque se encuentra restringido a las grandes ciudades, donde se notan más las diferencias en el uso diario del vehículo que en lugares rurales o del interior.

“Con la experiencia que hemos adquirido a través del trabajo de vehículos tester, hemos visto que mucha gente, al momento de conectar su auto, empieza a mejorar sus índices. Esto confirma las tendencias que habíamos visto en mercados más desarrollados, en los que la gente ve sus mediciones y toma conciencia de cuáles son aquellas maniobras riesgosas que hace consistentemente, cuáles son los excesos de velocidad innecesarios, y así se comienzan a mejorar los índices y se reducen los riesgos”, puntualizó Delger.

En la compañía también prestan atención al sector que denominan como “padres preocupados” y que podría aumentar el nivel de adhesión a este nuevo sistema. Señalan que hay muchos padres que, independientemente del costo del seguro, deciden conectar el vehículo para poder saber cómo manejan sus hijos y, en base a eso, tomar acciones correctivas para evitar cualquier tipo de accidente en el futuro.

También comentan que esta nueva modalidad de póliza puede ser un atractivo para personas que tienen coberturas básicas y que con el uso de la tecnología puedan acceder a seguros como el todo riesgo con franquicia o terceros completo.

“Yo creo que esto va a ir creciendo y la telemática se va a transformar en un estándar en los próximos años. Es muy difícil que se pueda seguir suscribiendo el modelo de negocios de pólizas de autos basado exclusivamente en el vehículo y no en el comportamiento de los conductores. Te cambia mucho la forma de evaluar los riesgos y no tiene sentido seguir operando sin esta información teniéndola disponible”, afirmó el ejecutivo.

En este sentido, agregó que el costo de la tecnología va a ir bajando cada vez más, por lo que en 5 años lo que hoy puede resultar costoso para algunas empresas tendrá un precio sorprendentemente menor.

“Hoy la tecnología está al alcance de todos. No creo posible que dentro de algunos años no se tomen en cuenta estos datos y, seguramente, en el futuro los mismos autos van a suministrar la información sin necesidad de que venga una empresa como la nuestra a instalar un dispositivo”, enfatizó.

Share Button