Más protección para el campo

En el marco de Expoagro, las compañías de seguros mostraron todas sus novedades a los clientes. Las entidades llegaron a la feria con un buen primer cierre de la campaña 2017-2018 y con más propuestas para proteger a los productores en todas las áreas de su actividad.

El 13 de marzo el campo celebró una nueva reunión en la clásica edición anual de Expoagro, el evento que reúne a las grandes empresas del sector. Por segundo año consecutivo, la 12ª edición de la exposición se realizó en el kilómetro 225 de la ruta nacional 9, dentro del partido de San Nicolás. Desde la organización comentaron que se realizaron trabajos para mejorar las condiciones del predio con el objetivo de aumentar la presencia de empresas en la feria.

El sector asegurador no fue ajeno a la reunión y presentó algunas de sus nuevas propuestas orientadas a los productores agropecuarios. NBS Bancos y Seguros dialogó con las principales aseguradoras del segmento para conocerlas.

“Hace algunos años venimos trabajando con el sector agropecuario y tenemos definido este segmento como estratégico para la compañía. Empezamos apostando fuerte con protección de cultivos, que es la estrella de los seguros que compran los productores y, paralelamente ofrecemos otras coberturas”, comentó Silvana Roccabruna, gerente de Riesgos Agrícolas de Zurich.

Desde la empresa ofrecen coberturas completas de granizo, que incluyen distintos niveles de protección frente a incendios y resiembra. Adicionalmente, les ofrece a los clientes la posibilidad de sumar seguros frente a heladas, vientos fuertes o para cuando la siembra se encuentra en el silo bolsa o en proceso de traslado.

Como señaló la ejecutiva, las soluciones que ofrecen permiten proteger al cultivo desde que el productor lo siembra hasta que lo entrega en el puerto.

La directiva mencionó que la campaña de grano fino finalizó con números positivos y que se encuentran esperando los resultados de grano grueso. “Trabajamos durante esta etapa con seguros de protección de cultivos de soja, maíz, girasol y trigo”, aclaró.

“También contamos con seguros de integral agrícola, donde lo que buscamos es ayudar a proteger todo el patrimonio del productor. Ahí, el cliente no sólo piensa en proteger ese grano que siembra y cultiva sino también sus activos. No sólo piensa en lo que produce sino en también en la protección para su familia”, añadió Roccabruna, puntualizando que en la compañía también ofrecen productos de vida desarrollados exclusivamente para este segmento de clientes.

Sancor Seguros es otra de las empresas que apuesta fuerte por el campo argentino. Para la campaña 2017-2018, ofreció protección de granizo, con adicionales de resiembra, resiembra elevada, helada y viento, junto al seguro multirriesgo agrícola.

Gustavo Mina, gerente de Seguros Agropecuarios de la entidad, detalló que ofrecen “packs antes de las campañas que brindan de la cobertura más completa a la básica, con adicionales para trigo, como heladas o resiembra elevada en cosecha gruesa y con un beneficio en el costo. También, el productor tiene la posibilidad de pagar sus pólizas de granizo y bienes patrimoniales con canje de granos y aprovechar, de esta manera, los beneficios impositivos que trae el canje”.

El ejecutivo indicó que uno de los diferenciales más grandes del seguro contra granizo que ofrecen es el envío periódico de imágenes satelitales de los campos para que cada cliente pueda ver cómo evoluciona su cultivo: “Cada veinte días reciben una imagen de índice verde que indica el vigor con el cual crece el cultivo y también las anomalías que se van presentando. Con el smartphone, la tablet o la computadora, el productor puede ver los cambios y hacer un buen diagnóstico de lo que está pasando”.

La entidad también cuenta con un seguro multirriesgo agrícola. Esta protección es una cobertura global de la inversión que cubre todo el portafolio de siembra del cliente. Y los asegurados pueden adicionar cubrirse frente a la variación de los precios de los granos. Mina comentó que esta póliza sigue teniendo una adhesión baja, cercana al 5% de los seguros contratados del área.

Para el sector ganadero, la compañía con sede en Sunchales ofrece seguros de vida para rodeos de tambo, cría y reproductores.

San Cristóbal Seguros también pone el foco en este segmento. En su carpeta para la campaña 2017-2018 incluye una gama de productos que contemplan a productores, acopiadores, maquinaria y situaciones como granizo, con protecciones que van desde accidentes parciales, incendio y robo de elementos de producción hasta accidentes personales y responsabilidad civil, entre otros.

Julián Alí, gerente técnico de la compañía, explicó que la oferta está centrada en la cobertura de granizo para los cultivos extensivos de invierno y verano. Adicionalmente, se le suman protecciones contra incendios, heladas, viento y resiembra.

“Una de las novedades que incorporamos fue el planchado de suelo, que desde la cobertura básica se encuentra incluido. Con esto, se cubre la falta de éxito en la emergencia del cultivo causada por sellado o encostramiento”, destacó el directivo.

Al igual que su competidor, en la compañía le dan al productor la posibilidad de pagar la póliza de fina al vencimiento de la cosecha con canje de granos.

Otra de las compañías con una fuerte actividad en el sector es Nación Seguros. Como indicó Guillermo Canavesi, jefe de Riesgos Agrícolas de la entidad, “en esta campaña que está finalizando estamos ofreciendo Granizo más adicionales para cultivos tradicionales y también para algunos cultivos regionales, coberturas multirriesgo agrícola, incendios y adicionales para lo que es forestales”. El ejecutivo agregó que las coberturas que ofrece la compañía contemplan riesgos muy presentes al momento de la siembra y la cosecha como son las heladas, vientos fuertes y resiembra.

Asimismo, en el sector ganadero la empresa cuenta con una cobertura de responsabilidad civil para ganado que cubre todo lo que es daño causado a terceros por estampidas o escape de animales.

Ampliando las coberturas para el sector

En las compañías se encuentran trabajando para ampliar la protección que ofrecen al sector agropecuario, teniendo especialmente presente la fuerte sequía que azotó en los últimos meses a nuestro país, que causaron cuantiosas pérdidas a los productores.

En este sentido, Mina adelantó que se encuentran trabajando en el desarrollo de una cobertura paramétrica que toma como base el índice de precipitaciones estandarizadas que calcula el Servicio Meteorológico Nacional. “El objetivo de este tipo de coberturas es cubrir la pérdida de producción o el incremento del costo de producción que tienen los clientes del sector”, amplió.

En la misma línea, Alí enfatizó que “seguimos trabajando muy de cerca con ADIRA, la asociación que nos agrupa a nosotros, y junto al gobierno nacional y los provinciales en el análisis de distintos tipos de coberturas, como pueden ser las paramétricas, con la intención de lograr armar un producto integrado con menor costo que los seguros multirriesgo que se ofrecen en la actualidad”.

El ejecutivo agregó que también se encuentran trabajando para incorporarse al segmento ganadero. Al momento, están desarrollando el nuevo sistema de la compañía y los nuevos productos en carpeta con lanzamiento previsto en el mediano plazo.

También en Nación apuntan a mejorar su posicionamiento en el sector ganadero. “Estamos evaluando ampliar la cobertura para ofrecer mayores protecciones a nuestros clientes”, afirmó Canavesi.

Roccabruna, a su vez, destacó que “ahora estamos pensando en nuestra estrategia para la próxima campaña, en línea con seguir ofreciendo soluciones integrales y pensando en que el productor pueda transferir riesgos no solamente relacionados a cultivos sino también los asociados a toda su producción”.

Un segmento con un buen nivel de desarrollo

Los especialistas se mostraron satisfechos con el nivel de desarrollo que presenta el negocio asegurador en el segmento agropecuario. Comentan que los números obtenidos en los últimos años son positivos y que se vienen manteniendo en un 50% o 60% de hectáreas protegidas del total en producción.

Para Roccabruna, “teniendo en cuenta que este tipo de seguro no se encuentra subsidiado y no es obligatorio, el cliente tiene una buena conciencia aseguradora. Sin lugar a dudas, tenemos que seguir trabajando para que esto crezca y, por otro lado, creemos que si el negocio del campo incrementa su actividad, el nivel de aseguramiento acompañará ese camino”.

En concordancia con su colega, Alí destacó que las cifras del mercado son “bastante elevadas en comparación a otros países o con otros rubros de seguros que tiene el mercado en Argentina”.

Mina coincidió en que hubo números positivos en la última campaña y espera que el volumen de aseguramiento se mantenga constante en los próximos años: “Hay variaciones, por los cambios de rentabilidad en la agricultura y las situaciones climáticas. Habíamos llegado a tener 21 millones de hectáreas aseguradas y hoy estamos en 18 millones. Si baja la ganancia en el sector, baja la contratación del seguro”.

Canavesi explicó que “el aumento de productores asegurados se dio por dos motivos: los mayores cambios que presenta el clima, con eventos extremos recurrentes, y la incorporación de la tecnología. En esta campaña hemos visto inundaciones en septiembre y ahora se está hablando de pérdidas de hectáreas por el problema de la sequía, todo en una misma campaña. Por otro lado, el sector está invirtiendo en tecnología cada vez más. El productor tiene un perfil más empresario que le hace evaluar de otra manera el riesgo al cual expone su capital”.

El directivo cree que el porcentaje del mercado se mantendrá en las próximas campañas, aunque podría haber alguna variación por los factores climáticos, algo que disminuye la rentabilidad y ajusta los consumos del sector. Y considera que uno de los indicadores positivos del futuro del sector está en el precio del grano, que aumentó a niveles interesantes en los últimos meses, algo que les da mayor rentabilidad a los productores.

A pesar del buen desarrollo que alcanzó el sector en los últimos años, los entrevistados coinciden en que aún restan importantes asignaturas pendientes para que el seguro continúe creciendo.

Alí destacó que los resultados obtenidos en los últimos años son el techo que se puede alcanzar con las coberturas que hoy se manejan y entiende que “para expandir la conciencia aseguradora y el mercado, habrá que ir por coberturas que agreguen valor, atendiendo a otros de los riesgos que hoy aquejan a los clientes, como las sequías y las inundaciones, que actualmente tienen dificultad de acceso por el alto costo”.

“Para que crezca la conciencia aseguradora, se tienen que dar varias cuestiones, entre ellas una mayor coordinación del sector privado y público”, añadió.

Mina también cree que para continuar desarrollando el mercado se requiere el ofrecimiento de nuevas coberturas por parte de las empresas para atender las necesidades puntuales de cada una de las regiones, con la incorporación de la tecnología necesaria. “Un tema importante en el nivel de asegurados multirriesgo del sector está relacionado con el subsidio a la primas. En nuestro país esta cobertura no es sustentable porque, además de pagarla, el cliente tiene que pagar impuestos, por lo que los costos se transforman en un problema”, indicó.

Las expectativas de las compañías

Más allá de las dificultades que presenta el segmento, los ejecutivos se muestran optimistas de cara al futuro y apuntan a pisar fuerte en esta actividad esencial para la economía del país.

“Venimos con buenos resultados y esperamos que siga de esta manera. La sequía es preocupante en algunas zonas y puede llegar a arrojar una merma en la producción y, como consecuencia, de las hectáreas aseguradas”, comentó Alí, que confía en el crecimiento de la compañía y resalta que quieren seguir manteniendo el lugar de protagonismo y la cantidad de hectáreas protegidas hasta el momento.

“Vamos a seguir apostando año tras año a proteger y estar cerca de nuestros clientes”, destacó Roccabruna y añadió que la presencia en Expoagro busca transmitirles cercanía a los productores agropecuarios y darles más conocimiento de la propuesta que la compañía tiene.

“Queremos que los productores sepan que tenemos soluciones desarrolladas para ellos. Esto nos ha permitido posicionarnos y mantener un buen share en el mercado. Ya hace más de 5 años que estamos entre las diez primeras compañías del sector y nuestra idea es seguir protegiendo a nuestros clientes y a todos los que se acerquen”, remarcó.

Por su parte, Mina indicó que acompañan las buenas perspectivas del sector y agregó que seguirán trabajando “en nuevas coberturas basadas en la utilización de nuevas herramientas tecnológicas. De la mano de la innovación, entendemos que vamos a poder brindar alguna alternativa de aseguramiento mucho más adecuada para todos nuestros clientes”.

Share Button