Ahorro más capitalización

Ahorro + capitalización, un instrumento que crece

Las cuentas remuneradas suman beneficiarios. Una alternativa de fintechs y bancos.

La inflación obliga a mover el dinero. Los instrumentos de inversión por dentro y por fuera del sistema bancario son casi lo opuesto a la caja de ahorro, tradicionalmente entendida como un espacio de depósito y, eventualmente, de pago. Pero las fintechs y los bancos digitales le encontraron la vuelta e introdujeron las cuentas remuneradas. La tendencia cayó bien entre los clientes y son varios los que mueven saldos desde cuentas sueldo tradicionales para cobrar un interés que, aunque no le gane a la inflación, contribuye a la economía diaria. De esta manera, una caja de ahorro permite una capitalización que, aunque pequeña, contribuye, y se convirtió en una tendencia que crece.

El instrumento, que también empezó a ser ofrecido por algunos bancos tradicionales, no tiene costo adicional, ni requerimientos mínimos, y ofrece una tasa de interés por el saldo depositado. Además, permite al cliente tener disponibilidad inmediata de su dinero cuando quiera.

Microfinanzas

En agosto de 2020, el Banco del Sol comenzó a ofrecer a sus usuarios la caja de ahorro remunerada, con una TNA del 20%. Desde entonces, sus 150.000 clientes tienen la posibilidad de ganar dinero con sólo dejar el saldo en su cuenta.

La acreditación de los fondos se realiza de manera automática después de los 30 días del primer ingreso de dinero y se calculan los intereses de acuerdo al saldo promedio del mes.

En la misma línea de ese banco digital, Naranja X anunció que su cuenta en pesos pasará a ser remunerada y brindará un interés diario a los usuarios que tengan depositado su dinero allí.

La compañía, que está terminando de redondear esta propuesta para su lanzamiento, tiene más de 5 millones de usuarios entre cuentas, tarjetahabientes, tenedores de préstamos, asegurados y usuarios de sus soluciones de viajes y cobro para comercios.

La cuenta remunerada es una tendencia que viene empujada mayormente por las fintechs, bancos digitales, billeteras electrónicas y casas de bolsa, aunque existen algunos bancos tradicionales como el Itaú y el Banco Bica, que ofrecen esta alternativa de microfinanzas.

En bolsa

José Ignacio Bano, gerente de Research en invertirOnline (IOL), afirmó: “Nosotros fuimos la primera AlyC (agente de liquidación y compensación) en implementarla y vemos que es una tendencia que llegó para quedarse”. Y explicó que con la cuenta remunerada en pesos (TNA 27,4%) y dólares (TNA 0,5%), crece hasta el dinero que no se invierte. Por lo tanto, “el dinero líquido en la cuenta de inversión en Argentina genera intereses diarios que se depositan en la cuenta el primer día de cada mes”, dijo.

Y suma, porque si bien un plazo fijo de un banco tradicional paga una tasa del 37%, para una colocación de 30 días, la cuenta remunerada es más conveniente para las personas que necesitan tener este dinero disponible en cualquier momento como, por ejemplo, para pagar la tarjeta de crédito o el colegio de los chicos.

Este producto permite que la plata esté siempre disponible, incluso para realizar una inversión en la bolsa y tener ese dinero en el momento justo. Lo bueno es que mientras tanto, genera intereses. Igualmente es interesante mirar de cerca la tasa de 0,50% en dólares que es sumamente atractiva.

El interés del Banco Central para que los bancos tradicionales, a cambio de incentivos, implementen medidas para desalentar el uso de efectivo e incluir financieramente a nuevos segmentos, probablemente anime a nuevas instituciones a ofrecer este tipo de cuentas remuneradas a sus clientes.