Aumenta la oferta de seguros contra eventos climáticos

Juan Cerrutti - Foto04

Las compañías se hacen eco de una necesidad creciente entre las personas, la de sentirse protegidas ante los cada vez más frecuentes fenómenos climáticos violentos que afectan distintas regiones del país. Las inundaciones, el granizo y los vientos fuertes aparecen como las principales amenazas de la naturaleza.

El cambio climático se manifiesta de manera cada vez más evidente en nuestro país, con un incremento en la frecuencia de fenómenos naturales violentos que afectan a distintas poblaciones. Granizo, inundaciones y vientos fuertes son algunos de los eventos que se manifiestan en estos últimos años con un creciente poder destructivo.

Frente a esto, se viene registrando un aumento en la preocupación de la gente, que comienza a sentir la necesidad de protección. Es por eso que las compañías de seguros han incrementado su oferta de pólizas destinadas a cubrir estos fenómenos.

Zurich Weather es uno de los lanzamientos más recientes en esta materia. Según Mauro Zoladz, jefe de Desarrollo de Producto de la compañía, se trata de un “concepto incorporado” a la paleta de productos de la aseguradora, que apunta a cubrir al tomador de la póliza de autos ante cualquier evento climático.

El producto es sin límite y sin franquicia. Si el asegurado se ve afectado por una inundación o un granizo en el auto no debe hacerse cargo de ningún costo, franquicia ni deducible.

El ejecutivo destacó que ésta es una respuesta de la empresa ante una necesidad concreta. “Por cómo fueron los últimos eventos climáticos en Argentina, que ocurrieron en zonas bastante sorpresivas, y por lo que estudiamos nosotros en el universo de clientes, es una preocupación que está en todo el país”.

Zoladz cree que hubo una toma de conciencia de la población, una influencia en el inconsciente colectivo respecto de este tema, a partir de casos puntuales, como las inundaciones ocurridas en la ciudad de La Plata en 2013, que empezaron a hacer evidente la existencia de fenómenos en zonas donde no habían ocurrido antes.

“Además, estamos terminando de transitar una temporada bastante extensa, con la corriente del Niño, que agravó todo lo que es granizo, inundación y lluvias y que está finalizando de acá a un par de meses. Se le dio mucho más lugar en los medios, tanto local como internacionalmente, y todo eso trabaja en las preocupaciones y en la conciencia de la gente”, agregó el ejecutivo.

Desde su lanzamiento, la compañía viene midiendo la recepción de este nuevo producto. Como detalló el vocero, “la primera respuesta que tuvimos fue con clientes a nivel focus group y encuestas que fueron muy positivas. Después, con los intermediarios que van a vender el producto. Ahora, vivimos a los asegurados con el producto en la calle. En general, los pocos casos que tuvimos hasta ahora de siniestros fueron exitosos”.

En esta primera etapa del producto, buscan concientizar a los clientes que ya lo tienen sobre los distintos beneficios que ofrece. Según Zoladz, “concebimos al seguro de la mano de que el asegurado tiene que tener información sobre lo que tiene cubierto”. En esta línea, recientemente llevaron a cabo una campaña de comunicación por mail a toda la cartera que tiene esta cobertura para que la tengan presente ante los distintos eventos. Allí, la recepción también fue ‘muy buena’”.

Actualmente, Zurich Weather se aplica sobre las Coberturas de Terceros Completo Premium y de Todo Riesgo de la empresa.

Para el ejecutivo, la nueva protección apuntala la estrategia de la compañía de diferenciarse por haber entendido las necesidades de los clientes y entregar lo que ellos realmente valoran. “Es un atributo diferencial porque es integral y es fácil de entender. Nuestra expectativa es que esto sea un pilar en nuestra oferta y que nos ayude a crecer en nuestra cartera pero también queremos que repercuta en el nivel de satisfacción de los clientes actuales”.

Consultado acerca de la experiencia en otros mercados en la oferta de coberturas contra fenómenos naturales, Zoladz enfatizó que no hay que comparar las coberturas presentes en Argentina con las de otros países, debido a que las probabilidades de los distintos fenómenos y la preocupación de la gente varían en cada uno. “Chile tiene más propensión a terremotos; Inglaterra, a inundaciones. La información no es válida para la implementación local. En general, para el proceso de desarrollo de este producto, nos basamos en estadísticas y clientes argentinos”.

Otra compañía que viene respondiendo a la creciente demanda de los asegurados de protección contra eventos climáticos es Federación Patronal Seguros.

Julio Gómez, jefe del departamento de Producción de Automotores de la aseguradora, destacó que “el crecimiento de la solicitud de esta cobertura por nuestros clientes es constante. Los fenómenos climáticos llegaron para quedarse y no son consecuencia de una situación que se pueda considerar aleatoria. Por lo menos, una vez al año se produce una gran granizada”.

La compañía cuenta con una cobertura de daño parcial por caída de granizo. Los alcances de este producto están determinados en función del valor asegurado y el plan de cobertura contratado. “En forma adicional, las cláusulas únicas del ramo automotores tienen determinado que la cobertura por daños totales de los vehículos incluye los daños ocurridos por inundación”, puntualizó Gómez.

El ejecutivo señaló que la compañía viene ampliando la protección que ofrece a sus clientes contra estos riesgos. “A medida que fuimos teniendo la experiencia de la atención ante eventos de gran intensidad y frecuencia fuimos mejorando los alcances hasta hoy, que nos encontramos con un nivel importante de cobertura y teniendo establecido un protocolo de emergencia con proveedores y talleres de reparación ante situaciones de gran concentración de eventos”. Según precisó Gómez, en alguna oportunidad, los talleres han llegado a atender más de 10.000 unidades afectadas.

De acuerdo al vocero, actualmente más de 340.000 unidades aseguradas en la empresa tienen la cobertura de granizo. La siniestralidad no es constante, por la variabilidad en la intensidad de las tormentas y las zonas donde se producen, pero es importante y desde la compañía la monitorean para no sufrir una gran pérdida técnica.

Respecto a la posibilidad de ampliar la cobertura que ofrece contra eventos climáticos, el ejecutivo señaló que, en forma permanente, la empresa analiza sus productos para “ofrecer mejor alcance y cobertura”, aunque consideran que eso se dará naturalmente “a partir de la experiencia que se vaya obteniendo con la reiteración de los eventos”.

La experiencia del campo

Con la creciente demanda de coberturas contra eventos climáticos por parte de los habitantes urbanos, el campo ya no se siente tan solo, como el demandante exclusivo de este tipo de pólizas. Hace ya varios años que una buena parte de los productores agropecuarios protegen sus cultivos contra las inclemencias del tiempo.

Allianz es una de las compañías líderes en este segmento, con coberturas básicas contra granizo y adicionales contra vientos y heladas. La principal zona en la que comercializa estos productos es la Pampa húmeda, en provincias como Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa. Otras zonas donde la contratación es más marginal pero también tiene producciones aseguradas son Tucumán, Río Negro y Neuquén.

“El granizo es una de las principales preocupaciones y, al tener agencias en el interior, teníamos acceso a muchos clientes que necesitaban esta cobertura. Tomamos una porción del mercado y nos interesamos en el negocio. Fue una política de la compañía, que está muy presente en el interior”, dijo el responsable de Riesgos Agrícolas de la empresa, Andrés Laurlund.

Federación Patronal también tiene una presencia fuerte en el sector agropecuario, protegiendo a los productores contra los eventos climáticos. Como señaló el jefe de Riesgos Agropecuarios de la entidad, Sebastián Cataffo, comercializan dos productos: el de granizo y el de multirriesgo agrícola. El primero, además, puede tener adicionales. En ese sentido, los que se contratan con más frecuencia son helada y vientos fuertes, un producto común en cultivos como el girasol y, a veces, el maíz.

Cataffo detalló que “las coberturas protegen contra pérdidas de cantidad de producto a cosecharse, medido en kilogramos. No cubren pérdidas por problemas de calidad, por enfermedades o plagas. Sí cubren, en cambio, daños o pérdidas de la cosecha a consecuencia del granizo hasta el capital total asegurado, en tanto las plantas estén arraigadas al suelo. La indemnización por siniestro corresponde cuando el daño supera el 6% de la suma asegurada que corresponda a la superficie afectada por el siniestro”.

En el caso del multirriesgo, que cubre los daños ocasionados al cultivo por factores climáticos nominados e incendio, la demanda suele ser baja, debido a que sus costos son elevados.

Para esta aseguradora, las principales zonas de contratación son el sur de la provincia de Córdoba, sur, oeste y centro de Buenos Aires y este de San Luis, Santa Fe y Entre Ríos. Otros lugares, aunque con una contratación menor, son La Pampa, Chaco y Santiago del Estero.

“Hoy el clima está cambiando y el asegurado sabe que, en su estructura de costos, el seguro es sumamente necesario”, enfatizó Cataffo.

Los ejecutivos consultados coincidieron en que la contratación de coberturas contra fenómenos climáticos sería mayor en nuestro mercado si hubiera un apoyo estatal como el que existe en otros países comparables al nuestro.

Laurlund destacó que “en países como Brasil, Estados Unidos y Canadá hay subsidios agrícolas en los que el gobierno participa con el 50% del premio. Así, el negocio florece más y se desarrolla”.

“Para pegar un salto se tiene que ir a otro esquema, donde una ayuda a la prima permita desarrollar otras coberturas que son muy caras y el agricultor no las puede pagar por sí mismo”, enfatizó.

En línea con su colega, Cataffo refirió que el multirriesgo es un producto que tiene una alta contratación en otros países en los que el Estado tiene participación por medio de subsidios.

Share Button