Banco Ciudad

Elena Cafaldo, gerente de Recursos Humanos

Elena Cafaldo - Foto01

“Para nosotros, es muy importante que el accionar se traslade en aprendizaje y no en asistencialismo ni mera donación. Este es el eje de trabajo que nos proponemos en cada proyecto.”

 

A partir del 2015, el banco adhirió al Pacto Mundial y a sus cuatro ejes: derechos humanos, laborales, medio ambiente y anticorrupción. “Esto nos pone en contacto con una red de instituciones que nos nutren sobre las buenas prácticas de otras empresas, lo cual nos permite trabajar con mejores estándares”, comentó Cafaldo.

Siguiendo esta línea, la institución viene desarrollando iniciativas como Banco Verde, que se organizó para crear cultura de sustentabilidad y cuidar el impacto en el medio ambiente. En el marco de este programa, la entidad ofrece una línea de créditos específicos para individuos y empresas con el fin de brindar herramientas financieras que sean amigables con el medio ambiente. La idea es que estos préstamos se utilicen para la adquisición de equipos electromecánicos más eficientes, inversión en tecnología y proyectos de autonomía energética.

Por otra parte, como señaló Cafaldo, “dentro de la empresa, trabajamos el tema de la separación de residuos con mobiliario correspondiente. También somos exigentes en nuestras compras y licitaciones. Ponemos requisitos particulares y exigimos a los proveedores un cuidado especial. En cada accionar tratamos de tener un vínculo respetuoso con el medio ambiente”.

La entidad también cuenta con un programa de voluntariado que responde a distintos proyectos que van surgiendo y a los que los empleados se anotan según consideren interesantes. En 2014 trabajaron con Un Techo para mi País y también participan activamente del programa Socios por un Día” de Junior Achievement, que es un proyecto educativo en el que chicos de quinto año pasan un día con profesionales para aprender sobre su vida laboral.

Otra de las iniciativas de la entidad porteña apunta a apoyar a las pequeñas y medianas empresas con el objetivo de aportar a la comunidad emprendedora del país. “Tenemos el Instituto Pyme que trabaja sobre los problemas que los usuarios tienen para acceder a los créditos por su poca educación financiera. Damos cursos de capacitación específica para que sean capaces de generar sus propios proyectos y acceder al mercado financiero”, puntualizó la ejecutiva.

De cara al futuro, el banco planea organizarse para ayudar a las escuelas a generar herramientas para la escolarización temprana, sostener la educación y promover la participación.

“Para nosotros, es muy importante que el accionar se traslade en aprendizaje y no en asistencialismo ni mera donación. Este es el eje de trabajo que nos proponemos en cada proyecto”, destacó Cafaldo.

Share Button