Banco Macro

Milagro Medrano, gerente de Relaciones Institucionales

Emilio Neiman

“Si bien muchas personas aún no comprenden la profunda transformación que implica tener una concepción sustentable en todos los órdenes, vemos que este nivel de conciencia va en aumento. Cada vez es más la gente que le exige a las empresas que sean sustentables. Y los mayores niveles de conciencia provienen de los más jóvenes: las nuevas generaciones ya tienen el chip incorporado y lo viven con mayor naturalidad.”

Los programas que maneja este banco se desprenden de los cinco ejes sobre los que basa su política de sustentabilidad: transparencia; responsabilidad por el bienestar y la inclusión de las personas; inclusión y educación financiera; desarrollo de pymes y emprendimientos; e impacto ambiental directo o indirecto.

Dentro de estos lineamientos, este año lanzó, junto al IAE Business School, una nueva edición del programa NAVES, la competencia de proyectos que posibilita a los emprendedores convertir sus ideas en negocios en marcha y a las nuevas empresas, fortalecer sus modelos de negocios. El banco financia el 100% de la competencia en cada una de sus etapas. El objetivo del programa es potenciar los proyectos de individuos y empresas con el fin de impulsar el desarrollo social y económico de cada provincia. NAVES 2016 tendrá lugar en las provincias de Salta, Misiones, Córdoba, Santa Fe (presentes en 2015), Neuquén, Jujuy y Tucumán (que se suman en esta edición). Se recibirán proyectos de todos los sectores, ya sean industriales, de servicios, salud, educación, agro-business o con fines sociales. Como premio final, la entidad financiará el viaje de siete participantes (primer puesto de cada provincia) a Silicon Valley, Estados Unidos, reconocida como una de las regiones más innovadoras a nivel mundial.

Otro de los programas del banco es Microcréditos Alumbra, dirigido a microempresarios no bancarizados, a quienes se les otorga créditos con fines productivos, a los se complementa con asesoramiento (legal, contable y de gestión comercial) para mejorar sus oportunidades de crecimiento.

Por otra parte, Mini Sucursal Bancaria es una propuesta lúdica e interactiva donde los niños, junto a sus padres, aprenden jugando. El objetivo es mejorar la comprensión de los productos financieros, reforzar conceptos básicos de economía y finanzas y promover la generación de hábitos y valores ligados al consumo responsable y sustentable.

Con el mismo propósito de educación financiera, el banco lanzó en marzo del año pasado Cuentas Sanas, un portal web de economía personal y familiar que brinda una base integral de contenidos sobre economía y bancarización.

“Para nosotros, acercar el banco a las personas significa generar inclusión. Se trata no sólo de aumentar la actividad comercial de las localidades donde estamos presentes sino también de generar nuevas oportunidades de negocio y aumentar la circulación de dinero en estos lugares. Nos parece vital ofrecer a la comunidad herramientas dinámicas y sencillas que la ayuden a tomar las mejores decisiones en cada uno de los desafíos de la vida”, sostuvo Medrano.

La entidad también sigue adelante con el programa Macro Bici, que consiste en la donación de bicicletas, cascos, candados, cestas, bicicleteros y una guardería para las mismas. Se busca estimular el desarrollo local y el turismo regional de cada municipio, colaborando además con la adopción de conductas saludables y la mejora en la calidad de vida de cada ciudadano. El banco ya inauguró esta propuesta en varias localidades de todo el país y entregó más de 1.450 rodados.

Al igual que el resto de las instituciones, el banco tiene numerosas alianzas con ONG para llevar adelante sus programas de RSE. “Pensamos que debemos generar una red de cooperación entre todos los actores sociales para trabajar por un mismo objetivo, que es el desarrollo sostenible de nuestro país”, dijo la vocera.

Respecto a este objetivo, Medrano destacó los avances que se vienen registrando en la sociedad: “Si bien muchas personas aún no comprenden la profunda transformación que implica tener una concepción sustentable en todos los órdenes, vemos que este nivel de conciencia va en aumento. Cada vez es más la gente que le exige a las empresas que sean sustentables. Y los mayores niveles de conciencia provienen de los más jóvenes: las nuevas generaciones ya tienen el chip incorporado y lo viven con mayor naturalidad”.

Share Button