Bancos y pymes ante la crisis por la pandemia

El financiamiento es un elemento clave para que las pymes puedan sobrellevar la pandemia y los bancos buscan acompañar.

 

Las pymes en la Argentina siempre fueron las primeras en sentir el impacto de las crisis económicas. El país ya venía en recesión, con caída en el consumo, devaluación de la moneda y pérdida del poder adquisitivo. En esa situación la pandemia llegó para profundizarla. Y es allí donde los bancos deben estar presentes para evitar que las pymes caigan.

Si bien las consecuencias fueron diferentes según el tipo de industria, resultó difícil para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas sostener sus operaciones con cuatro meses de aislamiento social, preventivo y obligatorio en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En diálogo con NBS Nuevos Bancos y Seguros, Martín Lynch, gerente de Pymes de ICBC, explicó que una de las mayores complicaciones que están atravesando este tipo de empresas es la incertidumbre. “Hay un montón de cuestiones que todavía no tienen una respuesta clara. Las pequeñas y medianas empresas, en muchos casos, son estructuras sin respaldo. A ellas se les complicó muchísimo la vida”, subrayó.

Son, generalmente, proveedoras de las grandes industrias y forman parte de una cadena de valor. En la medida en que están recibiendo retrasos en el cobro de sus facturas, o dejan de vender, tienen que recurrir a financiamiento, explicó Lynch.

 

Financiación bancaria

Lucas Colombres, gerente de Banca Pymes del Banco Hipotecario, destacó que las solicitudes de financiamiento vinieron desde todos los rubros, aunque los que más sufrieron fueron los comercios con atención al público y los que no estaban preparados para ofrecer sus productos de manera online.

Su banco habilitó la línea de crédito para el pago de sueldos a tasa fija del 24% con un período de gracia de tres meses.

Las necesidades fundamentales pasan por pagar las nóminas salariales, financiar capital de trabajo, desarrollar la modalidad de teletrabajo y las otras nuevas modalidades de producción y comercialización.

Por su parte, Leonardo Sica del Banco Patagonia contó que impulsaron productos de descuento de cheques y facturas, además de préstamos comerciales con diferentes plazos y condiciones de amortización. La oferta de préstamos comerciales se completa con operaciones apalancadas en el aval del Fondo de Garantías Argentino (Fogar) con destino al pago de sueldos y un plazo de 12 meses, incluyendo un plazo de gracia mínimo de tres meses para el pago de capital e intereses.

El ICBC también ofrece a sus clientes la posibilidad de descontar cheques a distintos plazos y con tasas preferenciales. “Estamos colocando cheques con una tasa de interés promedio de 18%. Para una empresa en actividad y con un índice de inflación bastante más alto, es un costo de financiamiento accesible”, enfatizó Lynch.

Por último, Claudio Saffirio, subgerente general de Banca Mayorista del Banco Ciudad expresó: “En este periodo se plantea profundizar la asistencia crediticia y otros servicios bancarios como el cash management, acreditaciones de sueldo o herramientas para desarrollar el e-commerce, entre otros. Todos de cara a una paulatina recuperación de la economía una vez superadas las fases más duras de la cuarentena”, concluyó.

Share Button