Bonos verdes en los bancos

Bonos verdes: los bancos avanzan a paso lento

Pese a que la necesidad de incorporar criterios de sostenibilidad en la gestión es impostergable, las entidades financieras los desarrollan sin apuro.

 

Los primeros pasos de los bancos argentinos para incorporar criterios de sostenibilidad ambiental se hacen a través de los bonos verdes.

A nivel mundial se estima que la sostenibilidad ambiental y la mitigación del cambio climático tienen un impacto en el sistema financiero. A eso se suma el impacto negativo de la pandemia en los niveles de desempleo y comercio. Preocupan los niveles de mora, la mayor exposición al riesgo y los menores niveles de rentabilidad.

En cuanto al mercado de capitales, esta situación provocó un impacto negativo en la emisión de bonos, tanto soberanos como corporativos y verdes. Estos últimos son, básicamente, títulos de crédito emitidos por instituciones públicas o privadas que buscan realizar proyectos verdes, es decir sustentables,

 

Una gestión más sustentable

Las hojas de ruta para que las empresas de todos los sectores de la economía puedan tomar un camino de gestión más sustentable son marcadas, principalmente, por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU y el Acuerdo de París. Y a nivel local por el Protocolo de Finanzas Sostenibles, firmado en julio de 2019. 

María Paula Mazzucchelli, analista de Sustentabilidad de ICBC, opinó que para las entidades financieras los factores medioambientales y sociales también afectan sus procesos: “Estamos todos viendo la manera de seguir haciendo negocios, pero colaborando con un mundo más verde”.

En esa línea, el banco trabaja en una estrategia orientada a la reducción del consumo que apunta, entre otras cosas, a mejorar la huella de carbono.

 

Bonos verdes

Hasta el momento el Banco Galicia es la única compañía del sector financiero que tiene bonos verdes emitidos. Se trata de una suscripción, en 2018, por parte de la Corporación Financiera Internacional (IFC), una institución del Grupo Banco Mundial que busca apoyar el desarrollo de bonos verdes en mercados emergentes. Fue por un total de 100 millones de dólares y cuenta con un plazo de siete años.

Para María Alejandra González, jefa de Estrategia Ambiental de Banco Galicia, se trabaja desde hace varios años en esa línea, alineados con los Principios del Ecuador y los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas.

Share Button