Calidad en las prestaciones y rápida atención

Julio Fraomeni, Presidente de Galeno

El concepto general de la compañía tanto en salud como en ART y Life ha sido siempre apuntar a la calidad desde el máximo nivel que se pueda y eso es seguir el día a día de la medicina, de las actualizaciones técnicas, de las nuevas tecnologías y permitir que la gente se cure más rápido y de la mejor manera posible.

Actualmente en la Argentina hay un aumento estructural de costos que no es posible acompañar con precios adecuados. Es una situación difícil que, de por sí, ha depreciado la rentabilidad de las compañías de manera significativa, sin embargo nuestra misión está, y estuvo siempre, en no bajar un centímetro la calidad y tratar de dar lo mejor a la gente.

En lo que hace a infraestructura de salud, hemos comenzado la cuarta torre en Trinidad Palermo, que es una torre de 15.000 m2 que se suma a los 35.000 m2 que tiene el sanatorio. Apuntamos a que sea el centro de emergencias más grande de Capital Federal. Va a tener 3 pisos con todas las especialidades, atendiendo de forma inmediata. Se sumarán más habitaciones a la capacidad del sanatorio y más equipos de última generación.

También tenemos pensado comenzar un sanatorio en Neuquén, ya compramos el terreno, tenemos el master plan y ahora vamos a empezar la etapa de autorizaciones municipales. Adicionalmente tenemos planeado hacer dos o tres centros ambulatorios en el interior del país, hemos comprado propiedades en Chaco, Corrientes y Mendoza, para lanzar consultorios externos para los afiliados de Galeno.

En el tema ART, si bien hemos bajado un poco la cantidad de asegurados en el recorrido poscompra que tuvimos en 2012/2013, pasando de 1,4 millones de cuentas a las 1,2 millones que tenemos hoy, apuntamos a tener cuentas que no estén viciadas con judicialidad. Tratamos de ser muy cautelosos al momento de suscribir y al momento de tener que aumentar una tarifa lo hemos hecho de la manera que corresponde, lo que nos ha permitido pasar de 14.000 siniestros por mes a 5.500 en la actualidad.

Esto demuestra la calidad de empresas con las que contamos, el trabajo de prevención que hemos hecho, sumado a la logística médica de atender al asegurado de una forma prácticamente inmediata, lo que nos ha permitido tener muchísimos menos siniestros que antes.

Yo creo más en prevenir que en curar. Estadísticamente en el mundo se ve que en los lugares donde las normas de seguridad se cumplen a rajatabla la incidencia de accidentes es muchísimo mas baja. Nosotros tenemos un departamento gigante de prevención que es parte de nuestro core, la prevención y el acto médico.

Las cámaras ayudan y auspician todo el tema de prevención y después cada empresa le da la gradualidad que considera necesario. Nosotros, como somos una empresa médica, el tema de prevención fue central desde el inicio.

Sin embargo, el problema actual es el runoff de los juicios. En los sistemas de ART de los que yo conozco en el mundo el juicio es algo excepcional, no la regla. El sistema de ART funciona en el mundo para proteger al trabajador, para darle un servicio a un accidentado, no está viciado, en cambio acá lo argentinizamos y se metió toda la maquina judicial. Es preciso circunscribir el tema judicial solamente para lo que corresponde.

En este sentido aplicamos una política muy agresiva de cierres y conciliaciones, y si bien tenemos 70.000 juicios, lo que hemos logrado es no aumentarlos, al contrario de lo que sucede en el resto del mercado. Y en esto hay que considerar que en juicios se nos va el 55% de la prima, por lo que es un esfuerzo titánico.

La judicialidad transformo el sistema de algo bueno en algo malo y caro. Si no existiera este problema la cobertura sería mucho más económica, bajaríamos también el costo laboral, habría mayor previsibilidad y no enviciarías al trabajador. El Gobierno ha hecho todo lo posible, ahora depende de que se homologue la ley en las diferentes provincias.

Share Button