Cambio cultural en la industria financiera

En los últimos tres años se duplicó la cantidad de individuos que invierten en fondos comunes de inversión (FCI), prácticamente duplicando el crecimiento de los depósitos totales, diferencia que se amplía si se la compara con los depósitos a plazo fijo. Las cuentas de personas físicas, desde diciembre de 2015, pasaron de 200.000 a 400.000, con una inversión promedio de 7.200 dólares cada una.

Mariano Flores Vidal, CEO de MegaINVER, señaló: “Vemos que el mercado y el inversor particular han comenzado a dejar de lado la clásica dicotomía entre el dólar y el plazo fijo y buscan en los fondos comunes de inversión una forma más profesional de administrar su patrimonio. En escenarios como el actual, lo que manda es estar cubierto”.

Miguel Kiguel, Vicepresidente de la compañía y Director Ejecutivo de la consultora Econviews añadió: “El riesgo país en la actualidad está en niveles muy altos, sin embargo los indicadores de deuda bien analizados no arrojan la misma conclusión. La deuda neta de mercado en proporción al PIB no supera el 50% y los vencimientos en moneda extranjera para los próximos años, excluyendo el FMI, representan anualmente sólo el 1,0% del PIB y 10% de las reservas internacionales”.

Nora Trotta, pionera en la industria de fondos en Argentina y Presidente de la misma administradora de FCI, concluyó: “El perfil del inversor está cambiando por la alta volatilidad generada principalmente por la incertidumbre electoral. En ese sentido, desarrollamos productos innovadores que le permiten a los inversores cubrirse de los diferentes escenarios económicos”.

Share Button