Cinco tendencias del mercado asegurador en la pospandemia

La cuarentena transformó el mercado y las aseguradoras ya se preparan para la “nueva normalidad” en la pospandemia. Los principales cambios que se avecinan. 

 

Más allá de los nuevos productos que nacen con las innovaciones de la economía a nivel global, el mercado asegurador cambió puertas adentro, porque sus usuarios también lo hicieron. Estas son las principales tendencias para el sector para la pospandemia.

 

1) Cambios en la demanda y la oferta

Luego de la pandemia habrá una mayor demanda de ciertas ramas en detrimento de otras. El sector se prepara para dar respuesta a las necesidades del público con nuevas coberturas y pólizas adaptadas al contexto

Pablo Cereijido, socio del área de Seguros de Marval O’Farrel Mairal, anticipó: “Ante una mayor oferta, el mercado será más competitivo. Las compañías ya piensan lanzamientos relacionados a los productos más demandados en este escenario”. Y luego adelantó cuáles serán los más beneficiados. Según él, habrá una mayor demanda de coberturas asociadas a ciberataques. “Hoy, los delitos informáticos no son únicamente una preocupación de las grandes empresas: también las pymes ven que su negocio se encuentra más vulnerable al operar de forma online. Por el momento son pocas las firmas que brindan estas primas, pero hay más interés por empezar a comercializarlas. Asimismo, los seguros que protegen a los aparatos electrónicos también movilizarán el mercado, al igual que los segmentos de vida y de salud”, expresó.

Como contracara, según la mirada de Nicolás Casarino, socio de PwC Argentina, las ART serán las más afectadas por la caída del empleo registrado. De igual modo, el especialista mencionó que las aseguradoras trabajan en la retención del cliente. “El énfasis radica en el cuidado de la cartera (para que no se produzca la baja de la contratación) y en las cobranzas”, definió.

 

2) Digitalización del mercado

Años atrás era impensado comprar un seguro online. Hoy casi todas las aseguradoras ofrecen el servicio vía web, como así también la posibilidad de realizar consultas virtuales sin concurrir a una sucursal ni visitar personalmente a un agente, incluso sin comunicarse telefónicamente. La cuarentena aceleró la digitalización y la utilización de tecnologías como chatbots e inteligencia artificial (IA).

Pablo Cereijido afirmó: “Estas herramientas eran poco comunes en la industria antes de la pandemia. La llegada del coronavirus obligó al sector a implementar de forma rápida avances tecnológicos que tenía antes en el radar pero que no habían incorporado. Los canales de comunicación se volvieron 100% digitales”.

Aunque ya existía la contratación electrónica de pólizas, aún no era habitual. “Predominaba cierto temor por parte del público que, con el aislamiento, se adaptó y aceptó esta modalidad. Las empresas del rubro también adoptaron mecanismos de seguridad para comprobar la identidad del cliente. Antes, la firma de un contrato era manuscrita. Ni se pensaba en grabar un video o sacarse una foto sosteniendo el DNI”, ejemplificó. 

 

3) El teletrabajo llegó para quedarse

La transformación no se limita a la relación con los clientes: además, se da en el día a día internamente. La mayoría de las compañías incorporó el teletrabajo para continuar con sus actividades. 

Nicolás Casarino opinó que la cuarentena forzó a la industria a adaptarse. “Aunque la adecuación fue rápida, pocos jugadores estaban preparados para el homeoffice. Ahora, toda la operatoria se realiza de manera virtual”, sostuvo. Y adelantó que las empresas apuntan a mantener en el futuro un formato mixto, que combine trabajo remoto con presencial. 

 

4) Optimización de los recursos

Nicolás Casarino consideró también que, en la actualidad, las empresas procuran lograr una mayor productividad acompañada de una eficiencia de costos con el fin de que su operación sea redituable. “La intención es mantener el mismo nivel de desembolso, pero de manera inteligente, mientras apuntan a una optimización de los recursos y los activos para obtener más y mejores resultados”, analizó.

 

5) La relación con los productores será digital

En relación a este punto Cereijido comentó que los productores “hicieron un esfuerzo enorme”. Y subrayó: “Tuvieron que digitalizarse de un día para otro, comenzar a vender de forma remota y relacionarse con desconocidos a través de medios digitales, muchas veces sin los recursos que posee una empresa grande”.

Para él, ahora existe el riesgo de que esta figura desaparezca. “El rol se verá afectado desde todo punto de vista. La transformación digital no sólo impacta en su accionar, sino que esta función corre peligro de extinguirse. En el último tiempo creció la contratación de pólizas sin la intervención de un productor, mucha gente tomó conciencia de que puede hacerlo de forma directa y prescindir de su intermediación”, concluyó Pablo Cereijido.

Share Button