Coberturas más integrales

Por Luis Vila y Roberto Fiochi, gerente comercial y gerente de Administración y Finanzas de Triunfo Seguros.

 

En los últimos diez años, a pesar de las dificultades de la actividad y de la economía, Triunfo Seguros creció entre 20 y 25 puntos sobre la inflación. Se pudo lograr, principalmente, por basarnos en pilares fundamentales que vamos a profundizar para sortear los inconvenientes actuales.

Uno de los pilares es que somos una compañía con productos masivos, muy flexibles y adaptables a las necesidades del consumidor. 

Otros pilares fundamentales son el desarrollo tecnológico, la gran cobertura geográfica que poseemos y la probada capacidad profesional y humana de los colaboradores directos y productores asesores de seguros (PAS). 

En ese marco, este año apuntamos a generar nuevos productos de hogar y comercio buscando coberturas más integrales con sumas aseguradas a primer riesgo y a valores al alcance de cualquier persona que posea estos bienes. 

Otro pilar es seguir trabajando sobre personas, con coberturas como las de Vida, Accidentes Personales por reintegro y prestacional y Sepelio, en las que ya tenemos más de 180.000 pólizas y unas 500.000 cápitas.

 

Qué esperar en autos, motos y salud

En el corto plazo creemos que la población estará muy temerosa por la transmisión del coronavirus e influenciada por el aspecto económico. Aquellas actividades que tienen postergadas las autorizaciones para operar como gastronomía, eventos, entretenimiento, turismo y centros de comprasvan a perjudicar a los ramos de Integrales de Comercio y seguros ligados al transporte público, entre otros.

 

En el mediano plazo creemos que puede cambiar el uso del transporte público, con la caída del paradigma de “ciudades sin autos”, lo que podría incrementar la demanda de ramos como Autos, Motos y negocios vinculados a Personas, Salud y Praxis. 

El #YoMeQuedoEnCasa quizás se haga parte permanente de la cultura de la sociedad. Se verán grandes incrementos en los seguros de la logística para el transporte de la pequeña paquetería, ya que la gente va a realizar la mayor parte de sus compras de manera virtual y va a exigir que se las entreguen a domicilio.

También habrá un alza en los seguros ligados a las coberturas de dispositivos informáticos, ya que, con la pandemia, han surgido usuarios que los necesitan. 

En tanto, la compra-venta y alquileres de inmuebles con destino comercial se retraerán fuertemente, así como los valores de las propiedades con esos fines.

 

Caída de la actividad, pero segmentada

La industria del seguro no puede desacoplarse del funcionamiento de la economía. Pero habrá una segmentación por actividades, lo que va a influir en que haya ramos que crezcan y otros que tendrán reducciones importantes en sus primas.

Siguen existiendo los mismos problemas de siempre: primas insuficientes; estanflación; poca, nula o negativa rentabilidad de las inversiones; excesiva judicialidad en los siniestros y caída del consumo. Ahora con la pandemia se suma la retracción de la oferta y una fuerte intervención del Estado en el menú de inversiones permitidas en las compañías.

Nuestro país vive momentos de gran incertidumbre económica y financiera por problemas estructurales de Argentina, que se ven profundizados por el advenimiento de la COVID-19. Todos estos problemas se trasladan a nuestra industria del seguro.

Share Button