Comenzaron a operar los cheques electrónicos

Replican las funcionalidades del cheque en formato papel pero aumentan la seguridad, la inmediatez y la trazabilidad de las operaciones.

 

La digitalización de la banca avanza y promete cambiar las operaciones tal como se las conoce hoy en día. El 1° de julio comenzaron a operar en Argentina los echeq, cheques 100% digitales, que tienen el mismo valor que el instrumento físico.

Según la definición que dio el Banco Central (BCRA) estos echeq son órdenes de pago en versión digital que se utilizan del mismo modo que los cheques convencionales.

La implementación estuvo impulsada por una normativa del BCRA, que en octubre del año pasado les anunció a los bancos que tendrían que hacer las adecuaciones necesarias para poner a disposición este producto en el segundo trimestre de 2019.

En esta primera instancia, las entidades están obligadas a permitir el depósito de cheques en formato digital, aunque algunos bancos privados decidieron picar en punta y ofrecerles a sus clientes la posibilidad de comenzar a emitir sus chequeras electrónicas.

En Banco Galicia, por ejemplo, los clientes pudieron comenzar a operar y gestionar sus echeq desde el pasado 10 de julio. Pablo Caputto, gerente de Producto y Marketing para Empresas de la entidad, comentó acerca del proceso de puesta en marcha: “Si bien echeq se inició como resultado de una regulación normativa, los bancos, que entendíamos el valor que este producto aportaría a los clientes, trabajamos en forma conjunta y colaborativa en la definición del alcance”.

Otros que pusieron a disposición esta opción fueron el Banco Hipotecario y el Superville.

En cuanto a este último, Sebastián Lemos, su gerente ejecutivo de banca tradicional, explicó: “Desde que los bancos comenzaron con la operación y al mismo tiempo que Coelsa (la cámara compensadora interbancaria) empezó a compensar estos cheques electrónicos, los clientes de Supervielle pudieron comenzar a emitir los propios. Estamos haciendo campañas con nuestros clientes para que puedan conocer el producto pero, transcurridas varias semanas, vemos que el movimiento todavía es bajo, aunque el interés es creciente”.

 

Un producto surgido de la cooperación

 

La digitalización de los cheques, y la posibilidad de operar con ellos desde cualquier dispositivo electrónico, como es posible hoy en día con tantos otros productos bancarios, era un pendiente del sistema financiero local.

Consultada por NBS Bancos y Seguros, la Gerencia de Sistemas de Pagos del BCRA respondió: “Si bien en diferentes oportunidades se intentó avanzar con el proyecto de implementación del cheque electrónico, ciertos aspectos legales vinculados al uso de la firma electrónica ralentizaron su avance. En ese contexto, la Ley 27.444, introdujo una serie de modificaciones a la Ley de Cheques que han permitido subsanar los principales inconvenientes que dificultaban su impulso”.

En el organismo, a la vez, agregaron: “A partir de enero de 2018, y luego de un intenso trabajo del BCRA conjuntamente con los participantes de la Comisión Interbancaria de Medios de Pago de la República Argentina (CIMPRA) se comenzó a gestar el proyecto que luego daría nacimiento al echeq”.

En los bancos coincidieron en que el interés por desarrollar esta solución, clave para el manejo diario y hasta para la financiación de las pymes, era muy alto. Aunque ajustar los esquemas disponibles a esta nueva lógica digital implicó un trabajo muy arduo.

Alejandro Ansaldo, product manager de Cash Management de la Banca Corporativa de ICBC, afirmó: “Para todos los bancos la adaptación a la norma representó todo un desafío, desde el punto de vista de que había que crear un producto nuevo que nace desde cero. Pero, desde que el  BCRA presentó la normativa, hubo un interesante trabajo en conjunto con todas las partes. Poner en marcha los cheques electrónicos implicó una comunicación fluida entre los bancos y con Coelsa, para aunar criterios”. En el ICBC ya se reciben depósitos de echeq y desde octubre próximo los usuarios podrán emitir sus propias chequeras o realizar endosos.

Estos mismos tiempos se manejan en las entidades públicas. Bancos como el Ciudad y el Provincia adelantaron que se encuentran trabajando en la segunda etapa de la norma, que permite la creación de las chequeras digitales y el endoso de los echeq.

 

Sin papel, sin errores

 

En el sistema financiero coinciden en que los echeq son una versión superadora de los tradicionales instrumentos físicos. Entre sus ventajas destacan que permiten una simplificación de la operatoria de emisión, endoso, negociación y circulación en general, a través de canales digitales; endosos sin límite; reducción de costos operativos en comparación con el cheque tradicional; mayor seguridad y efectividad; y reducción de los motivos de rechazo.

“El cheque electrónico, además, es una fuente de financiamiento que tiene especial relevancia para el sector pyme porque facilitará su negociación, pudiendo realizarse de forma electrónica y remota, reduciendo costos operacionales, de traslado y verificación de documentos”, resaltaron desde el BCRA.

“A eso se le suma la gran expectativa por parte del mercado ya que incorpora, además, características novedosas tales como emisión electrónica, depósito electrónico, endosos ilimitados, funcionalidad de chequera electrónica y mayor seguridad y celeridad en la gestión de cobro”, añadieron desde la autoridad monetaria.

Caputto acordó con el regulador: “Estamos convencidos de que el producto realmente podrá brindar una experiencia diferencial al cliente porque le facilita su operatoria diaria, sobre todo, en el ahorro de su tiempo. El echeq, al combinar las características de una transferencia, elimina toda la administración física que implicaba una emisión. Por ejemplo, el cliente ahorrará todos los pasos que involucraba una solicitud de chequera, ir a buscarla a la sucursal, hasta firmar el mismo, pudiéndolo hacer ahora en un mismo momento”.

Y sumó: “Actualmente, Banco Galicia ofrece al cliente la posibilidad de operar 7 × 24. Esto no es solamente un beneficio para el emisor, sino que también brinda una experiencia diferenciadora a su beneficiario, permitiéndole mejorar la circulación y cadena de pagos, como así también ahorrar toda la gestión que implicaba un depósito, tanto en cuanto a dirigirse a una sucursal como a las restricciones horarias”.

Por su parte, Lemos afirmó: “Tenemos que empezar a aggiornarnos al mundo en que vivimos. Y pese a que Argentina es un país altamente dependiente de los cheques físicos, tenemos que empezar a brindar herramientas que le haga la vida más sencilla a los usuarios financieros”.

Entre las ventajas de este producto, el ejecutivo del Supervielle enumeró: “El cheque electrónico disminuye la posibilidad de fraude. Eso para cualquier usuario es un aliciente. Por otro lado, también permite un tracking de por qué manos pasó ese cheque. O sea, tiene muchas ventajas de seguridad, a la vez que elimina todos los problemas de rechazo por defectos formales. Hoy, para los bancos, cualquier cheque rechazado es un dolor de cabeza”.

Para Ansaldo, en tanto, el nuevo formato tendrá “un gran impacto a medida que se profundice el régimen, ya que no sólo podrá usarse en reemplazo del cheque físico, sino también en reemplazo de las transferencias. Y esto abre un nuevo abanico de posibilidades a los titulares de cuentas corrientes, ya sean personas o empresas, a partir de que se permite el endoso y el traspaso del derecho del título por varios propietarios de ese cheque. Creo que esto último va a ser una dinámica que cada vez más irá entrando en uso”.

 

Interés entre los clientes

 

Aunque la operatoria de los echeq es muy incipiente, en los bancos ven una gran afluencia de consultas entre los clientes y la interpretan como un buen termómetro del impacto que este nuevo soporte tendrá en los próximos años.

“Si bien aún es prematuro hablar del impacto del producto, a menos de un mes de su lanzamiento, somos muy optimistas. Creemos que el echeq, al mantener las mismas funcionalidades que tiene el cheque de papel, es un producto que el mercado adoptará rápidamente y, en el caso de las pymes o similares, toma especial relevancia por ser además un instrumento de financiación”, destacaron desde la Gerencia de Sistemas de Pago del BCRA.

“En este nuevo contexto, el echeq podrá ser descontado en el banco o negociado en el mercado secundario con solo un clic, lo que baja drásticamente los costos operativos y los niveles de rechazo respecto del cheque tradicional”, adelantaron desde el regulador.

A la vez explicaron la importancia de este detalle: “A diferencia de otros países, en Argentina el cheque, además de ser un instrumento de pago, funciona como instrumento de financiación con carácter de título ejecutivo, condiciones que ponen en evidencia el alto grado de aceptación que tiene este instrumento a nivel local”.

En Banco Galicia, por ejemplo, anticipan un impacto paulatino pero significativo y por eso ya se están haciendo campañas para educar sobre el uso de estas nuevas chequeras virtuales. “Apostamos a que el echeq sea una solución innovadora, que si bien llevará su tiempo de maduración, realmente tiene elementos distintivos para su adopción tanto para el emisor como para el beneficiario”, dijo Pablo Caputto. Y señaló: “Con poco tiempo de implementación podemos decir que ya hemos recibido muy buenos comentarios por parte de los clientes, y estamos trabajando en su mayor uso, pensando y creando nuevas soluciones que permitan mejorar la experiencia y agregar valor con un nuevo medio de pagos para su operatoria diaria”.

En tanto, en Supevielle también esperan que la herramienta se incorpore de manera gradual. “Consideramos que la adopción del echeq puede llegar en el segundo semestre al 5% del total del mercado. Esperamos que las empresas sean las primeras que comiencen a utilizarlos y le den más vuelo a este producto, por las ventajas que brinda el descuento de cheques digital. Con todo, vemos conviviendo a los dos formatos en los próximos años”, estimó Lemos.

El mismo diagnóstico hicieron en ICBC. “Si bien tuvimos muchas consultas de clientes muy interiorizados en este nuevo producto e interesados en ver cómo queda su esquema de pagos a partir de los cheques electrónicos, creo que una buena parte del mercado va a seguir funcionando por un largo tiempo con cheques físicos. Un poco debido a los usos y costumbres pero también a las estructuras de las empresas. Habrá algunas que no pueden transformar tan rápidamente su esquema de pagos para adoptar esta nueva metodología. Pero creemos que es un producto con mucho futuro”, se confió Ansaldo.

Share Button