Richard Quest

Cómo resurgir después de la COVID-19

La economía mundial plantea estrategias para superar los efectos de la pandemia. Debilidades y fortalezas analizadas por expertos.

El mundo de los negocios afronta el desafío de resurgir luego del impacto global de la pandemia de COVID-19. Esa recuperación tendrá relación directa con la fortaleza de cada país o bloque continental, según el diagnóstico que surgió en la jornada de apertura de la XXXII Asamblea General de la Asociación Panamericana de Fianzas (APF-PASA).

“El proceso del virus y las cepas nos presionan enormemente. Es un panorama muy extraño: en muchos países la situación sanitaria está mejor, aunque el panorama general es bastante malo. Y aun así la economía, especialmente en los países desarrollados, parece haberlo llevado bastante bien”, sostuvo Richard Quest, presentador internacional de la cadena de noticias CNN.

Quest fue uno de los actores principales en el inicio de las disertaciones en esta reunión que volvió a realizarse después de haber sido suspendida por la pandemia. En ese sentido, Bruce Cliff, presidente de la APF, consideró que fue muy raro no tener asambleas durante dos años seguidos: “Va contra nuestras tradiciones y expectativas. No debíamos dejar pasar más tiempo sin reunirnos”. Por esa razón, la XXXII edición se realizó en forma virtual.

El periodista de la CNN evaluó el comportamiento de los mercados frente a la pandemia: “En los cuatro principales, Down Jones, London FTSE, Xetra Dax y Nikkei, los inversores han conseguido ajustar las tendencias. Piensen en la caída dramática del año pasado, que fue seguida por un resurgimiento con mucho dinero de los bancos centrales colocados en la economía y estímulos de los gobiernos. Hay tanto dinero en el mercado que los inversores han conseguido ajustar las tendencias”.

Dinero extra

Si bien evaluó que, en términos generales, “el nivel de crecimiento económico va a ser malo”, explicó que “irónicamente, si continuamos trabajando, nos ha ido razonablemente bien durante la pandemia”. Y explicó: “Es terrible decir con la cantidad de gente que perdió la vida y la que quedó desempleada. Pero el hecho real es que quien trabajó desde casa, bajó sus gastos. Y si su ingreso se mantuvo igual, tomó ventaja de esa caída del mercado en 2020. Es una realidad horrible, pero le está yendo mejor que antes”.

Para Quest, el día después tendrá consecuencias dispares. “La recuperación dependerá del lugar del mundo. Tendrá forma de “V” en los Estados Unidos y en Europa. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dicho que los países desarrollados no tendrán casi ningún problema a largo plazo. Para otras naciones, no. En India y el sudeste asiático la cooperación de los gobiernos para impulsar las economías no es viable. Aun así, los mercados siguen adelante. El escenario global va a tener a China impulsando a Asia, pero sin hacer grandes contribuciones al crecimiento global. Estados Unidos va a ser el motor del crecimiento: la Fed colocará trillones de dólares con intereses bajos. Además, está el plan de recuperación de Joe Biden y el de infraestructura anunciado la semana pasada”.

David McWilliams, economista y periodista irlandés, coincidió. “Joe Biden se mostró mucho más radical de lo que hubiéramos imaginado: en el centro está cómo reducir la desigualdad. Estamos en medio de un cambio de políticas globales lideradas por Estados Unidos. Los norteamericanos se alejaron de la austeridad, del neoliberalismo, de la economía de Ronald Reagan. Ahora la Reserva Federal está imprimiendo dinero. De cada cinco dólares uno ha sido en los últimos 18 meses. Cambia la manera en que América funciona”, concluyó.

Las opiniones y puntos de vista expresados son exclusiva responsabilidad de los oradores y no necesariamente reflejan los de la Asociación Panamericana de Fianzas. Los contenidos han sido provistos y/o autorizados por los oradores. Prohibida la reproducción, el almacenamiento o la transmisión, total o parcial, de los contenidos sin la autorización previa de la Asociación Panamericana de Fianzas.