Competencia en seguros por el público más joven

Las insurtechs pelean por el público joven. Estrategias para seducir a los sub 25.

Las insurtechs toman nota de las preferencias de los clientes menores de 25 años y salen a competir fuerte con pólizas a medida. Lo que tienen para ofrecer es buen precio y menos burocracia. Otros diferenciales son la posibilidad de comparar productos y tomar decisiones con agilidad, en forma autogestiva, desde smartphones y otros canales virtuales.

Para Maximiliano Selva, socio fundador de estacubierto.com, afirmó que el segmento joven es una parte fundamental de su propuesta comercial. “Usan cotidianamente plataformas digitales y redes sociales, saben cómo hacerlo y están acostumbrados a comprar productos a través de ellas. Y, en muchos casos, tienen más conciencia aseguradora que la que vemos en otras edades”, manifestó.

Son una generación digital acostumbrada a comparar precios y productos de manera online. Y no tienen problemas en cambiar de compañía si encuentran una póliza que les pareció mejor. “Los jóvenes buscan contratar productos de manera rápida y eficaz, productos diseñados a medida, con procesos muy simples en la emisión y en los siniestros”, señaló Selva. Y agregó la importancia de ofrecer “costos accesibles para cubrir cosas que ellos consideran muy importantes para su vida diaria”.

Parte de la innovación insurtech es cubrir actividades que tradicionalmente no la tenían. Esa oferta incluye bicicletas, motos, dispositivos móviles, delivery, trabajos ocasionales. Productos, que forman parte del rango de actividades dentro del que se mueven los jóvenes. Para un emprendedor que vende sus productos a través de las redes, un generador de contenidos o un influencer la posibilidad de poder reponer rápidamente su smartphone cuenta más que los adicionales de un seguro de hogar o un todo riesgo automotor.

El valor del tiempo

“El público sub25 representa el 18% de nuestros usuarios”, confirmó Bruno Ferrari, COO de 123Seguro. Un target que valora su tiempo y no están dispuesto a perderlo en trámites. Ferrari apuesta a ese plus de eficiencia para sumar pólizas entre los jóvenes. “Brindamos la posibilidad de consultar cotizaciones, comparar, aceptar cambios y no demorar en la emisión de las pólizas”, apuntó.

“El proceso de ingresar a la plataforma, cotizar, completar los datos y obtener una póliza no demora más de cinco minutos”, afirmó Dolores Egusquiza, head of Marketing y cofundadora de Klimber. La compañía incorporó tecnología de reconocimiento facial para contratar seguros de vida. Los números, luego de procesar las pólizas contratadas a través de esa aplicación, indicaron que la mayoría correspondía a menores de 25 años.

La flexibilidad también se traduce en el costo de los productos: “En los seguros de vida una persona de 25 años puede empezar pagando 25 pesos por mes por una cobertura de 150.000 pesos y, a partir de ahí, adaptarlo al presupuesto que pueda pagar por mes, agregando más sumas aseguradas o más productos adicionales”.

Para Bruno Ferrari, “el costo de las pólizas es un factor, pero no tan determinante”, y pone el énfasis en fidelizar a los usuarios con una atención efectiva a sus dudas y reclamos. Y brindar atención en horarios extendidos es muy importante: “Los chatbots y los portales de autogestión resultan imprescindibles. La experiencia digital del cliente termina siendo esencial para conseguir la confianza en la marca”.