Con caída en la facturación, se evapora el margen operativo de las distribuidoras de gas y electricidad

• Según los balances de un panel fijo de empresas del sector distribuidor de gas y electricidad, la facturación agregada del tercer trimestre cayó en términos nominales 1,8% y 6,9% interanual, respectivamente.
• Pese al estricto control sobre los costos, el resultado operativo se achicó en forma significativa, más intensamente en el caso del sector de electricidad. El ratio resultado operativo/facturación del tercer trimestre de 2020 fue de 17,1% para las empresas distribuidoras de gas y de 1,5% para el segmento electricidad.
• La rentabilidad neta en relación a la facturación se redujo a 5,1 % en el tercer trimestre para las firmas distribuidoras de gas y al 0,1 % en el caso de las eléctricas.

En las últimas semanas, se presentaron a la Bolsa los balances del tercer trimestre del año de empresas distribuidoras de servicios de gas y electricidad. El nuevo ciclo de congelamiento tarifario ha afectado significativamente la facturación agregada en ambos sectores. En efecto la facturación se contrae interanualmente, en términos nominales. Por su parte, los costos de venta también se contraen, aunque en forma más intensa, pese a lo cual se registra un notable deterioro en los márgenes -brutos y netos- de las empresas. Asimismo, como se verificó en trimestres anteriores, el deterioro ha sido más notorio en el caso del sector de energía eléctrica.

El presente trabajo se realizó en base a los libros contables que remiten a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires un panel fijo de 11 empresas cuya actividad principal es el transporte y la distribución, tanto de servicio de gas, como de energía eléctrica. Por disposición de datos, el análisis se realiza en el periodo que va de 2014 al tercer trimestre de 2020 en el sector del gas y, de 2012 al tercer trimestre de 2020 en el sector eléctrico. Para tener una idea del volumen de operación de estas firmas, cabe tener en cuenta que en los últimos doce meses su facturación agregada fue de casi $380 mil millones.

Sector distribución de gas

En el caso de la distribución de gas, la facturación del tercer trimestre del año retrocedió 1,2% a/a (un movimiento inédito para la serie desde 2014), dato que compara con el Informe de Coyuntura del IERAL – 22 de Diciembre de 2020
17
incremento de 100,6% a/a observado durante idéntico periodo de 2019. Un fenómeno preocupante si se tiene en cuenta que la inflación se acelera hacia fin de este año. Por su parte, los costos de venta retroceden en mayor proporción (26% a/a); dando lugar a una “mejora” en la incidencia de costos. En este sentido, los costos de venta pasaron de representar el 70% de la facturación durante el tercer trimestre de 2019, a 52,7% este año.

Asimismo, se tiene que la contracción en los costos de venta no ha permitido mejorar los márgenes. En efecto, como muestra el grafico de más abajo, el ratio de resultado operativo sobre la facturación -proxy de la “caja” de las empresas transportadoras y distribuidoras de gas- había recuperado sustancialmente terreno a partir de 2016; pasando de 2,6% del total facturado en el tercer trimestre de 2016 a un pico de 32% en 2018, siempre tomando el tercer trimestre de cada año. Sin embargo, en 2019 esta dinámica cambio; el índice se ubicó en 19,7% el año pasado, para pasar a 17,1 % en el último dato disponible.

En el caso de la rentabilidad neta, medida en términos de la facturación, el comportamiento es similar. Pasa a terreno positivo a partir de 2016, hace un pico de 17,6% en 2017, para luego perder terreno hasta 5,1% de la facturación este año.

 

 

Sector distribución de energía eléctrica

En el sector distribuidor de energía eléctrica el panorama es un tanto más complejo por dos razones: por un lado, la infraestructura eléctrica se encuentra más deteriorada en este sector que en el caso del gas y; por el otro, los márgenes se han prácticamente evaporado.

Para las firmas distribuidoras de energía eléctrica, la facturación cayó 6,9% a/a en el tercer trimestre; luego de crecer 98,6% a/a en idéntico trimestre de 2019. En este caso también, los costos de venta cayeron más profundamente en el tercer trimestre: 96,3% a/a. En este sentido, el indicador de costos de venta sobre facturación -siempre tomando el tercer trimestre de cada año- paso de 62,1% en 2019 y 51% este año.

A pesar de la baja en la incidencia de costos, como se mencionara anteriormente, los márgenes (bruto y neto) en términos de la facturación se han prácticamente extinguido. En efecto, luego de haber logrado una mejora sustancial a partir de 2016 mediante una recomposición tarifaria, ahora tienden a cero. Por un lado, el cociente entre resultado operativo (“caja” de las empresas del sector) y facturación paso de un pico de 37,9% en 2019 a apenas 1,5% este año, siempre tomando el tercer trimestre de cada año. En relación al margen o ganancia neta, el comportamiento es similar: pasa de 8,3% en 2019 a 0,1% ahora.

 

Por: Joaquín Berro Madero

Share Button