Contener a los asegurados

Por Eduardo Estrada, director de Negocios y Marketing de Sancor Seguros

Para este contexto excepcional hemos tomado una serie de medidas tendientes a responder a las necesidades de los clientes para poder acompañarlos y contenerlos.

Recientemente hemos lanzado un producto que denominamos Home Office, orientado a dar atención al trabajo en la casa. Brinda una cobertura de accidentes de 24 horas para el personal que está haciendo trabajo remoto, una cobertura para su equipamiento tecnológico en uso laboral y un subsidio por fallecimiento y cualquier lesión que pueda tener el asegurado o su grupo familiar.

También presentamos una cobertura de vida exclusivamente para COVID-19, que incluye una renta diaria por internación y una indemnización por fallecimiento. A su vez, en estos casos tenemos una alianza con Llamando al Doctor, de telemedicina, que hemos masificado en muchos de nuestros productos como cobertura de automotores, de combinado familiar y de personas.

 

Estrategia de negocio

En lo que hace a riesgo de trabajo, lógicamente suspendimos todos los aumentos que podrían haber estado en marcha antes del inicio de la pandemia. Hemos extendido plazos y brindado facilidades de pago para los asegurados. Son herramientas que ya están a disposición de nuestro cuerpo de productores asesores para aplicarlas en los casos que correspondan.

Lo mismo en las pólizas de vida con capitalización y ante necesidades financieras que puedan tener los asegurados permitimos rescatar hasta el 50% de los fondos que tengan acumulados sin ninguna quita por rescate.

También hemos habilitado líneas de atención las 24 horas a todos nuestros productores para asesorarlos en temas de gestión de cobranzas y otras cuestiones que puedan originarse.

 

Proyecciones macro

Muchas actividades ya están en marcha en ciudades de menor cantidad de habitantes. Nosotros estamos abriendo todas las oficinas del país y de a poco se está poniendo en funcionamiento la red.

Como tenemos operaciones en otros países de la región como Uruguay y Paraguay hemos visto que, en rasgos generales, han tomado medidas similares.

En situaciones críticas y momentos desconocidos y difíciles de interpretar como estos, creemos que los valores como la solidaridad, el respeto y la tolerancia son centrales y deberían surgir en las comunidades.

Share Button