Coronavirus: la mirada de tres CEO de la industria

Tres ejecutivos aportan su visión sobre la crisis derivada del coronavirus y cuentan qué se puede esperar para cuando finalice la cuarentena. 

 

Las industrias aseguradora y bancaria no son ajenas a la crisis originada por el coronavirus. ¿Qué están haciendo en concreto las empresas del sector para alivianar el golpe y cuáles son sus proyecciones? 

 

La mirada sobre el sector asegurador

Mauricio Zanatta, CEO de Prudential Seguros, afirmó: “La recesión impactó de lleno en la actividad, aunque con diferencias en las distintas ramas. En nuestro caso, los seguros de vida y los destinados a la protección están menos ligados a la coyuntura y más a una visión de largo plazo, por eso tienen menos volatilidad”.

Además aclaró: “El seguro no sólo es un instrumento financiero, sino también una herramienta de tranquilidad y sostén para la familia en caso de que el asegurado fallezca. Esto, en una crisis como la que vivimos, es esencial, incluso más que en períodos de prosperidad económica”.

Por su parte, Gonzalo Pérez, presidente de Grupo Sura, describió: “Todas las compañías están evaluando sus modelos de atención, revisando procesos e incorporando tecnología y accesos remotos para brindar servicios de una manera más eficiente. Esto es algo de donde no se vuelve. Hay que tomar la parte positiva que genera esta crisis, que demostró que la transformación digital era necesaria”.

En lo que respecta al negocio, Pérez señaló que el desafío actual no es ganarle a la competencia, sino a otros gastos que tienen los clientes, como el colegio, la prepaga y las compras de supermercado. 

Tenemos que lograr que los clientes comprendan la necesidad de proteger su patrimonio, sobre todo en este momento, en el que es más difícil tener una resiliencia para recuperarse. El objetivo es ganar relevancia en el ‘presupuesto de gastos’ para mantener las coberturas y proteger los activos”, indicó. 

 

La mirada sobre el sector bancario

En cuanto a la situación del sector bancario, Juan Cerruti, economista Jefe de Santander Argentina, analizó: “La irrupción del coronavirus nos llevó a redoblar esfuerzos para ayudar a nuestros clientes en estas circunstancias desafiantes. Reforzamos el otorgamiento de líneas crediticias a tasas preferenciales para empresas con dificultades. Entendemos que el rol del sistema financiero es clave para ayudar al aparato productivo a sortear la falta de liquidez derivada de la recesión económica”.

Y sobre el escenario actual describió: “Como es esperable debido a la súbita recesión, sobre todo por efecto de las restricciones en la movilidad, se observa una reducción de la actividad y una menor demanda del crédito, concentrada especialmente en algunos segmentos”.

Sin embargo, el ejecutivo comentó que se aceleró la velocidad de crecimiento de los depósitos en pesos, lo que otorga un mayor margen para retomar la oferta de crédito una vez que se normalice la actividad económica. 

Para finalizar, anticipó: “Es probable que se incremente la morosidad por la caída de ventas de muchos sectores, lo que se evidenciará entre el segundo y el cuarto trimestre del año”.

Share Button