Crear un valor de marca y generar calidad

Juan Carlos Lucio Godoy, presidente de Río Uruguay Seguros

CARLOS-URUGUAY-01

Somos conocidos en el mercado porque hemos logrado hacer una marca, con un trabajo estratégico, que acompañamos con una serie de acciones acorde. Hablar luego de prestigio es un tema delicado, porque no hay una medición estricta que ofrezca un resultado final. Lo que sí podemos asegurar es que buscamos siempre superarnos y mantener el grado de profesionalidad.

El ser la única empresa en Argentina que tiene certificación de calidad nos hace una marca más conocida en el sector asegurador. El ser únicos, en ese carácter específico, nos ofrece el monopolio de la calidad, pero eso no quiere decir que tengamos el mejor prestigio o reputación.

Nuestra compañía es firmante del Pacto Global de las Naciones Unidas, basado en diez principios que son componentes fundamentales para el desarrollo sustentable en el mundo. Esta es otra característica que le agrega valor a nuestra marca.

Nuestro objetivo es llegar a ser la mejor empresa de seguros del país, pero somos conscientes de que todavía nos queda mucho camino por andar. Aún así, intentamos responder siempre con las mejores ofertas y, por ejemplo, recientemente hemos incorporado un software propio de informatización que hace una diferencia favorable en la comercialización.

Con estos aspectos se entiende que, si tenemos una calidad y responsabilidad social empresaria (RSE) certificada e informatización de buen nivel internacional, estamos generando las acciones favorables para darle renombre a nuestra compañía y que los clientes, los únicos que pueden darnos el título de prestigio, nos sigan eligiendo.

En cuanto a la responsabilidad social empresaria, creemos que debe ser un aspecto que abarque a toda la empresa. Nosotros nos manejamos de manera transversal, comportándonos como se debe y generando acciones de manera consciente. No buscamos hacer marketing con RSE, sino lograr un bien para nuestra sociedad de forma desinteresada.

Intentamos completar la mayor cantidad de actividades posibles. En el deporte, por ejemplo, promovemos la igualdad de género apoyando a la única mujer que compite en turismo de carretera. Somos gestores, junto con Naciones Unidades, de difundir este principio de igualdad en las empresas.
Hace mucho tiempo que estamos preocupándonos y ocupándonos en temas de igualdad, discapacidad, educación infantil y sustentabilidad ambiental.

Tenemos un compromiso activo con la sociedad y creemos que el apoyo del Estado debería ser mayor. Analizando el presente del mercado asegurador, sabemos que hace falta educación y es el Estado nacional el que debe intervenir para lograr el cometido.

Se deben promover la prevención y las pólizas combinadas, educando para poder vender el seguro combinado de las personas, de los hogares y de los comercios.

El ciudadano argentino debe entender cuál es el riesgo que corre y cómo debe ser prevenido. Las empresas aseguradoras podemos accionar a favor de este planteo, pero es desde el Estado y, más precisamente la Superintendencia de Seguros de la Nación, desde donde se deben tomar las medidas pertinentes para lograr esa mayor cobertura que necesita la sociedad.

Así pues, vemos que se están produciendo cambios regulatorios que parecen ser razonables, siempre y cuando no se produzca una caída en la oferta del mercado. No nos gustaría que haya cierre de empresas, ni que emulemos la época de la década de 1990, cuando se planteaban fusiones entre empresas para lograr escalas mayores. Tampoco estamos a favor del aumento de capitales en el ámbito de reaseguros. Fue un aumento abrupto que atenta contra las empresas nacionales. Habría que replantearse esa idea de que el reaseguro internacional es el único que puede responder a las necesidades del mercado.

Share Button