Crece el riesgo de ciberataques

Las aseguradoras exploran un nuevo mercado ante los mayores riesgos informáticos.

 

Durante la cuarentena amplios sectores laborales tuvieron que adoptar inesperadamente el trabajo remoto y eso representa un mayor riesgo de ciberataques. Básicamente porque las computadoras hogareñas no suelen estar acostumbradas a los elevados niveles de seguridad que tienen las compañías. Ante esta situación las aseguradoras tienen un nicho de mercado que podrían satisfacer con coberturas para resguardar a sus clientes.

 

Datos sobre los riesgos

La Asociación Argentina de Lucha Contra el Cibercrimen (AALCC) presentó informes sobre el impacto que generó la pandemia en las diversas modalidades delictivas. Allí se remarca que en el primer semestre los fraudes crecieron un 72% con relación al mismo período del año anterior. 

Y en el período que va desde el 20 de marzo hasta el 1° de julio los mayores delitos informáticos fueron los fraudes, la extorsión online, el phishing. El crecimiento de la extorsión online fue de un 20,42%, el phishing de un 16,53% y los fraudes crecieron un 14,89%. 

También Google informó que, a escala global, desde que comenzó la pandemia creció la circulación de correos electrónicos que encubren mecanismos para acceder sin permiso a los dispositivos que los abren.

 

El eslabón más débil

Uno de los objetivos más vulnerables sigue siendo el usuario del sistema informático. De este modo lo destacó Javier Weinmeister, coordinador de Tecnología de la Información de Río Uruguay Seguros: “El interés y la preocupación que hay de la gente con respecto al virus fueron utilizados, a través de la ingeniería social, para llegar con aplicaciones móviles falsas y que, en realidad, son instrumentos para robar información y credenciales que permiten acceder a archivos confidenciales, datos bancarios, tarjetas de crédito o ingresar a la red corporativa de las empresas para las que las personas trabajan”.

Para Weinmeister, el problema más grande es que “si la computadora de la persona es vulnerable, se puede ingresar a la red corporativa y, de ahí, acceder a otros equipos igualmente vulnerables muchas veces por errores del software”. 

 

Nuevos productos

Una de las pocas compañías de Argentina que ofrece coberturas contra cibercrímenes es Sura. Y durante la cuarentena confirmó que la demanda de este tipo de pólizas creció un 200%.

Juan Ramallo, gerente de Líneas Comerciales y Segmento Corporativo, explicó su importancia: “En algunos casos el 100% de los trabajadores están realizando teletrabajo y esto puede representar un entorno propicio para el crecimiento del intento de robo de datos a empresas”.

También Javier Chistik, territory account manager de Forcepoint para Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, coincidió en el análisis: “Lamentablemente no todas las empresas estaban preparadas para esta modalidad, y salieron a implementar teletrabajo focalizándose en la tecnología y no en la seguridad asociada”.

Y mencionó la experiencia que se dio en Chile con este tipo de productos: “Por ejemplo, se ofrecen seguros de compra por Internet protegida. Este seguro tiene más consultas en esta época donde la compra online es prácticamente la única posibilidad de comprar en grandes tiendas y está creciendo la cantidad de estafas por derivación a sitios fraudulentos”.

Por su parte Marcelo Granillo, coordinador del Área Técnica y Suscripción de Río Uruguay Seguros, comentó sobre los planes de la compañía: “Desde el año pasado hemos estado analizando el problema y tenemos colaboradores que ya están trabajando concretamente en la elaboración de una cobertura que tenemos planificado lanzar el año que viene”. La idea de la aseguradora es iniciar con empresas donde, por ahora, la compañía observa una mayor conciencia del riesgo.

Share Button