Crece la financiación para proyectos de triple impacto

Bancos y aseguradoras se involucran en el apoyo y la asistencia a empresas con impacto económico, social y ambiental.

La sustentabilidad es un valor que gana terreno en la estrategia de las empresas. Por esa razón, los bancos y las aseguradoras dieron un paso adelante para apuntalar proyectos con impacto económico, social y ambiental.

Casos de bancos

Uno de los casos bancarios es el del Galicia, que renovó la Línea + B. Esta línea es un plan de financiamiento a tasas más bajas para pymes de triple impacto. La iniciativa está destinada a empresas B que cuenten con certificado Mipyme (excepto las que tengan un acopio de trigo o soja).

El monto máximo de financiación por proyecto es de 5 millones de pesos. Puede tomarse para capital de trabajo, a una tasa nominal anual (TNA) de 30% por un período de 12 meses.

Otro de los bancos con financiación para proyectos de triple impacto es el BBVA. Recientemente financió a la compañía de biotecnología Biosidus, certificada como sostenible en la categoría social. Consistió en una línea de prefinanciación por 550.000 dólares destinada a un proyecto para la exportación de productos biosimilares a Paraguay para el tratamiento de pacientes con anemia.

“Nos enorgullece apoyar a una compañía argentina que tiene un sólido compromiso con la salud y la ciencia, y que a su vez trabaja alineada a nuestra estrategia de contribuir en la transición hacia un mundo más sostenible y más inclusivo”, comentó Hernán Carboni, director de Relaciones Institucionales de BBVA en Argentina.

A su vez, sostuvo que la financiación sostenible es “una poderosa herramienta para aumentar la responsabilidad corporativa”.

También otorgó un crédito social de 70 millones de pesos a Laboratorios Temis Lostaló y colocó el primer bono verde en Argentina de Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR), en una emisión total de 50 millones de pesos.

Al mismo tiempo, certificó una línea de crédito verde de 290 millones de pesos a la Unión Transitoria de Empresas, liderada por el grupo We Build y concedió a Medicus un préstamo de 52 millones de pesos para la compra de insumos y equipamiento para combatir la pandemia de COVID-19.

Casos de aseguradoras

Las aseguradoras también tomaron un rol activo en el campo de las finanzas sostenibles.

Por ejemplo, San Cristóbal junto con la Asociación Civil Sumatoria crearon el fondo SIGMA que ya puso a disposición más de 30 millones de pesos para financiar organizaciones y empresas de triple impacto.

“Es un fondo que conecta a grandes inversores con empresas e instituciones, siempre alineados a los objetivos de desarrollo sostenible. Nació en 2019 y es el primer fondo de impacto social, ambiental y cultural de Argentina”, aseguró María Martha Nadeo, gerente general de San Cristóbal Caja Mutual.

La meta de esta acción conjunta es impulsar el desarrollo de las finanzas en áreas como economía social y circular, infraestructura sociourbana, negocios inclusivos, energías renovables, agricultura sostenible, productos orgánicos, educación, industrias creativas y patrimonio cultural.

Matías Kelly, fundador y director de Sumatoria, acotó que “esta alianza se basa en lo que mejor hace cada una de las partes: San Cristóbal Caja Mutual tiene los recursos y competencias económicas, mientras que Sumatoria es una ONG con amplio conocimiento para vehiculizar las inversiones de triple impacto”.

Los créditos que se otorgan a través del fondo son de un monto promedio de 5 millones de pesos, con un plazo de hasta 36 meses según el caso, con tasa Badlar más 15 puntos y una comisión de 2%.

Kelly explicó que el objetivo es “transformar e inspirar el impacto positivo en la sociedad a nivel federal, ofrecer recursos y crear instrumentos de financiamiento”.