Crédito digital: las fintechs se suben a la pelea

Cada vez más compañías se suman al mercado de préstamos online. Apuntan a un segmento poco atendido por los bancos tradicionales.

La enorme población subbancarizada en la Argentina es, en parte, la explicación de por qué las fintechs crecen a pasos agigantados en el país. La posibilidad de acceder a una tarjeta prepaga, de débito, crédito, billeteras virtuales y tomar deuda es clave para las personas desatentidas por el sistema financiero tradicional.

Este escenario, sumado a una crisis económica profundizada por la pandemia, aceleró la demanda de crédito digital frente a los que ofrecen las entidades bancarias. Según un estudio realizado por Equifax, junto con la Cámara Argentina de Fintech, el producto más solicitado por las personas en el último año fueron, justamente, los préstamos.

La demanda en 2020

Según Juan Pablo Bruzzo, CEO de Moni, en el último año se identificaron dos momentos muy marcados en cuanto a la evolución de la demanda. El primero se dio cuando, debido al brote de coronavirus y el inicio de la cuarentena, la creación de nuevos créditos bajó por la crisis y la consecuente caída del consumo. “Sin embargo, durante el segundo semestre la situación se fue recuperando lentamente, y 2020 cerró con valores cercanos a los de 2019”, sintetizó.

¿Para qué se utilizan? Según el ejecutivo, uno de los principales drivers para este tipo de préstamo online de corto plazo es el consumo, como la compra de indumentaria, “darse un gusto” o hacer un viaje.

Sobre la competitividad de las tasas de interés frente a los bancos tradicionales, Bruzzo mencionó: “Desgraciadamente, las tasas están atadas a la inflación, que sigue siendo muy alta y eso no permite mucho margen de maniobra para poder tener tasas de un dígito como en las economías estables, y que eso permita un crecimiento exponencial del crédito, algo que genera un efecto dinamizador de la economía y el consumo”.

Los perfiles

El estudio de Equifax y la Cámara Argentina de Fintech destaca que los tomadores de créditos online son personas sin historial –el 58,7% de los casos analizados– y clientes que tuvieron algún incumplimiento mayor a 30 días en los últimos 60 meses –con el 85,2%–. En el caso de aquellos sin historial, el perfil apunta a generaciones jóvenes, como la Z y los millennials –personas de entre 18 y 45 años–. En tanto, los que tenían incumplimiento son de entre 25 a 55 años.

En lo que hace a la ubicación geográfica, los tomadores se centran en la provincia de Buenos Aires, con casi un 30% del universo considerado. En muchos de estos casos la inclusión financiera es clave para captar a los clientes.

“Cuando las personas que fueron incluidas por primera vez, o reincluidas al sistema financiero por una fintech, salen en búsqueda de un segundo producto crediticio, las fintechs son las grandes protagonistas”, explicó Luciano Bernardoni, gerente comercial de Equifax para los segmentos Fintech, Retail y Crédito al Consumo.

En Moni, por caso, la cartera de clientes –con más de 1.200.000 préstamos otorgados– está conformada en un 54% por mujeres y un 46% de hombres. Cerca del 80% son empleados en relación de dependencia y, en promedio, tienen un salario de 45.000 pesos mensuales.