Las criptomonedas en medio de la crisis del coronavirus

Los mercados cayeron como consecuencia de la pandemia de coronavirus y las criptomonedas también.

 

Este artículo fue elaborado por Nora Palladino, community manager southern cone de Bitso.

 

Durante las primeras semanas de marzo, ante la crisis del coronavirus Covid-19, los mercados de criptoactivos se enfrentaron a una volatilidad que replicó los desplomes de las principales bolsas del mundo.

Desde que comenzó la pandemia, los principales índices bursátiles de todo el globo sufrieron una caída sólo comparable con la crisis financiera de 2008 y están 25% por debajo de los máximos históricos que alcanzaron a mitad de febrero.

El bitcoin nació en el ámbito de esa crisis del 2008. Y fue con la intención de convertirse en una alternativa descentralizada a las economías tradicionales. Ahora bien, entre ese año y la actualidad, el bitcoin se consolidó como un activo de valor y una vía alternativa de inversión que generó toda una industria: la industria cripto. 

Al consolidarse como el principal activo del segmento de monedas digitales es lógico que, a través de los años, haya recibido la confianza de muchos inversores, entre ellos institucionales y tradicionales, lo cual lo convirtió en un activo cada vez más importante e hizo subir su valor de mercado. 

Pero como sucede en tiempos de volatilidad del mercado, algunos inversores que tienden a alejarse de cualquier tipo de riesgo. Y esto también afecta a las criptomonedas. Incluso el eterno resguardo de valor (el oro), registró caídas en medio de esta crisis, luego de tocar picos históricos.

 

Criptomonedas como reserva de valor

 

En esta situación también hay oportunidades. Ahora es un momento para pensar, por ejemplo, en las stablecoins, un tipo de monedas digitales que tiene su valor asociado a otro activo, como puede ser el oro o una moneda fiduciaria, por ejemplo, el dólar estadounidense o el euro. Y esto puede resultar provechoso para inversores que buscan resguardar sus activos y reducir el riesgo. Precisamente para ellos es importante saber que existen alternativas conservadoras en el mundo cripto. 

A este tipo de criptomonedas también se las conoce como tokens. Una de ellas, llamada $TUSD, puede encontrarse en la plataforma de criptoactivos Bitso. El resguardo de valor de este tipo de token funciona de la siguiente manera: por cada $TUSD hay un dólar americano en una cuenta que se controla semanalmente mediante auditores independientes. Aquí los usuarios con $TUSD y una cuenta de banco en Estados Unidos podrían cambiar sus criptomonedas por dólares americanos y depositarlos a un costo de 0,10% de la operación.

Otra opción importante de stablecoins son las que no están asociadas a ninguna moneda física, sino que están controladas mediante algoritmos para mantener un precio estable. Este tipo de criptomonedas tienen como principal característica su valor constante, ya que no cambia a través del tiempo. Esto, en una eventual caída del mercado, puede brindar soporte para evitar pérdidas.

Como toda inversión en cripto, es importante que el inversor entienda la moneda en la que está invirtiendo y comprenda el trasfondo y las credenciales de cada proyecto. Así como la información es la clave para mantenernos sanos, también lo es para mantener en buen término nuestra cartera de inversiones.

Share Button