DEBIN preaprobado – ICBC

DEBIN preaprobado

Estamos abocados a la mejora de este producto cuya disponibilidad es obligatoria porque surgió como resultado de una regulación del Banco Central (BCRA). Permite la transferencia inmediata de dinero a una empresa de parte de un cliente individual u otra empresa. La característica especial es que es el vendedor el que emite la solicitud de pago mientras que el debitante es quien la autoriza. Es una forma de pago como una transferencia pero en sentido inverso. Lo importante es que es un producto online y la transferencia se acredita en el momento en el que la persona o empresa autoriza el débito en su cuenta.

Si bien en la Argentina surgió en septiembre de 2017, es el resultado de una tendencia internacional que en el mundo se conoce como request to pay. Es un esquema de cobranzas que ya se usa en mercados como Inglaterra, el resto de Europa y Estados Unidos. Las ventajas son que se trata de un esquema digital y que es de alcance sistémico. No está cerrado a un determinado número de bancos sino que pueden realizarse operaciones entre bancos. Todos los bancos estamos en el sistema para aprobar o generar DEBIN y es real time.

En septiembre había salido el DEBIN Spot. En ese sistema quien genera el DEBIN tiene que esperar que el debitado apruebe cada transacción. El DEBIN Preaprobado, que implementamos desde el 15 de mayo, es la segunda fase de esta iniciativa, regulada por la comunicación “A” 6423 del BCRA. La nueva opción otorga más agilidad a la operatoria. Quien tiene que recaudar, por primera y única vez, puede solicitarlo al que tiene que pagar un monto mensual. Puede ser, por ejemplo, una compañía de seguros que tiene que cobrar todos los meses la cuota del seguro del auto. Si le das el ok ese DEBIN se va a renovar todos los meses con una aprobación automática.

El preaprobado se puede generar entre una empresa y otra empresa o individuo, pero no entre individuos. Es la diferencia con el Spot, que puede realizarse de cualquier forma.

Tiene un valor agregado con relación al débito automático, que es la autorización previa y expresa del debitado al inicio del contrato entre las partes. El vínculo que se establece es hasta que el debitado decida darse de baja en cualquier momento. Si la empresa tiene que cambiar la cuota genera una nueva solicitud que, cuando se aprueba, pisa la anterior.

Para el banco, es una oportunidad de ofrecer una excelente alternativa, tanto de recaudación como de pago digital, que permite que la compañía tenga los fondos en forma inmediata reemplazando cada vez más el pago en efectivo. Ofrecemos este producto a nuestros clientes como alternativa a otros mecanismos que son más caros o en efectivo, que involucra más costos.

Se trata de una modalidad y un producto de desarrollo lento porque, como el generador debe hacer los pagos uno por uno, no es muy práctico. Por eso, siguiendo nuestra estrategia de open banking, vimos la opción de agregarle valor al servicio para nuestros clientes y facilitar la experiencia del usuario. Para eso, desarrollamos una app para los clientes generadores de DEBIN. Se conectan con el banco a través del sistema interno haciendo que el proceso de generación de DEBIN sea automático y se conecte con su propia cadena de valor.

Somos sólo dos bancos que tenemos esta herramienta. Cuando esto evolucione y se suban más bancos a esta ola, habrá más compañías interesadas. Está muy impulsado por el BCRA, que promueve jornadas semanales para mejorar y desarrollar el producto con más alternativas y valor agregado para los usuarios.

Entrevista realizada a: Valeria Nagel, responsable de Product Management

 

Share Button