Desaceleró del crecimiento de dinero electrónico

A pesar de estar en altos niveles históricos, el uso de dinero electrónico cayó durante el fin de 2020.

El uso del dinero electrónico volvió a bajar en noviembre, según el informe UDE Link. Tras haberse registrado un récord de 37,7 millones de usuarios en septiembre, cayó a 36,2 millones. En tanto, a cantidad de transacciones se desaceleró desde un pico de 570 millones a 485 millones. A pesar de la caída, se mantiene en altos niveles históricos.

En comparación con noviembre de 2019 cuando se había observado los niveles más bajos de la serie, tanto la cantidad de usuarios como de transacciones mantuvieron incrementos de 16,6% y 16,8%, respectivamente. Y el índice de uso de dinero electrónico en valores reales aumentó 18,2%, pero muy por debajo de la suba del 45,6% que acumuló el total de dinero transaccional.

En parte se explica por la caída de la velocidad de circulación del dinero a raíz de la cuarentena, primero, y del distanciamiento preventivo, después, con una economía que comienza a recuperarse a ritmo lento. Asimismo, se acumuló dinero transaccional en las cuentas bancarias.

Causas

De octubre a noviembre, la banca digital acusó una caída, en parte, por estacionalidad. En igual mes de 2019 también los distintos canales también reflejaron menos actividad. Sin embargo, los niveles transaccionales siguieron muy por arriba a los del año anterior: 29% más en home banking, 36% en mobile home banking y 19% para Link Celular.

Del mismo modo, si bien disminuyó la cantidad de usuarios de los canales electrónicos en noviembre, en todos los casos se observó un comportamiento muy dinámico en comparación con los registros previos a la crisis sanitaria. Incluso, se observó un leve aumento del uso de los cajeros automáticos, pese a la disminución de la circulación de las personas.

En el acumulado de los primeros once meses de 2020 en comparación con similar tramo de 2019, se observaron aumentos de los usuarios en todos los canales, con un total general que se expandió 11,8%. En el caso de ATM subió un 6%, en home banking un 22%, y en mobile banking un 31,9%.

Ese comportamiento se manifestó también en la cantidad de transacciones monetarias por cliente. Si bien descendió 3% en el mes a poco más de 93 millones, mantuvo un crecimiento de 43,7% desde el inicio de la cuarentena y 50,8% en un año. En todos los casos se acumularon notorios avances, con la excepción de mobile pos que acusó un leve retroceso.

Todos los segmentos del mercado, con sus múltiples opciones mantuvieron altos niveles de usuarios y transacciones.

Share Button