Digitalización de la medicina

Por Sebastián Fiks, gerente comercial Omint prepaga y Omint Assistance

Para adaptarse a la nueva realidad marcada por la pandemia el grupo apuesta a la digitalización. Planes de salud prepagos y ampliación de las consultas de telemedicina son algunas de las medidas implementadas.

El escenario no es propicio para desarrollar nuevos productos, por eso los esfuerzos están orientados a fidelizar la cartera. Y un parte esencial de esa tarea es la de facilitar el acceso a los servicios, por eso incrementamos nuestro modelo de telemedicina.

Antes de la pandemia el Médico Online de la compañía atendía, en promedio, cerca de 800 consultas mensuales y hoy registra entre 3.000 y 4.000. También se incrementó la plantilla de médicos de 20 a 60 que atienden pediatría, dermatología, odontología y clínica.

Nuestro servicio de telemedicina tiene un desarrollo muy importante. En este momento donde la consulta presencial es compleja, permitir a nuestros socios acceder a un médico especialista por videoconferencia es una solución y un beneficio muy importante, por eso le pusimos mucho foco.

Si bien el servicio de momento es sólo accesible a los socios de la prepaga, estamos estudiando la posibilidad de hacerlo extensivo también a los beneficiarios de Omint ART y Omint Seguros.

Qué esperar

La pandemia también generó conciencia sobre el valor de las prestaciones. La gente se está fijando más en cuanto gasta, por la realidad económica que nos está tocando vivir, y los clientes van a buscar alternativas que les resulten convenientes y se ajusten a su contexto. Las compañías de servicios nos vamos a tener que adaptar a esta situación y ofrecer productos acordes a las necesidades de la gente.

En este sentido, el mercado en el próximo año y medio no va a tener un gran crecimiento, sino que probablemente tenga una disminución tanto en prepago como en seguros. De modo que el mercado va a tener que buscar alternativas de planes y pólizas para llegar a los clientes.

Este será uno de los temas a tener en cuenta porque la situación económica nos va a impactar a todos y la gente no va a dejar de asegurarse, ni de tener prepaga. Va ser muy importante, entonces, encontrar productos accesibles para todas las necesidades porque seguramente habrá una migración a planes alternativos. En esa línea, dentro de la prepaga diseñamos planes pospagos que permiten a los asociados reducir su plan de salud entre un 20% y 30%.

Ahora, para el mundo que viene creo que se va a optimizar, y valorar todavía más, el tiempo que se destina a los encuentros, tanto laborales como personales. Vamos a ser mucho más conscientes y la calidad de las relaciones presenciales va a ser más importante y valorada. Además, va a cambiar la perspectiva de la vida familiar.

Share Button