Ecosistema cripto y el nuevo impuesto al cheque

Para el sector, este impuesto repercutirá negativamente en las operaciones del mercado formal deja la puerta abierta para la regulación.

La aplicación del nuevo impuesto al cheque para operaciones que involucren movimientos con criptomonedas sorprendió al ecosistema fintech local. La medida inesperada, aún no ha sido reglamentada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). La decisión afecta en forma directa al fondeo de cuentas bancarias exchanges que las empresas usan para que sus clientes puedan operar.

Para la industria, la alícuota del 0,6% que pesará sobre los cambios de manos de fondos vinculados a monedas digitales es un desincentivo a las transacciones en blanco. De esta manera, se espera que crezca el mercado paralelo y el uso de alternativas peer-to-peer (P2P) que no pasan por cuentas bancarias y quedan fuera del radar del organismo recaudador.

“Muchos usuarios que buscan resguardarse de la devaluación del peso argentino y se manejan con fintech nacionales migrarán a casas de cambio del exterior u operarán persona a persona (P2P) para saltear el tributo. En consecuencia, se perjudicará el fisco”, declaró Sebastián Domínguez, contador público de SDC Asesores Tributarios.

La voz de la cámara sectorial

Para la Cámara Argentina de Fintech, la noticia fue inesperada, teniendo en cuenta “el intenso trabajo en conjunto que la institución y los organismos públicos están desarrollando en el marco de iniciativas regulatorias, como Transferencias 3.0”.

De acuerdo a la entidad, la medida afectará a una actividad que “se encuentra en pleno desarrollo y que aporta crecimiento, innovación, inclusión, y creación de empleo”. Anticipó que “el Estado perderá visibilidad sobre las transacciones”.

Afirmaron en un comunicado: “Queremos continuar trabajando junto al Gobierno, mediante un diálogo que nos permita resolver los interrogantes, y generar las condiciones necesarias para un sector que podría representar oportunidades estratégicas para el país en un futuro cercano”.

La postura de los exchanges

En Ripio aclararon que “este nuevo decreto no limita la compra y venta de criptoactivos en el país a través de plataformas que operan en regla llevando adelante procedimientos de cumplimiento desde el inicio de las operaciones”.

Alejandro Rothamel, director de Legales de la empresa, comentó: “No hay una ley sobre criptomonedas en la Argentina. En su función de vigilancia de los sistemas de pago y valores que operan en el país, este año el Banco Central solicitó información a los bancos que prestan servicio a las plataformas, lo que indica que la entidad está evaluando una futura regulación, al igual que sus contrapartes en otros países, pero hasta el momento no trascendió más información al respecto”.

En Buenbit están evaluando el alcance de la medida. Aseguraron que priorizarán el cuidado de los usuarios. “Todavía no se reglamentó la norma, no podemos precisar a ciencia cierta cuál será el impacto”, comentaron.

Desde Lemon señalaron que el equipo de impuestos también se encuentra estudiando el tema. “El decreto llegó de sorpresa, no era algo que se estuviera barajando. Por eso es necesario que haya una regulación, para darle más seguridad a los usuarios y tener reglas claras y previsibles”, expresaron.